Público
Público

El aniversario de la huida de Juan Carlos I aflora las tensiones entre PSOE y UP sobre la monarquía

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, denuncia a "quienes impiden sistemáticamente que el Parlamento pueda conocer las actividades presuntamente ilícitas de la Corona" e insiste en el compromiso de Unidas Podemos con el horizonte republicano. El PSOE recuerda que es el presidente del Gobierno el que "representa la posición" del Ejecutivo en este asunto.

Cambios en el Gobierno
Imagen de archivo de Ione Belarra jurando su cargo ante el rey y ante Pedro Sánchez..

Que el Gobierno de España tiene "una sola voz" no es un principio aplicable cuando hay que hablar sobre la monarquía. El tema es incómodo para el PSOE, es visto como una oportunidad para marcar perfil propio por Unidas Podemos y, por todo ello, genera tensiones en el Ejecutivo. El aniversario de la huida de Juan Carlos I a Emiratos Árabes ha aflorado las discrepancias entre los dos socios de Gobierno en la última semana antes del parón vacacional de agosto.

Tras abrirse la puerta a la subida del SMI, aprobar el proyecto de ley trans, o celebrar este martes un último Consejo de Ministros del curso político de corte social (en el que se aprobaron, por ejemplo, la regulación de los denominados beneficios caídos del cielo de las eléctricas o la ampliación del escudo social hasta el 31 de octubre), la efeméride del rey emérito ha logrado eclipsar una parte de esa agenda social que el Ejecutivo quiere impulsar.

La cautela con la que ambos partidos tratan el asunto en clave interna siempre arroja escenas de tensa calma en la que, sin llegar a estallar, ambos socios evidencian la existencia de una importante discrepancia que, al menos a día de hoy, parece imposible de resolver. 

El episodio vivido este martes (el enésimo sobre la monarquía en lo que va de legislatura) empezó con un mensaje en redes sociales de Ione Belarra. La ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos marcó la posición de su formación de forma clara en Twitter en un hilo en el que no solo criticó a Juan Carlos I, sino que apuntó al PSOE (sin mencionarlo de forma expresa) por su rol de tapón de una investigación parlamentaria sobre las irregularidades de la familia real e insistió en que Podemos iba a seguir trabajando para avanzar hacia un "horizonte republicano".

"Se cumple un año de la huida de Juan Carlos de Borbón a Abu Dabi. Cuando nuestro país peor lo estaba pasando en la lucha contra la pandemia, el ex jefe del Estado se fue de España en una actitud indigna para no dar la cara por sus actos ante la ciudadanía", dijo sobre Juan Carlos I, y añadió que "a los hechos que ya conocíamos se han sumado, en este último año, revelaciones sobre nuevas cuentas ocultas en paraísos fiscales, fortunas de dudoso origen, posibles vínculos con el tráfico de armas... Escándalo tras escándalo de corrupción e impunidad".

Sobre el PSOE, al que no mencionó para que la tensión velada no diera lugar al conflicto, afirmó que "mientras algunos se empeñan en hablar de 'plena normalidad democrática', la huida de Juan Carlos I supone, a todas luces, una grave anomalía democrática en España que produce un enorme descrédito de las instituciones". En febrero, Sánchez y Pablo Iglesias protagonizaron un episodio de guerra conceptual en torno al término "democracia plena" y su relación con la monarquía española y la libertad de expresión.

"La posición del Gobierno la representa el presidente"

Por si quedaban dudas, la ministra señaló que "quienes impiden sistemáticamente que el Parlamento, sede de la soberanía popular, pueda tomar cartas en el asunto y conocer las actividades presuntamente ilícitas de la Corona, están poniendo en entredicho el principio mismo de monarquía parlamentaria", después de que el PSOE se haya sumado al PP y a Vox hasta en 14 ocasiones para vetar comisiones de investigación sobre las irregularidades de la familia real en el Congreso.

"Podemos va a seguir trabajando para que la democracia llegue a la Jefatura del Estado y por un horizonte republicano para España, como proyecto de profundización democrática, de modernización económica y de unidad en base al reconocimiento de nuestra plurinacionalidad", zanjó Belarra.

Como buen proceso cíclico, el PSOE respondió tirando de manual: no se refirió directamente a Unidas Podemos, trató de separar la figura de Felipe VI de la de Juan Carlos I y, en esta ocasión, lanzó un moderado mensaje de autoridad que recordaba al "una sola voz para un solo Gobierno".

La encargada de trasladar este mensaje fue la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Preguntada por las declaraciones de Belarra, la ministra dijo de forma rotunda que "la posición del Gobierno la representa el presidente en su despacho con el rey"; hizo un "reconocimiento a la orientación que le está dando el rey Felipe VI a la Casa Real en materia de transparencia"; y remató la escena con un : "Cada uno es responsable de sus declaraciones".

Aunque Sánchez mantuvo este martes el tradicional despacho veraniego con el jefe del Estado en el Palacio de Marivent y fue interpelado por la prensa, el líder del Ejecutivo tuvo un papel secundario en este episodio, en el que se limitó a cumplir con la valoración positiva de Felipe VI ("Me complace ver cómo el rey Felipe VI también está comprometido con la actualización y la transparencia de la Casa Real", dijo), dejando de lado el conflicto con el espacio confederal.

Los últimos meses tienen un saldo positivo para la salud del Gobierno de coalición, que ha logrado desbloquear importantes acuerdos antes del parón vacacional y ha engrasado sus relaciones tras la remodelación acometida por Sánchez. Sin embargo, los engranajes del Ejecutivo siguen corriendo el riesgo de deteriorarse por culpa de la pieza defectuosa de la monarquía.

Más noticias