Público
Público

Los Técnicos de Hacienda temen que Montoro avise a los españoles que 'escondieron' 8.000 millones en Suiza

Gestha alerta de que la Agencia podría dar un margen a los españoles que figuran en la 'lista de Renania', "para que reaccionen" y presenten declaraciones complementarias. El Ministerio de Finanzas del länder alemán explica a 'Público' las claves de la investigación.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 10

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante la clausura del segundo foro anual 'Spain Summit', organizado por Financial Times. EFE

@Alopezdemiguel

MADRID.- Hacienda tiene nombres, cuentas y otros datos de los españoles que figuran en la lista de Renania, y que entre 2006 y 2008 escondieron cerca de 8.000 millones de euros en Suiza; pero si no apura los tiempos o si les anticipa sus movimientos antes de empezar a investigar podría estar extendiendo una alfombra roja para quienes evitaron declarar sus fortunas.

"Es posible que se les haya dado un periodo para que reaccionen, vistos los antecedentes", advierte a Público el secretario general del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, que teme que la Agencia Tributaria pueda alertar a quienes figuran en esa lista, de forma parecida a como acostumbran a hacer los bancos con sus clientes cuando descubren que están siendo investigados.

Gestha: "Es posible que se les haya dado un periodo para que reaccionen, vistos los antecedentes. Lo ideal sería abrir una inspección"

Mollinedo relata que esto les permitiría presentar declaraciones complementarias y ahorrarse una cantidad importante por regularizar su patrimonio, algo que no estaría en su mano si el organismo integrado en el Ministerio que todavía dirige en funciones Cristóbal Montoro abriera una inspección por cada uno de los nombres de personas y empresas que en 2006 almacenaban en cuentas bancarias en el país alpino 8.707 millones de euros, cifra que descendió hasta los 6.609 millones de euros sólo dos años después. "Lo ideal sería abrir una inspección que les impidiera librarse de sanciones", apunta el secretario general de Gestha.

Entre los antecedentes a los que hace referencia, Mollinedo destaca el caso del banco LGT de Liechtenstein en 2008, y el de la lista Falciani, en 2010. En relación al primero, critica que tras conocerse los nombres, durante los primeros cuatro meses, "sólo se hizo una investigación", por lo que los afectados pudieron presentar declaraciones complementarias, eludiendo incluso posibles penas de varios años de cárcel.

Por su parte, la lista lograda por el informático ítalo-francés Hervé Falciani ponía nombre a 659 grandes defraudadores españoles, pero cuando la tuvo en su poder Hacienda no actuó de forma inmediata -algo que en 2015 ya le granjeó una querella de Gestha-. En su lugar, la Agencia alertó a los infractores cuyos casos no habían prescrito y les invitó a presentar complementarias en un plazo de 10 días para tributar por el dinero que habían ocultado en el HSBC suizo. Esto supuso una segunda oportunidad para los evasores, entre ellos varios miembros de la familia Botín, que sumaron declaraciones complementarias por valor de 200 millones de euros.

El miércoles, este diario informó de la existencia de este nuevo listado, que ya está siendo analizada por la Agencia Tributaria. Sin embargo, Mollinedo asegura que no puede dar detalles sobre quiénes trabajan en la lista de Renania o en qué día comenzaron a estudiarla. "No sabemos que haya habido ninguna actuación", afirma.

Delitos fiscales "imprescriptibles"

Además de la amnistía fiscal decretada por el Gobierno del PP en 2012, un año después entró en vigor una normativa que obligaba a todos los residentes en España a declarar sus bienes en el extranjero (cuentas, inmuebles, valores, seguros, etc) a través del modelo 720. 

Teniendo en cuenta que la lista de Renania hace mención a los años 2006 y 2008, Mollinedo explica que las posibles infracciones ya habrían prescrito en 2016, salvo que quienes no declararon sus bienes en estas fechas tampoco lo hicieran en 2013, si entonces seguían escondiendo dinero en el extranjero. "Entonces se consideraría imprescriptible", apunta.

El secretario general de Gestha insiste en que la publicación de este tipo de listas debería contribuir a desplazar el foco de atención que a su juicio Hacienda se empeña en colocar sobre los autónomos, para situarlo sobre las grandes fortunas, expertas en hacer piruetas para esquivar al fisco que ven aumentar su temor a ser descubiertas cuando se publican este tipo de documentos. "En una década se han recibido tres grandes listas, cuatro si contamos los papeles de Panamá", apostilla Mollinedo.

Alemania recupera 6.000 millones con la investigación

La investigación que se ha visto plasmada en el envío de listas de ciudadanos con cuentas en Suiza a todos los países europeos se remonta a la primavera de 2010, tal y como explican a Público fuentes del Ministerio de Finanzas del estado de Renania del Norte-Westfalia, en Alemania.

Los distintos documentos remitidos a 24 países europeos por parte del Gobierno federal la semana pasada son el fruto de la investigación del Ministerio de este länder, uno de los 16 estados federados germanos. Francia, Italia y Grecia recibieron con anterioridad sus respectivos listados, mientras que en Alemania la información ya ha permitido recabar 6.000 millones en impuestos, de los que 2.100 millones vienen directamente de ciudadanos residentes en Renania del Norte-Westfalia.

Como avanzaba este diario el miércoles, los 17 cedés comprados progresivamente por 17,9 millones de euros, y financiados entre distintos länders y el Ejecutivo federal, son parte de la base de una extensa investigación en la que han recopilado datos de defraudadores fiscales y posteriormente de entidades bancarias. Bancos como el HSBC o Credit Suisse han tenido que abonar millonarias sanciones (de 300 y de 150 millones de euros, respectivamente) tras destaparse los resultados de esta investigación, en la que el Ministerio de Finanzas regional ha manejado miles de datos bancarios pertenecientes a cuentas de ciudadanos y empresas.

Desde el länder alemán reconocen también que, mientras otros Gobiernos europeos sí han reaccionado tras acceder al listado, no les consta que haya habido ningún tipo de respuesta por parte del Ejecutivo en funciones de Rajoy hasta la fecha. El mismo Ejecutivo en funciones que hace apenas una semana asistía impasible a la dimisión del ministro de Industria, José Manuel Soria, por su vinculación con los papeles de Panamá; y que en 2012 extendía una alfombra roja en forma de amnistía fiscal a quienes hasta entonces habían eludido el pago de impuestos. El Gobierno en funciones que se rebela contra el control del nuevo Congreso, y que por tanto difícilmente responderá a sus preguntas sobre la lista de Renania antes de que se disuelvan las cortes, dentro de poco más de 10 días.