Público
Público

Ayuso responde a la carta de una niña de la Cañada Real en exclusión social: "Yo no gestiono sentimientos"

La coportavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid leyó a la presidenta madrileña el mensaje de una menor sobre su situación en el asentamiento, que lleva sin luz desde octubre de 2020.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en una sesión de control al Gobierno de la Comunidad de Madrid en la Asamblea de Madrid, a 16 de septiembre de 2021, en Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en una sesión de control al Gobierno de la Comunidad de Madrid en la Asamblea de Madrid, a 16 de septiembre de 2021, en Madrid. A. Pérez Meca / Europa Press

Dentro de dos semanas los sectores VI y V de la Cañada Real cumplirán un año sin luz. Desde el pasado 2 de octubre de 2020, cuando Naturgy y la Comunidad de Madrid decidieron cortar la electricidad de este asentamiento, los 4.000 habitantes de la Cañada Real se las tienen que arreglar para subsistir sin suministro eléctrico.

"Los días pasan y poco a poco voy normalizando el hecho de estudiar con una vela, ducharme con agua fría o dormir con cinco mantas. Pero lo que no consigo estabilizar son mis sentimientos, ya que me siento excluida del resto de la sociedad", dice una niña en una carta que fue mandada a Isabel Díaz Ayuso y a Martínez-Almeida el pasado mes de noviembre.

4.000 habitantes de la Cañada Real llevan sin luz casi un año

La carta, leída por la coportavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid Alejandra Jacinto, ha sido utilizada por la diputada morada en forma de reproche a la presidenta madrileña.

"Le he vuelto a leer un fragmento de una de las cartas que le mandaron varios niños en noviembre de 2020 a usted y al alcalde de Madrid ante la mayor vulneración de derechos humanos cometida por su Gobierno en la región de Madrid contra la población más vulnerable", ha dicho la diputada, apelando luego a la empatía de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

"Quiero que recuerde cuando 'la pequeña Isabel' soñaba con traernos 'libertad' a todos los madrileños y que se ponga usted en la piel de esa niña [...] y acabe ya con esta tropelía", ha finalizado pidiendo Alejandra Jacinto. 

"La niña Isabel desde su más tierna infancia siempre intentó que la izquierda no llegara a las instituciones"

La repuesta de Díaz Ayuso —tras decir que su sueño de pequeña era evitar que gobernara la izquierda—, ha sido que ella "no gestiona sentimientos", y ha calificado la reivindicación con la carta como 'cursilería'. "Yo no voy predicando desde una supuesta moralidad para tener que hacer de problemas personales la cursilería que hacen siempre ustedes", ha respondido la presidente madrileña a la diputada morada.

Después ha asegurado que el suministro eléctrico en la Cañada Real no es parte de sus competencias y ha defendido que entre sus funciones sí están los realojos de familias vulnerables, de los que, según la presidenta, 130 ya se han ejecutado, según ha recogido Europa Press.

Ayuso ha defendido que desde el Ejecutivo autonómico se ha desplegado el 'Pacto Regional por la Cañada Real Galiana' para atajar esta cuestión que tiene "más de tres décadas" y que sirve de espacio de colaboración entre las administraciones —Estado, Comunidad y ayuntamientos de Madrid, Rivas y Coslada—.

La esperanza en la Cañada Real son las placas solares

Pero las medidas de Ayuso no son suficientes para los 4.000 vecinos que llevan casi 350 días sin electricidad. En cambio, algunas de la familias han encontrado otro tipo de solución: las placas solares.

"Las administraciones nos han abandonado. Incluso cuando vino (la borrasca) Filomena, incluso cuando hemos luchado, no ha servido para nada. Hemos perdido trabajo, tiempo y energía. ¿Y para qué?", lamenta Raquel, una de las vecinas del sector VI de esta antigua vía pecuaria.

Pero a pesar de la dejadez de la política, Raquel asegura que muchos vecinos han instalado placas solares, algunos con financiación propia, otros con la ayuda de la empresa Light Humanity.

El proyecto, llamado 'Cañada solar', comenzó a finales de 2020, con el objetivo de ofrecer herramientas "técnicas, sociales y financieras" para que los vecinos de la Cañada pudiesen generar su propia energía solar y acabar con la situación de desconexión eléctrica.

La empresa, asumiendo el riesgo que conlleva empezar el proyecto sin autorización de las administraciones, ha asegurado que tenían que ser "valientes" ante esta situación donde "se pasan la pelota unos a otros".

Más noticias