Público
Público

Bárcenas revienta el optimismo de la Convención del PP

La salida del extesorero de la cárcel frustra la estrategia de Rajoy de centrar el cónclave en la recuperación económica. La manifestación de la AVT contra al Gobierno ensombrece el 20 aniversario del asesinato de Ordóñez.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

MADRID.- El Partido Popular llevaba tiempo planificando una Convención Nacional basada en la recuperación económica de la que están convencidos Mariano Rajoy y su Gobierno. Sin embargo, la excarcelación de Luis Bárcenas ha reventado el moderado optimismo con el que los conservadores acuden hoy al Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Las declaraciones del extesorero al salir de la cárcel, cargadas de indirectas, incluso, dirigidas al presidente del Gobierno ("Le he hecho caso a Rajoy, le doy las gracias, Luis ha sido fuerte de verdad", "El PP puede estar tranquilo") y recordando los SMS que intercambiaron, suponen la confirmación de lo que muchos en el PP temieron desde que se supo que Bárcenas salía de Soto del Real: "Va a hablar".

Desde hoy, Luis Bárcenas es la persona más buscada por los medios de comunicación, especialmente, por las televisiones, que se frotan las manos ya pensando en las buenas audiencias con el extesorero personado en su plató. "Es probable que no diga nada nuevo -argumentan en el PP-, pero el daño por repetir una y otra vez que la contabilidad B existió y, además, siempre con testigos y dirigentes conservadores puestos en antecedentes, ya produce un daño enorme". Nada más salir de la cárcel, hace unas horas, de hecho, el exsenador ya remachó: "Los documentos son rigurosamente ciertos", refiriéndose a los papeles manuscritos publicados por El País en 2013 y que contenían sus anotaciones sobre las idas y venidas del dinero del PP.

"Los documentos son rigurosamente ciertos", dijo ayer Bárcenas refiriéndose a los papeles que contenían sus anotaciones sobre las idas y venidas del dinero del PP.

El PP dio a conocer ayer la práctica totalidad del programa de una Convención de marcado tono electoral y en donde se suceden mayoritariamente debates de temas económicos y términos como "recuperación", "prosperidad", "empleo", "regeneración", "transparencia", "ilusión", "solidaridad" o "bajada de impuestos" a lo largo de tres intensas jornadas en las que intervienen hasta 200 personas, destacando alcaldes, presidentes autonómicos, miembros del Gobierno y dirigentes del PP.

El presidente Rajoy clausura la Convención el domingo, aunque sus apariciones e intervenciones se suceden durante los tres días, sea en la jornada inaugural donde hablarán José María Aznar, Ana Botella, Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal o sea en su participación en actos con Nuevas Generaciones o con dirigentes del PP en el exterior.

Víctimas divididas

La salida de Bárcenas de la cárcel no ha sido el único asunto que ha enturbiado una Convención en la que Rajoy quería la recuperación económica como única protagonista, para lo cual había retrasado la designación de los candidatos autonómicos y municipales hasta el mes de febrero, tratando así de evitar personalismos y protagonismos individuales. La política antiterrorista del Ejecutivo y el contundente alejamiento de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) también está ensombreciendo, desde antes de empezar, el cónclave conservador.

Por el momento, y coincidiendo además, con el 20º aniversario del asesinato del concejal Gregorio Ordóñez a manos de ETA, que se cumple hoy viernes 23 de enero, la AVT mantiene la convocatoria de su manifestación en contra del Gobierno y del propio Rajoy, a los que acusan de "traición" por la excarcelación del ya fallecido etarra Bolinaga o la anulación de la doctrina Parot. El PP ha programado actos de homenaje a las víctimas, pero la ausencia de la AVT, con quien el PP se manifestó y apoyó cuando estaba en la oposición, es ya imposible de cubrir.

Más noticias en Política y Sociedad