Público
Público

Tsipras: "Este es un Gobierno de salvación social; no tenemos derecho a equivocarnos"

A la entrada de su primer Consejo de ministros, el nuevo mandatario establece las prioridades de su nuevo Gobierno: Renegociar deuda, luchar contra la evasión fiscal y el paro.

Publicidad
Media: 3.42
Votos: 12
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, a su llegada a la primera reunión del consejo de ministros. REUTERS/Alkis Konstantinidis
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, conversa con el viceprimer ministro, Yannis Dragasakis, al comienzo del primer consejo de ministros del nuevo Ejecutivo heleno. REUTERS/Marko Djurica
El ministro de Finanzas greigo, Yanis Varufakis, en la primera reunión del gabinete heleno. REUTERS/Alkis Konstantinidis
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, entre el viceprimer ministro, Yannis Dragasakis (i), y el ministro de Interior y de Reconstrucción Administrativa, Nikos Voutsis (d), en la primera reunión del nuevo gabiente heleno. REUTERS/Alkis Konstantinidis
Primera reunión del nuevo Gobierno griego presidido por Alexis Tsipras, tras las elecciones del pasado domingo que dieron la victoria a Syriza. REUTERS/Marko Djurica
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, posa con todos sus ministros, viceministros y secretarios de Estado, en la puerta del Parlamento, tras la primera reunión del gabinete. REUTERS/Alkis Konstantinidis

ATENAS.-  "Este Gobierno es el primero de una nueva era. Es un Gobierno de salvación social; no tenemos derecho a cometer errores". En sus primeras declaraciones desde su triunfo electoral del domingo, el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, estableció este miércoles las prioridades del nuevo Gobierno: renegociar deuda, luchar contra la evasión fiscal y reducir el paro.

Tsipras tiene una hoja de ruta y sabe cómo seguirla: "Tenemos un plan griego para hacer reformas sin incurrir en déficit, pero sin las obligaciones asfixiantes, de los últimos años", afirmó a la entrada de su primer Consejo de ministros.

Y añadió: "Estamos aquí para acabar con el clientelismo político y con la corrupción y para poner fin al Estado que funcionaba contra los intereses de la sociedad".

"No entraremos en un enfrentamiento mutuamente destructivo pero no continuaremos con una política de sometimiento"


En su intervención en la primera reunión del Ejecutivo heleno, Tsipras dijo a sus ministros que los votantes le han autorizado para emprender un cambio radical que restaure la soberanía nacional, pero se comprometió a negociar con responsabilidad con los acreedores internacionales.

La principal prioridad será "la renegociación de la deuda griega con los socios para una solución que beneficie a todos". Es lo que le permitirá liberar fondos para otras inversiones.

En ese sentido, Tsipras calificó de muy positivas las reuniones que mantendrá el jueves y el viernes con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, y con Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo (el grupo de los ministros de Finanzas de la zona euro). Tsipras espera un buen clima en las negcoaciaciones, pero también lanzó un mensaje a sus socios europeos: "No entraremos en un enfrentamiento mutuamente destructivo pero no continuaremos con una política de sometimiento".

Respecto a sus políticas, Tsipras subrayó que el Gobierno perseguiría presupuestos equilibrados, pero no trataría de lograr "superávit irreales" para cumplir con la masiva deuda pública griega de más de un 175% del PIB. 

El nuevo Ejecutivo pretende ayudar a los sectores más débiles de la sociedad, con políticas para atacar el clientelismo endémico y la corrupción en la economía, además de atajar el desempleo, y  aplicar las "reformas que no se han podido hacer durante 40 años".

Restablecimiento del salario mínimo

Otro de los miembros del gabinete que ha explicado las prioridades del equipo de Tsipras es el nuevo ministro de Trabajo, Panos Skurletis, quien anunció que una de las primera medidas del Gobierno será "restablecer el salario mínimo interprofesional y la decimotercera paga de las pensiones más bajas". En el denominado Programa de Salónica con el que Syriza se presentó a las elecciones está previsto restaurar el salario mínimo en 751 euros brutos, frente a los 586 que regían en la actualidad.

Una de las primera medidas del nuevo Ejecutivo heleno será elevar el salario mínimo a los 751 euros brutos, desde los 586 euros actuales

"Además restableceremos las negociaciones entre sindicatos y la patronal", dijo Skurletis al entrar en el primer Consejo de Ministros del Gobierno de Alexis Tsipras. 

No obstante, recalcó que todas estas medidas se adoptarán siguiendo rigurosamente el procedimiento parlamentario, en alusión a que el Ejecutivo anterior gobernaba mediante decretos introduciendo leyes por el procedimiento de urgencia, sin apenas dar tiempo al debate.

Por su parte, el viceministro griego de Reforma Administrativa, Yorgos Katrúgalos, afirmó que el Gobierno revocará todos los despidos inconstitucionales de funcionarios que se han llevado a cabo en los últimos años. La primera medida del nuevo Gobierno en materia de empleo público será, dijo Katrúgalos en unas declaraciones a la cadena de televisión Ant1, restaurar los puestos de trabajo de los funcionarios que han sido despedidos o se encuentran en el llamado esquema de movilidad laboral.

El Gobierno de Tsipras anuncia que revocará los despidos inconstitucionales de funcionarios de los últimos años.

Eso implicará que se corregirán las "injusticias" de los despidos inconstitucionales, como los de las limpiadoras del ministerio de Finanzas y los guardias escolares, según Katrúgalos, "las personas más débiles, que centraron la atención de la supuesta reforma del Gobierno anterior". Ambos colectivos de trabajadores llevan meses protestando en un campamento improvisado a las puertas del ministerio de Finanzas.

Esta medida se aplicará también a los empleados de la antigua radiotelevisión pública ERT, aunque el viceministro recalcó que este asunto no forma parte de sus competencias.

Se ha paralizado la privatización del 30% de la principal eléctrica griega aprobada por el Ejecutivo de Samaras

Otras de las decisiones del nuevo Ejecutivo heleno ha sido detener los planes de privatizaciones, como la del puerto del Pireo. También se paralizó la venta prevista de un 30% de la Corporación Energética Pública de Grecia (PPC), la principal eléctrica del país, que controla casi todo el mercado minorista de electricidad en Grecia y representa dos tercios del suministro (el Estado griego controla un 51% del capital).

El Gobierno anterior del ex primer ministro Antonis Samaras aprobó la legislación el año pasado para escindir una parte de PPC para liberar el mercado energético dentro de un plan de privatización acordado con la Troika dentro del rescate.

Comparecencia diarias ante la prensa

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Gabriil Sakelaridis, anunció que mantendrá una reunión informativa diaria con la prensa para trasladarle información gubernamental, una iniciativa que no ejercía el anterior Ejecutivo. "Es muy importante para nosotros, porque creemos que si os informamos de modo creíble, la sociedad estará mejor informada sobre la totalidad de la obra del Gobierno, incluso sobre las dificultades que afrontamos", dijo a los medios el nuevo portavoz .

Sakelaridis aseguró que Tsipras y el resto de miembros del Gobierno "estarán presentes en el Parlamento para contestar a las interpelaciones de la oposición". "Lo único que puedo deciros es que nos comprometemos a que nuestra presencia en el Parlamento mejorare la calidad del debate parlamentario", destacó.