Público
Público

Observatorio continuo de JM&A para 'Público'

Autonómicas andaluzas El PP se hunde en Andalucía, Ciudadanos se dispara y Díaz podrá gobernar con UP o Cs

El 'efecto Casado' brilla por su ausencia en Andalucía, donde el Partido Popular va a perder 225.000 votos y ocho escaños en las próximas elecciones autonómicas, mientras la formación de Rivera sigue su ascenso imparable –a costa del PP– y el PSOE se mantiene, incluso ganando en votos pese a retroceder un escaño. Adelante Andalucía perderá muchos de los votantes de Unidos Podemos, y quedará con dos parlamentarios menos, según las estimaciones del gabinete JM&A.

Publicidad
Media: 3.21
Votos: 42

Hemiciclo del Parlamento andaluz comparativo de las estimaciones de JM&A para las elecciones autonómicas del próximo diciembre, frente a los resultados registrados en 2015.

La debacle paulatina del Partido Popular se materializará también Andalucía este próximo 2 de diciembre, en las elecciones autonómicas adelantadas por Susana Díaz, cuando quedará patente por primera vez en las urnas la transferencia masiva de votos conservadores hacia Ciudadanos, que cosechará escaños a diestro y siniestro –puesto que también se los arrebatará a las formaciones de izquierda– para más que duplicar su representación en el Parlamento andaluz.

Esa es la conclusión del gabinete demoscópico JM&A –según las últimas estimaciones de su Observatorio Continuo para Público–, tras efectuar un desk research de todas las encuestas publicadas hasta la fecha (incluido el Barómetro del CIS) que evalúa de forma ponderada los resultados de esos sondeos.

El desplome de seis puntos que experimentará el PP en votos válidos andaluces –según estas estimaciones– no supondrá un fortalecimiento del bloque de izquierdas en esa comunidad porque el crecimiento previsto de la formación de Albert Rivera superará ampliamente el hundimiento del partido de Pablo Casado, con lo que la suma de escaños de la derecha aumentará de 42 a 45, al reunir casi 150.000 sufragios más que en las elecciones de 2015.

No obstante, Díaz podrá mantenerse holgadamente en el poder, ya que podrá escoger entre gobernar con el apoyo de Adelante Andalucía o de Ciudadanos: sumaría –si se cumple esta predicción– cómodas mayorías absolutas en ambos casos, como se puede apreciar en el gráfico del previsto hemiciclo parlamentario resultante que encabeza este artículo. Al fin y al cabo, el PSOE-A ganará 120.000 votos más y subirá 2,3 puntos en votos válidos, por mucho que pierda uno de sus escaños a causa del sistema electoral vigente.

Tras el cambio de nombre de la coalición izquierdista, la alianza Adelante Andalucía perderá 170.000 votos

Aun así, el panorama político andaluz dará un vuelco importante, puesto que Ciudadanos doblará su número de votos, quedando a poco más de dos puntos del PP, y sobrepasará a los votantes de la alianza de formaciones izquierdistas, cuando en los anteriores comicios obtuvo menos de la mitad de los sufragios de Unidos Podemos. Tras el cambio de denominación, la coalición Adelante Andalucía –de Podemos Andalucía con Izquierda Unida/Los Verdes/Convocatoria por Andalucía y los partidos andalucistas Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza– perderá 170.000 de los votos que tiene ahora la formación de Teresa Rodríguez.

El siguiente gráfico interactivo (pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos) muestra la nueva situación parlamentaria que se generará en Andalucía tras el 2-D, según las estimaciones de JM&A:

Ciudadanos supera al PP por 9.000 votos en Málaga

Indudablemente, lo más destacado de los resultados que vaticina este estudio demoscópico es el vertiginoso ascenso de la formación naranja de uno a otro extremo de Andalucía: ganaría votos y representación en todas las provincias, subiendo especialmente en Málaga –donde supera al PP por 9.000 votos y ambos partidos quedan con cuatro diputados–, Granada y Cádiz, en las que obtendría dos escaños más que en 2015.

Al duplicarse la presencia e influencia políticas de Ciudadanos en la comunidad –y resquebrajarse las del PP, que perderá 225.000 votos (6,1 puntos) y ocho escaños–, se pondrá fin definitivamente a la era del bipartidismo, como se observa visualmente en este último gráfico. De hecho, sólo Jaén mantiene una situación política similar al bipartidismo que se mantuvo en toda España durante los 40 años siguientes al fin de la dictadura.

Por provincias, el actual partido en el gobierno de Andalucía recoge sus mejores resultados en Jaén y en Huelva, donde ronda el 45% de los votos válidos. En cambio, los socialistas se desploman (-5,7 puntos) en Málaga –donde Ciudadanos se convierte en segunda fuerza– y en Cádiz (-4,6) –donde Adelanta Andalucía obtiene sus mejores resultados, colocándose también en segundo lugar–.

Para el PP, lo más llamativo –aparte de su caída de 4,1 puntos en Sevilla– es que rompe su tendencia descendente con un subidón de 8 puntos en Almería. Otra provincia en la que, como Jaén, muestra una gráfica reminiscente del bipartidismo.

Todo indica que será en las provincias menos pobladas donde el bipartidismo se resista a desaparecer durante más tiempo.

Más noticias en Política y Sociedad