Público
Público

CRIDA NACIONAL PER LA REPÚBLICA La asamblea del PDeCAT aprueba hacer efectiva la República "lo antes posible" 

El partido, que confluirá con la Crida Nacional, elige una ejecutiva al gusto de Carles Puigdemont, con David Bonvehí como presidente y Míriam Nogueras como vicepresidenta, pero con un importante voto de castigo. La formación recupera la "unilateralidad" en su hoja de ruta hacia la independencia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Intervención de Carles Puigdemont mediante videoconferencia en la clausura de la asamblea del PDeCAT, este domingo 22 de juliol. EFE/ Marta Pérez.

El nuevo PDeCAT, que ayer sábado aprobó integrarse dentro de la Crida Nacional per la República (Llamamiento Nacional por la República) que promueve el ex-presidente en el exilio Carles Puigdemont, los presos políticos del partido y Junts per Catalunya (JxCat), apuesta para hacer efectiva la República "lo antes posible". Así lo establece una ponencia aprobada este domingo, de la cual ha saltado otra formulación que pedía una vía más rápida para la independencia, y que propugnaba implantar la República "de forma inmediata".

La fórmula la ha aprobado el plenario de la asamblea del PDeCAT, que se celebra desde viernes en el Palau de Congressos de Barcelona, por un margen muy ajustado: 415 votos en contra de incluir la expresión "de forma inmediata", por 406 a favor y 60 abstenciones, según informa Europa Press a partir de fuentes del partido. En la votación en comisión de la ponencia, de hecho, se había impuesto la vía "inmediata", pero con un margen también ajustado que hizo que la decisión final se trasladara al plenario.

Igualmente se ha tenido que decidir en plenario -e igualmente de forma ajustada, por 363 votos a favor y 350 en contra- que los estatutos del partido incluyan la "unilateralidad" como vía para llegar a la independencia. La dirección saliente se oponía para evitar posibles problemas legales con el Ministerio de Interior, en el que se registran los estatutos de las formaciones políticas del Estado.

Después de la renuncia el día anterior de la hasta ahora coordinadora general, Marta Pascal, para no contar con "la confianza" de Puigdemont, la asamblea ha elegido una nueva dirección, que estará encabezada por David Bonvehí –hasta ahora, coordinador de organización, formando tándem con Pascal– como presidente, y la diputada en el Congreso de los Diputados Míriam Nogueras como vicepresidenta.

El partido recupera las potestades ejecutivas del cargo de presidente, que tenía un carácter simbólico después del congreso fundacional, ahora hace dos años, y que había ocupado el ex-president Artur Mas hasta su renuncia en enero de este año.

Sin embargo, el auténtico hombre fuerte del partido es ahora sin duda alguna  Carles Puigdemont, que ha obtenido una dirección a su gusto, que tendrá que formalizar el camino hacia la integración en su Crida Nacional. Una integración que se prevé casi total –y que podría incluso acabar en una práctica disolución–, después de la derrota de Pascal, que pretendía mantener un PDeCAT "fuerte" dentro de la Crida Nacional.

Voto de castigo a la nueva ejecutiva

Sin embargo, hay matices. La lista ganadora ha recibido un importante voto de castigo: se ha impuesto con el 65% de los votos, por el 29% de la candidatura liderada por el presidente del partido en Badalona, David Torrents, que pedía listas desbloqueadas, y que ha sido presentada a última hora. Un resultado que refleja que, a pesar de que Puigdemont es el gran vencedor de la asamblea, tendrá que tener en cuenta también un nada despreciable porcentaje de asociados críticos en mayor o menor grado.

"Hemos hecho lo que tocaba", ha resumido el propio Puigdemont, en una  intervención por videoconferencia en la clausura de la asamblea, refiriéndose a la decisión aprobada el sábado de hacer converger el partido en la Crida Nacional, y de pedir a los militantes que se adhieran a título individual. "Si bien los espacios ideológicos tienen que continuar existiendo, que hagamos una defensa colectiva de Catalunya es una prioridad. Por eso, la respuesta positiva de todos vosotros a la Crida Nacional. Esta decisión va en la línea de lo que esta gente nos está pidiendo", ha afirmado Puigdemont.

En la misma línea se ha expresado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha hecho un llamamiento a las bases del PDeCAT a aprovechar "la oportunidad" de sumarse a la Crida Nacional, para conseguir el objetivo de la independencia. "Tenemos un enorme liderazgo transversal en este país que es el presidente Carles Puigdemont", ha subrayado.

También ha instado a adherirse a la Crida Nacional el nuevo líder nominal del partido, David Bonvehí. "Se puede ser del PDeCAT y ser de la Crida. Es más, si eres del PDeCAT, tienes que ser de la Crida, por lo tanto, participad", ha pedido.

Artur Mas, que no estuvo presente en la presentación del proyecto de la Crida Nacional, el pasado lunes, y que había mantenido un perfil bajo durante toda la asamblea, ha acuido a prestar su aval a la iniciativa de Puigdemont. "La desunión es el veneno que puede liquidar el sobiranismo", ha expresado, coincidiendo así con el objetivo de la Crida Nacional de integrar todo el independentismo en un solo movimiento.

Más noticias en Política y Sociedad