Público
Público

Los tuaregs se apoderan de la ciudad maliense de Tombuctú

Es la tercera provincia de Mali que ya controlan. El jefe golpista anuncia la vuelta al orden constitucional

EFE

Los tuaregs del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) anunciaron este domingo que se han apoderado de la ciudad de Tombuctú, la última del norte de Mali que permanecía bajo el control del gobierno de Bamako.

En un comunicado difundido en su página web, el MNLA informa de que han asumido "el control de la administración" de la ciudad y que su bandera "flamea por toda la región de Tombuctú", incluida la ciudad homónima.

El grupo señala también que ha puesto fin "a la ocupación maliense de Tombuctú", y que su estado mayor proseguirá "con la misión de defender y asegurar Azawad", una extensa región de 850.000 kilómetros cuadrados situada al noreste de Mali y cuya secesión e independencia reclaman los tuaregs. 

Previamente, el capitán Amadou Haya Sanogo, el jefe de la junta militar que el pasado 22 de marzo derrocó al presidente maliense Amadou Toumani Touré, había anunciado la vuelta al antiguo orden constitucional. Sanogo respondió así al ultimátum de 72 horas lanzado el viernes pasado por la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) y que vencía hoy mismo.

En una conferencia de prensa celebrada en el cuartel de Katti, a 15 kilómetros de Bamako, Sanogo anunció también el comienzo de consultas con "todas las fuerzas vivas de la nación", así como el establecimiento de un periodo de transición que será seguido por unas elecciones generales, aunque no ofreció fechas. "Nos comprometemos solemnemente a restablecer a partir de este día la constitución del 25 de febrero de 1992, así como todas las instituciones de la república", dijo Sanogo, que el pasado día 22 de marzo derogó la constitución del país, tras el triunfo de la asonada militar.

No obstante, el jefe golpista no hizo ninguna referencia sobre un eventual regreso de Touré o del anterior gobierno. "Teniendo en cuenta la crisis multidimensional de nuestro país y a fin de permitir una transición en buenas condiciones y preservar la cohesión nacional, hemos decidido comenzar consultas con todas las fuerzas del país", dijo. Además señaló que estos contactos se celebrarán bajo la égida del presidente de Burkina Faso, Balise Campaore, que ha actuado como mediador en nombre de la CEDEAO, desde el comienzo de la crisis institucional.

"Nos comprometemos solemnemente a restablecer a partir de este día la constitución"

El capitán Sanogo explicó que el periodo transitorio será decidido en una convención nacional e insistió en que será seguido de unas elecciones "tranquilas, libres, abiertas y democráticas". También indicó que el Comité Nacional para el Restablecimiento de la Democracia y la Restauración del Estado (CNRDRE), máximo órgano golpista y presidido por Sanogo, no participará en dichas elecciones.

Sobre la situación en el norte del país, donde grupos independentistas tuareg se han hecho ya con el control de tres provincias (Kidal, Gao y Tombuctú), Sanogo ha vuelto a insistir en su gran preocupación por los ataques de los que calificó como "movimientos armados". "Estamos determinados a defender a toda costa la integridad territorial nacional", dijo en la rueda de prensa.