Público
Público

Aguirre quiere seguir controlando el PP de Madrid con 'testaferros' si gana las elecciones

Trata de impedir que Génova influya en las listas conservadoras de la Comunidad colocando a los cabeza de lista municipales que votarán a su sucesor en un Congreso. 

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

La presidenta del PP de Madrid y candidata al Ayuntamiento, Esperanza Aguirre. EFE

Esperanza Aguirre se irá de la presidencia del PP de Madrid si gana el Ayuntamiento en las elecciones del 24 de mayo. Lo dijo la dirección nacional del PP a través de un comunicado el pasado domingo y lo ratificó ella en varias entrevistas y en una rueda de prensa. Otra cosa es que su sucesor o sucesora al frente de esta responsabilidad orgánica lo decidan otros, algo que Aguirre no está dispuesta a permitir. Y ya se está moviendo para ello.

La estrategia es muy sencilla en el planteamiento y quedó esbozada en la frase que pronunció la lideresa en una entrevista el domingo: "No voy a aceptar ir a la alcaldía para que me haga las listas Javier Arenas y el programa Manuel Cobo [responsable de Política Municipal del PP y mano derecha de Alberto Ruiz Gallardón, el rival por excelencia de Aguirre]".

"Habrá que ver cómo evoluciona la relación entre Aguirre y Cifuentes durante la campaña electoral", aseguran en el PP

Por eso, la expresidenta madrileña ha empezado a trabajar en las listas municipales de la Comunidad y a situar a los cabezas de lista de su confianza al frente. De esta forma, Aguirre se garantiza los apoyos de quienes votarán a su sucesor o sucesora al frente del PP regional en su próximo Congreso, previsto para 2016.

El lunes, el Comité Electoral Regional cerró las candidaturas de diez municipios de los 178 existentes (Alcalá de Henares, Alcobendas, Algete, Arganda el Rey, Rivas, Colmenar Viejo, Coslada, San Fernando, Torrejón y Tres Cantos) con los alcaldes ya gobernantes (Alcalá de Henares, Javier Bello Nieto; Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa; Algete, Cesáreo de la Puebla de Mesa; Arganda del Rey, Pablo Rodríguez Sardinero; Colmenar Viejo, Miguel Ángel Santamaría Novoa; Coslada, Raúl López Vaquero; Torrejón de Ardoz, Pedro Rollán Ojeda, y Tres Cantos, Jesús Moreno García) o con los portavoces del PP en el Consistorio cuando los conservadores no gobiernan (San Fernando de Henares, Eusebio González Castilla, y Rivas Vaciamadrid, Jesús González Espartero). En los próximos días, seguirán las designaciones.

La presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, y la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo. EFE


A día de hoy, admiten en el PP, es difícil apuntar a un sucesor o sucesora de Esperanza Aguirre, aseguran los conservadores. La candidata madrileña sólo apostó por Ignacio González cuando dejó la Presidencia de la Comunidad y, como en Génova no aceptaban al hoy jefe del Ejecutivo autonómico, decidió quedarse ella.

Personas de la confianza de Aguirre en estos momentos -y por tanto, a tener en cuenta cuando llegue la hora del relevo en el PP de Madrid- son la consejera de Educación, Lucía Figar; el portavoz de la Asamblea del PP y director de campaña de Aguirre, Íñigo Henríquez de Luna, o el alcalde de Alcorcón, David Pérez. Sin embargo, hay que tener en cuenta los resultados electorales, la entrada de nuevos protagonistas y "ver cómo evoluciona la relación Aguirre-Cifuentes en la campaña". Porque de lo que están seguros en el PP es de que Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal quieren a la hoy delegada del Gobierno en Madrid al frente de la formación regional.

Más noticias en Política y Sociedad