Público
Público

Una veintena de muertos en un ataque contra un hospital en Siria

Médicos Sin Fronteras denuncia que las partes en conflicto sabían dónde estaba el centro, ubicado en Alepo. Entre los fallecidos está el único pediatra que quedaba en la ciudad.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

varias personas tratan de sacar a los heridos tras el ataque al hospital. - REUTERS

MADRID.- Unas 20 personas han muerto este jueves en Siria en un ataque contra un hospital en la ciudad de Alepo, al norte del país. Médicos Sin Fronteras (MSF), que daba apoyo al centro hospitalario desde 2014, ha confirmado 14 fallecidos, entre ellos tres médicos. Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos eleva la cifra a 27 y asegura además que entre las víctimas mortales se encuentra el único pediatra que quedaba en esta localidad. 

La organización, con sede en Londres pero una amplia red de fuentes sobre el terreno, ha denunciado que en los últimos seis días se han recrudecido los ataques con víctimas entre la población civil. Uno de los más mortíferos ha sido el del hospital Al Quds, ubicado en el barrio de Al Sukari, en el este de Alepo. El Observatorio no ha precisado el origen de los aviones de guerra que perpetraron el ataque.

El coordinador regional de Comunicaciones de MSF, Sam Taylor, ha declarado que la organización está "impactada" por el bombardeo contra el centro. MSF ha recordado en Twitter que los hospitales no deberían ser un "objetivo" dentro de la guerra y ha asegurado que las partes conocían las coordenadas del centro. Se trata, según ha informado, de un ataque aéreo "directo" contra las instalaciones.

El primer ministro sirio, Wael al Halqi, anunció recientemente el inicio de los preparativos de una operación conjunta entre el Ejército sirio y las fuerzas aéreas de Rusia para liberar la ciudad por completo. Alepo fue atacada por el Frente al Nusra en 2012, y desde entonces, las fuerzas leales al Gobierno han estado tratando de recuperar la ciudad. Ni este grupo ni Estado Islámico están incluidos en los términos alto el fuego impulsado por Estados Unidos y Rusia el pasado 27 de febrero, por lo que sus ataques continúan. Al menos 148 civiles han perecido, de los que 23 eran menores, desde el pasado 22 de abril por el incremento de las hostilidades entre las partes contendientes, de acuerdo a los datos del Observatorio.