Público
Público
Únete a nosotros

Bárcenas dice que guardaba el dinero en Suiza porque lo tenía "a modo de fondo de pensiones"

Maderas de Costa Rica, obras de arte, acciones y soja... Así justifica sus ingresos de 8,5 millones de euros. De ellos, 6 millones los ingresó en efectivo. El domingo cuadró las cuentas

Publicidad
Media: 3.57
Votos: 7

Captura de vídeo de la señal facilitada por la Audiencia Nacional de la declaración del extesorero del PP Luis Bárcenas, durante el juicio del caso de corrupción política Gürtel, para quien la Fiscalía pide 42 años y seis meses de cárcel. EFE/EFETV

MADRID.- El extesorero del PP Luis Bárcenas, ha detallado este martes en el juicio que sigue la Audiencia Nacional por la primera época de la trama Gürtel ingresos por cerca de ocho millones y medio de euros en sus cuentas de Suiza durante el periodo 2003 a 2008, de los que seis millones ingresó en metálico.

Bárcenas ha defendido este martes que nunca declaró el dinero del que disponía en cuentas fuera de España porque quería conservarlo a modo de "fondo de pensiones", según ha asegurado en su segunda jornada de declaración ante el tribunal del caso Gürtel,  donde se enfrenta a una petición fiscal de 42 años y medio de cárcel.

Ha explicado a la fiscal Concepción Sabadell que el dinero que depositó en dos cuentas en Suiza a partir de 1988 procedía de "transacciones con no residentes españoles". Los fondos "no estaban declarados, porque el dinero era de operaciones que realizaba fuera y quería tenerlo fuera y no lo declaraba en España", ha sido su explicación ante las reiteradas preguntas del Ministerio Público sobre su falta de tributación.

Según ha concretado, antes de dirigirse a Suiza, abrió en 1986 una cuenta en Puerto Rico donde depositó los ingresos de operaciones realizadas en Estados Unidos y Puerto Rico.

En cuanto al presunto uso de sociedades pantalla para ocultar estos ingresos, el extesorero del PP ha indicado que, en todo caso, habría de denominar a compañías como la Fundación Sinequanon, "sociedades visillo". "Se veía perfectamente que yo estaba detrás", ha dicho.

Cerró la contabilidad este domingo

Bárcenas asegura que terminó de cerrar las cuentas en detalle el "pasado domingo" para poder exponerlas ante el tribunal y no ha aportado antes estos datos porque su ingreso en prisión -entre junio de 2013 y enero de 2015- interrumpió su labor de recopilación.

"Yo no tenía acceso a todos los movimientos, no sabe lo que es pedir esa documentación, me la envían de forma fragmentaria, en alemán, francés o inglés, era un proceso muy complicado de todas las cuentas", se ha justificado.

Pese a ello, el exsenador del PP ha reconocido no poder aportar muchos contratos o facturas y ha mencionado lo dilatado de la investigación ha provocado que hayan fallecido cuatro imputados, entre ellos una de las personas que hubiera podido facilitarle estos documentos de contraste. Eso sí, cuenta con "soporte documental" de parte de los ingresos relacionados con los "honorarios" de sus intermediaciones en operaciones comerciales, ha dicho.

El extesorero 'popular' ha dado una visión "genérica" y "con no mucho nivel de detalle" de estas entradas de dinero que la Fiscalía relaciona con su actividad ilícita vinculada a la red liderada por Francisco Correa. Ha dicho que parte de sus ingresos procedían de su actividad profesional con Francisco Yáñez, su socio durante cierto tiempo en una actividad relacionada con un aserradero de maderas en Costa Rica.

Yáñez, le efectuaba ingresos en cuenta que durante el citado periodo alcanzaron aproximadamente un millón de euros y, en concreto 928.425,22 euros. Ha detallado también otro ingreso de 50.000 euros de la productora Serena Digital y cerca de un millón (942.840 euros) del grupo Centenary.

Tres millones de euros de ese capital depositado en Suiza procedían de su cartera de inversores y se despositaban en la cuenta a nombre de la Fundación Sinequanon, mientras que de la venta de obras de arte junto a Rosendo Naseiro, extesorero de Alianza Popular, con las que obtuvo 1.843.500 euros.

También ha reseñado la devolución de 174.000 euros de un préstamo para la adquisición de una vivienda efectuado al exsenador del PP Luis Fraga, 200.000 euros procedentes de la venta de una finca de soja en Argentina y otros 730.000 de unas acciones de Endesa de las que también se desprendió. La actividad inmobiliaria le proporcionó 621.515,55 euros, ha agregado.

Con esto, Bárcenas ha justificado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por su implicación en esta causa "los siete u ocho millones de euros" que ingresó en Suiza. Al respecto, ha precisado que sólo dos millones fueron introducidos en sus cuentas vía transferencia, mientras que el resto fue entregado a las entidades financieras helvéticas en efectivo.

Nunca ha viajado con dinero desde España

"Yo no he viajado jamás ni en coche, ni en avión con dinero de España", ha subrayado y precisado que las cantidades se las entregaban a él, como trabajos de intermediación, en el "momento" que se realizaba la operación. En este sentido, ha reiterado que el dinero que obtenía lo ingresaba en sus cuentas de Suiza porque el dinero porque se generaba fuera del territorio nacional.

Bárcenas ha puntualizado que en los años anteriores a la entrada en circulación en euros, exigió que el pago por estas intermediaciones "se hiciera en pesetas". Ante esto, la fiscal Sabadell se ha mostrado sorprendida por la posibilidad de que recibiese el pago en esta moneda si el pago lo hacía una "persona de Lichtenstein", a lo que el extesorero del PP ha contestado que era "una divisa que estaba en el mercado".

Asimismo, ha indicado que los bancos suizos "nunca han tenido ninguna duda de la licitud de los fondos entregados" y que, por tanto, "jamás" le pusieron "ninguna pega".

Ha apuntado que aunque dio "expresamente" autorización a las autoridades suizas para que remitiesen información sobres sus cuentas en el país, después de que Anticorrupción solicitase en numerosas ocasiones comisiones rogatorias para acceder a la documentación bancaria, "confiaba en que Suiza respetaría la legalidad".

Una vez más, ha vuelto a exculpar a su mujer Rosalía Iglesias, también acusada en esta causa, de sus negocios fuera de España: "No me pudo ver entregar dinero en efectivo porque no entró en ninguna reunión", ha dicho al tiempo que ha admitido que en alguna ocasión le acompañó a estos trámites de ingreso pero se quedaba esperando en una "salita" de espera, tomando "un café o una coca cola".

Más noticias en Política y Sociedad