Público
Público

Tercer intento: Felipe VI emprende el sábado la visita a Arabia Saudí suspendida en dos ocasiones

Los partidos políticos de la oposición criticaran que el jefe del Estado visite un país que vive "bajo una dictadura que no respeta los Derechos Humanos". 

Tercer intento: Felipe VI emprende el sábado la visita a Arabia Saudí suspendida en dos ocasiones. EFE

PÚBLICO / EFE

MADRID.- El rey Felipe VI iniciará el próximo día 14 en Riad la visita oficial a Arabia Saudí.
Se trata del primer viaje oficial al exterior en 2017 del jefe del Estado.

Es la tercera ocasión en la que el rey planifica este viaje, tras dos intentos en los que tuvo que ser aplazado. El primero, previsto para principios del año pasado, fue aplazado ante la inestabilidad política y a la espera de la formación de un nuevo Gobierno; y el segundo, por la muerte del hermano del rey de Arabia horas antes a la salida del vuelo, cuya agenda se centraba en actividades de diálogo institucional y defensa de proyectos económicos españoles.

Los grupos políticos de la oposición criticaron en noviembre la visita del rey a Arabia Saudí. ERC, PDECat y Podemos consideraron "tremendamente cuestionable a nivel democrático" que el rey planeara un viaje para visitar un país que vive bajo una dictadura que no respeta los Derechos Humanos.

Con este viaje se abre un año en el que don Felipe y la reina Letizia pretenden reforzar su agenda internacional, una vez encauzada la situación política tras un 2016 en el que la actividad institucional se vio afectada por la interinidad del Gobierno.

Al igual que estaba previsto en noviembre, los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, y de Fomento, Íñigo de la Serna, acompañarán a don Felipe en este viaje, según ha confirmado este lunes la Oficina de Información Diplomática (OID).

"A invitación de su majestad el rey Salman bin Abdelaziz al Saud, Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas del Islam, su majestad el rey realizará un viaje oficial a Arabia Saludí del 14 al 16 de enero próximos", señala el comunicado de Exteriores.

El viaje del rey supone una importante oportunidad para abrir la interlocución bilateral con el rey Salmán y sus herederos, así como para favorecer intereses económicos españoles en diversos sectores.

A falta de conocer el programa definitivo, la agenda de la frustrada visita de hace dos meses incluía reuniones no sólo con el rey Salmán, sino también con el príncipe heredero, su sobrino Mohamed bin Nayef, y con el segundo sucesor, su hijo Mohamed bin Salmán, que ejerce importantes responsabilidades políticas y también económicas.

Asimismo, don Felipe tenía previsto asistir a una presentación de los proyectos saudíes en el sector de energías renovables abiertos a la inversión extranjera y presidir un encuentro empresarial en el que iba a participar cerca de una quincena de directivos de compañías llegados a Riad desde España expresamente para la ocasión.

Además de abordar el estado del proyecto del AVE Medina-La Meca y las negociaciones para la venta de cinco corbetas de Navantia, la visita iba a permitir explorar perspectivas de negocio en sectores como infraestructuras, ingeniería, telecomunicaciones y energías renovables, en los que compañías españolas optan a aprovechar las oportunidades del plan de diversificación económica Visión 2030.

Más noticias de Internacional