Público
Público

Trump propone dar un bonus económico a los profesores que acepten llevar armas

"Quiero que mis escuelas estén protegidas igual que quiero que mis bancos estén protegidos", asegura el magnate.

El presidente de EEUU, Donald Trump. - REUTERS

PÚBLICO / EFE

Donald Trump ha ido más allá en su propuesta de armar a profesores en las escuelas para evitar matanzas como la de la semana pasada en un instituto del sur de Florida. El presidente de Estados Unidos sugiere recompensar con un "bonus" económico a los docentes que accedan a ir armados.

El magnate ha subrayado que no se refiere necesariamente sólo a maestros, sino también a otros profesionales que trabajan en centros educativos y que "entiendan bien cómo funcionan las armas". "Creo que no habrá estos tiroteos si la gente sabe que hay gente en el edificio con una pistola. Porque esta gente (los atacantes) son cobardes. No van a entrar en una escuela si el 20 % de los maestros tienen armas. Aunque puede ser el 10 %, o el 40 %", expuso Trump.

El mandatario también dijo que este personal deberían estar sometidos a un "entrenamiento riguroso" para disuadir a los "asesinos" de entrar en las escuelas "como si fueran a comprar helado". "Quiero que mis escuelas estén protegidas igual que quiero que mis bancos estén protegidos", afirmó. La idea de armar a los profesores ha generado polémica en el país, y el miércoles suscitó el rechazo de la principal agrupación política de educadores, la Asociación Nacional de Educación (NEA), que afirmó que los maestros "deben centrarse en enseñar".

Con sus últimas declaraciones, Trump pretende evitar "ir en contra" de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA). El magnate también propuso aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para comprar legalmente un fusil semiautomático bajo la ley federal de Estados Unidos, dado que el autor del tiroteo de la semana pasada en Parkland tiene 19 y perpetró el ataque con un arma de asalto AR-15 que él mismo había adquirido.

La NRA se opuso a la iniciativa de aumentar esa edad mínima, lo que obligó a Trump a responder a la pregunta de si se propone desafiar a ese grupo de presión que aportó unos 30 millones de dólares a su campaña electoral en 2016. "No creo que vaya a ir contra ella. Realmente creo que la NRA quiere hacer lo correcto. Tienen una gran relación conmigo, y yo con ellos, y son grandes personas. Aman este país, son patriotas. La NRA quiere hacer lo correcto", dijo Trump al ser preguntado por el tema en una reunión sobre seguridad en las escuelas.

Trump, que el año pasado prometió a la NRA que tendrían "un gran amigo en la Casa Blanca", ha estado en contacto con representantes de la organización desde el fin de semana. En un tuit, Trump subrayó hoy que "mucha gente" en EE.UU. no entiende que en la NRA hay "grandes patriotas", y pronosticó que ese grupo "hará lo correcto" en el debate sobre las armas.

Por otro lado, el presidente también sugirió mejorar la base de datos federales sobre antecedentes criminales de posibles compradores de armas, y ordenó a su Gobierno prohibir unos dispositivos que permiten convertir los rifles semiautomáticos en armas de disparo automático, un tipo de armamento que está prohibido en EEUU. Sin embargo, la Casa Blanca cerró la puerta a la posibilidad de vetar los rifles semiautomáticos como el AR-15 que se usó en el tiroteo de Florida, una iniciativa a la que se opone frontalmente la NRA.

Más noticias de Internacional