Público
Público

Gürtel La mujer de Bárcenas y el exmarido de Mato ingresan en prisión hasta depositar las fianzas fijadas por el tribunal de Gürtel

Rosalía Iglesias y Jesús Sepúlveda deberán depositar 200.000 y 100.000 euros, respectivamente, para salir de la cárcel. El tribunal deja en libertad a la exmujer de Correa, condenada a 14 años de cárcel por el caso de corrupción, con la retirada del pasaporte, al igual que Juan José Moreno, exconcejal de Majadahonda y José Luis Izquierdo, contable de la trama.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4

Rosalía Iglesias., esposa de Luis Bárcenas, espera a conocer la decisión del tribunal.

La esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, y el exmarido de la líder del PP Ana Mato, Jesús Sepúlveda, han ingresado este miércoles en la cárcel de Soto del Real (Madrid) mientras reúnen la fianza fijada por el tribunal del caso Gürtel de 200.000 y 100.000 euros para cada uno.

Iglesias será alojada en el módulo de mujeres de la prisión, la misma cárcel donde desde el pasado lunes ingresó su esposo en ejecución provisional de la sentencia que lo condena a 33 años de cárcel y cuatro meses por 13 delitos de corrupción y fraude a la Hacienda pública relacionados con la primera época de la trama.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado este miércoles prisión eludible bajo fianza para Iglesias y Sepúlveda, quienes una vez depositado el dinero tienen prohibido salir del país, se les retirará el pasaporte y deberán comparecer cada quince días en el juzgado más próximo a su residencia.

La decisión del nuevo tribunal del caso Gürtel es contraria a la petición de la Fiscalía, que pedía el ingreso en prisión de Iglesias y Sepúlveda por riesgo de fuga. 

El tribunal explica en un auto que el riesgo de que Iglesias escape no es tan elevado como argumenta la Fiscalía porque "el hecho de que su marido se encuentre en prisión es una circunstancia que puede paliar ese riesgo de fuga".

La fianza que ha fijado de 200.000 euros para Iglesias se debe a que el tribunal dice que no puede obviar "la importante cantidad de recursos económicos que llegó a acopiar con la ilícita actividad delictiva desplegada por ambos cónyuges" y por entender que esa cantidad es "acorde con los beneficios" que le reportó su actividad criminal.

Iglesias fue condenada a 15 años de cárcel por cinco delitos fiscales, blanqueo de capitales, apropiación indebida, falsedad documental e intento de estafa procesal. El blanqueo es la condena más alta que recibe -de 3 años de cárcel- lo que servirá para fijar la frontera del cumplimiento máximo de su estancia en prisión, que siempre es el triple de la pena mayor. En este caso, 9 años.

A su vez, el tribunal ha fijado una fianza de otros 100.000 euros para Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato y ex alcalde de Majadahonda (Madrid), quien fue condenado a 14 años y 4 meses de cárcel. En el caso de que deposite el dinero, deberá comparecer cada quince días en un juzgado y tiene prohibido salir del país. Sepúlveda fue condenado también por cohecho continuado, falsedad, fraude continuado a las administraciones públicas, prevaricación continuada, malversación y tráfico de influencias continuado. La pena máxima son 5 años por cohecho, por lo que el límite máximo de su estancia en prisión será de 15 años.

"Tratamiento diferente"

La Fiscalía pedía también el encarcelamiento del exmarido de Ana Mato. Pero la Sala explica en un auto que, aunque Sepúlveda ha participado en "un importante elenco de delitos relativos a la corrupción" -al igual que Luis Bárcenas, Alberto López Viejo y Guillermo Ortega, enviados a la cárcel el lunes-, hay que darle un tratamiento diferente "precisamente por la menor cantidad de pena que le ha correspondido, en comparación con los anteriores". La cifra de 100.000 euros es la cantidad de la que se ha beneficiado en este caso de corrupción, explica la Sala.

El tribunal rechaza los argumentos de la defensa del exmarido de Mato respecto a una enfermedad que padece y, de acuerdo con los informes forenses, resuelve que su situación es estable y puede ser tratado en prisión. En cambio, para otros condenados sí que tiene en cuenta si situación sanitaria, como Juan José Moreno quien sigue un tratamiento de fertilidad.

