Público
Público

Aborto El Congreso, con el PP en contra, reclama reformar la ley para que las jóvenes de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso

El objetivo es que estas menores se equiparen al régimen aplicable a las mayores de edad, establecido en el Código Civil, y dejaría también en sus manos la decisión de comunicarlo o no a sus progenitores.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

La diputada de Podemos Sofía Fernández Castañón. EUROPA PRESS

El Pleno del Congreso ha apoyado este martes una moción de Unidos Podemos por la que se reclama una reforma legislativa para conseguir que las jóvenes de 16 y 17 años puedan interrumpir voluntariamente su embarazo sin necesidad de un permiso paterno. El objetivo es que estas menores se equiparen al régimen aplicable a las mayores de edad, establecido en el Código Civil, y dejaría también en sus manos la decisión de comunicarlo o no a sus progenitores.

Se trata del punto más controvertido de la iniciativa del grupo confederal, que cuenta con una veintena de medidas como la eliminación de los tres días de reflexión antes de la práctica del aborto, herramientas de apoyo a la toma de decisiones en el proceso, que éstas queden registradas en la historia clínica de la paciente, o iniciar procedimientos para asegurar que la práctica de la objeción de conciencia transcurra dentro del marco legislativo actual y no suponga una barrera para la prestación pública de esta práctica.

La diputada de Podemos que ha defendido la moción, Sofía Fernández Castañón, ha reclamado en su intervención el "derecho" de las jóvenes a ser "libres" y a ser "informadas de todos los tipos de aborto -quirúrgico o farmacológico- para que puedan elegir". A su juicio, "escatimar en información" es "violencia institucional" por la "connivencia del Servicio Nacional de Salud". También ha llamado a elaborar indicadores transparentes y concretos para conocer datos como el número de abortos dentro de la violencia machista o entre las mujeres con diversidad funcional. También ha pedido más formación de profesionales con perspectiva de género. "No creemos estar diciendo nada que no sea de cajón", ha declarado la diputada.

Del mismo modo, ha reclamado el apoyo de la mayoría para "dejar claro al PP más reaccionario que no se va a dar ni un paso atrás" en la "regresión de los derechos de las mujeres". "Es hora de que sus señorías gobiernen y legislen en torno a este momento histórico al que no vamos a renunciar", ha declarado, en referencia a la "revolución feminista". Unidos Podemos ha contado con el apoyo del PSOE y su portavoz en materia de Igualdad, Ángeles Álvarez, ha señalado que tanto el Ejecutivo como la formación socialista están "empeñados en recomponer los destrozos" de la derecha en esta materia y sobre unos derecho de la mujer que, a su juicio, se han puesto en peligro.

Crítica con el PP y con su nuevo presidente, Pablo Casado, también ha sido la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes, quien le ha acusado de querer seguir en 1985. Los naranjas finalmente se han abstenido a pesar de que los morados han aceptado una de sus enmiendas, en la que se llama a mejorar la información sobre el acceso a los anticonceptivos y a la píldora del día después, a través de campañas específicas de educación sexual.

La única formación que ha votado en contra es el PP, quien ha reprochado a Fernández Castañón que haya "mentido" en su intervención cuando aseguró que el aborto no estaba incluido en la cartera del Sistema Nacional de Salud o que la mayoría de las mujeres recurren a las clínicas privadas. A su juicio, el grupo confederal ha elegido los datos de diferentes estudios que refuerzan su iniciativa. Del mismo modo, la portavoz popular en este debate, María Dolores Alba, ha señalado que si el PP no vota a favor de esta moción es porque "el aborto no se configura como un derecho" y que esta práctica es un "fracaso". "La obligación de los poderes públicos es prestar su apoyo a las personas que quieren ser madres", ha concluido.

Más noticias en Política y Sociedad