Público
Público

El Colegio Mayor Elías Ahuja readmite al estudiante expulsado por los cánticos machistas

La orden de San Agustín se lo ha comunicado a la comisión de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, a la que está adscrito.

Entrada del Colegio Mayor Elías Ahúja, a 6 de octubre de 2022
Entrada del Colegio Mayor Elías Ahúja, a 6 de octubre de 2022 Jesús Hellín / EUROPA PRESS

El alumno que fue el cabecilla de los cánticos machistas del Colegio Mayor Elías Ahuja ha sido readmitido por la orden de San Agustín, encargada de administrar el centro.

El pasado 6 de octubre la residencia de estudiantes religiosa publicó un comunicado en el que anunciaban que se tomarían "las medidas previstas en el reglamento de régimen interno para los colegiales implicados, que en casos graves, como este, implica la expulsión". Finalmente, el único expulsado ha sido readmitido, según ha informado el diario El País. Así lo ha comunicado el centro Elías Ahuja a la comisión de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, a la que está adscrito, según el citado medio.​ Público ha intentado contactar con los responsables del colegio mayor, pero aún no ha habido respuesta.

La Vicerrectora de Estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid,
Rosa de la Fuente, ha insistido a Público en que la expulsión "se
produjo en el marco del régimen interno del Colegio". Al ser un colegio
privado adscrito a la Complutense, "tiene su propio margen de decisión".

"Nosotros tenemos nuestros límites en el marco del convenio para definir
las acciones a tomar y comprobar su cumplimiento", explica de la Fuente
ante las medidas publicadas por la comisión de investigación. Llevaron a
cabo "una reunión de la comisión de seguimiento del convenio de
adscripción para analizar el alcance de los hechos" y concluyeron que el
Régimen Disciplinario se actualizará y revisará inspirándose en la Ley de
Convivencia Universitaria.

Ante la presencia de varios estudiantes en los hechos del pasado 4 de
octubre, la universidad exigió al centro que, en un plazo de tres meses,
garanticen "un efectivo y real ambiente de convivencia, tolerancia y respeto
mutuo". "Me consta que ya están preparados los cursos de capacitación de
nuestras unidades de diversidad e igualdad de la Complutense", concluye la
vicerrectora asegurando que se tienen que seguir dando los pasos "en la
línea de prevenir y concienciar"
a los estudiantes.

La expulsión del alumno en cumplimiento de la ley

Los gritos provenientes del Elías Ahuja hacia el colegio femenino Santa Mónica, situado justo enfrente, incumplen directamente la Ley de la Convivencia Universitaria, promovida por el exministro Manuel Castells. En esta reforma se explica que "el sistema se orientará a la educación en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, en la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y en la igualdad de trato y no discriminación de las personas por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, o cualquier otra condición o circunstancia". Esta ley, que entró en vigor el pasado mes de febrero, hace inciso en el artículo 11 en la gravedad de "acosar sexualmente o por razón de sexo".

Estas faltas, consideradas como "muy graves" en la propia norma, pueden suponer la expulsión del alumno desde "dos meses, hasta tres años, de la universidad en la que se hubiera cometido la falta. La sanción con expulsión deberá constar en el expediente académico hasta su total cumplimiento". Al mismo tiempo, el alumno pierde los "derechos de matrícula parcial durante un curso o semestre académico".

El boicot al Elías Ahuja

Esta banda sonora patriarcal del colegio religioso proviene de una tradición anual. Los cánticos acompañados de un espectáculo sincronizado para subir las persianas de la fachada del edificio fueron difundidas y denunciadas a través de Twitter y TikTok

Este año la palabra "puta" se repetía. Un vídeo publicado en 2021 y eliminado posteriormente de la red social china mostraba cánticos que rezaban: "Sois unas pedazo de mierdas. ¡Putas!", en referencia a las residentes del Santa Mónica, colegio hermano únicamente para mujeres ya que estos dos colegios que pertenecen a la misma orden segregan por sexos.

Ante la gravedad de las imágenes y la cobertura que realizaron medios de comunicación como Público, la capea que estaba prevista para el segundo fin de semana de octubre fue suspendida.