Rosalía Iglesias ha intentado que la Audiencia acepte los 200.000 euros depositados por Bárcenas, ya que es una fianza entregada mientras estuvo en libertad y ahora está en prisión desde el pasado lunes. Pero el tribunal ha respondido a los abogados del matrimonio que el extesorero del PP puede recurrir, y por lo tanto ese dinero no se puede utilizar como aval de su esposa.

En el caso de otros condenados, la Audiencia ha roto el criterio seguido hasta ahora en este caso de corrupción política y comienza a dejarlos en libertad, a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción solicitaba la prisión provisional para ocho de ellos que son los que tenían penas superiores a 4 años de cárcel mientras la sentencia no es firme.

La expareja de Correa queda libre

El tribunal ha dejado en libertad a la exesposa de Francisco Correa, el líder de la trama corrupta. Carmen Rodríguez Quijano sólo ha sido obligada a comparecer cada quince días ante un juzgado, así como la prohibición de salir del país con la retirada del pasaporte, cuando su condena asciende en total a 14 años y ocho meses de cárcel, así como multa de 1,5 millones de euros.

Las mismas medidas ha adoptado el tribunal para Moreno, exconcejal de Majadahonda (Madrid) y para José Luis Izquierdo, contable de la trama de corrupción política. Al igual que Ricardo Galeote, ex concejal del PP en Estepona (Málaga) y Teresa Gabarra, esposa de López Viejo y condenada a cuatro años de prisión.

El CGPJ aparta al juez más duro

Son las primeras decisiones adoptadas por el nuevo tribunal de caso Gürtel, cuya composición ha cambiado después de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) impidiera que el juez progresista, José Ricardo de Prada, formara parte de las vistillas para decidir el destino de los condenados mientras la sentencia no es firma ya que pueden recurrir al Tribunal Supremo.

De Prada se encuentra en situación de "servicios especiales" por estar destinado en el tribunal internacional para la ex Yugoslavia de La Haya para resolver los recursos sobre la condena del criminal de guerra Radovan Karadzic.

El CGPJ autorizó al magistrado a culminar su trabajo en el tribunal de Gürtel, con la redacción de la sentencia aún estando en 'servicios especiales'. Pero no le ha permitido participar en las vistillas cuando tenía autorización para formar parte de la Sala hasta el 31 de mayo.

La asociación Juezas y Jueces para la Democracia ha denunciado esta "grave" intromisión del CGPJ en el tribunal de Gürtel. En su opinión, las medidas cautelares impuestas a los condenados, así como la resolución de los recursos de aclaración, rectificación y subsanación debe ser acordadas por el "tribunal predeterminado por ley, el que ha juzgado y fallado".

De Prada ha sido reemplazado por María José Rodríguez Duplá, la nueva presidenta de la sección elegida con el apoyo de Concepción Espejel, presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y amiga de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP. El juez De Prada fue apartado por la Comisión Permanente, gracias al voto de calidad de su presidente, Carlos Lesmes, y con el voto contrario de los vocales progresistas.

Por lo tanto, el nuevo tribunal de Gürtel está compuesto por Rodríguez Duplá, Julio de Diego -que votó junto a De Prada la parte de la sentencia que acreditaba la existencia de la Caja B del PP- y por Ángel Hurtado, que quedó en minoría en la sentencia y dictó un voto particular contrario a la condena de la formación política como responsable civil por haberse lucrado de la trama.

Ocho encarcelados

En total son ocho los condenados en la primera época de los negocios de la trama Gürtel (1995-2001) que han ingresado en la cárcel de Soto del Real.

En las vistillas del pasado lunes, la Fiscalía solicitó medidas cautelares para 16 condenados con penas más altas. El tribunal decidió ese mismo día el ingreso en prisión de Bárcenas; del exconsejero madrileño López Viejo (31 años y nueve meses) y del exalcalde de Majadahonda (Madrid) Ortega (38 años y tres meses). Los tres tenían dinero depositado en cuentas en el extranjero.

En el caso de Isabel Jordán, persona de confianza de Correa, y condenada ahora a 14 años y 6 meses, ingresó en prisión el pasado viernes para cumplir la condena firme por el `caso Fitur´. También se encuentra en prisión por esa causa los líderes de la trama, Francisco Correa y Pedro Crespo.

Más noticias en Política y Sociedad