Público
Público

Billy el niño Los compañeros de 'condecoración' de Billy el Niño: de Conesa al excomisario de Leganés

El entonces ministro de Gobernación Rodolfo Martín Villa condecoró a cuatro días de las primeras elecciones democráticas, tras la II República, a 35 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 9

'Billy el Niño', exinspector de la policía de Franco. | EFE

El 13 de junio de 1977 el aún ministro Rodolfo Martín Villa tuvo un día ocupado. Solo en aquella jornada el expresidente de Sogecable entregó 35 condecoraciones a miembros de la Policía franquista, entre ellas una Medalla de Plata al Mérito Policial al torturador Antonio González Pacheco", alias Billy el Niño, que le permitía cobrar un 15% más de pensión. Faltaban solo cuatro días para la celebración de las primeras elecciones libres desde los comicios de febrero de 1936 y el régimen se preparaba para dejarlo todo 'atado y bien atado'

Así, González Pacheco fue condecorado aquel 13 de junio por el ministro Martín Villa a pesar del ya conocido currículum del torturador franquista, que había sido sancionado hasta por la propia administración franquista debido a las múltiples denuncias por torturas y malos tratos que acumulaba. Pero no fue el único. Aquel día también fue condecorado el conocido torturador Roberto Conesa, miembro de la policía franquista desde 1939; Manuel Gómez Sandoval, jefe de la unidad que vigilaba (y torturaba) a los estudiantes; y los hermanos Reglero, conocidos por sus 'excesos' a la hora de interrogar. 

"Lo que hay detrás de todo esto es la protección que todos los gobiernos de España desde Franco han otorgado a estos policías, pero también nos preguntamos si además se estaba, de algún modo, comprando su silencio", señala Emilio Silva, presidente de la ARMH, que pidió el pasado 10 de mayo la retirada de la condecoración a Billy el Niño y ha provocado el debate que este miércoles se vivió en el Congreso. "No deja de ser triste que una democracia que no ha dado verdad justicia y reparación a las víctimas de la dictadura continúe premiando 40 años después a quienes cometieron violaciones de derechos humanos para proteger al dictador y hacer carrera en la policía franquista", prosigue Silva. 

El caso de Billy el Niño

Que Billy el Niño es un torturador no es un descubrimiento de la democracia. Durante la dictadura el policía recibió denuncias por los golpes que daba a todo aquel que entraba por la puerta de la Dirección General de Seguridad como detenido suyo. En 1973, por ejemplo, Billy el Niño tuvo que pagar una pequeña multa por una querella de Enrique Aguilar Benítez de Lugo y en 1974 fue condenado a una multa de 1.0000 pesetas y un día de arresto por una falta de malos tratos y coacciones contra el hoy conocido periodista Francisco Lobatón.

Sin embargo, nada de esto fue óbice para que en aquel mes de junio de 1977 el ministro Rodolfo Martín Villa decidiera condecorar al torturador más conocido de la España franquista. Cuatro días después, Martín Villa pasaría a ser un demócrata de toda la vida y la Ley de Amnistía de octubre de 1977 permitiría al torturador González Pacheco librarse de otros procesos penales que mantenía abiertos.

El 'superagente' Conesa

Sin embargo, no fue el único caso. En aquella larga lista de policías condecorados por Martín Villa a las puertas de la democracia se encuentra también el conocido represor Roberto Conesa, que falleció en 1994. El funcionario español formaba parte de la policía franquista desde 1939, de hecho, se le ha atribuido el 'éxito' de haber capturado y ejecutado a las conocidas como 'Trece Rosas'

La obra El grupo. 1964-1974 de Ana Puértolas recoge la siguiente afirmación sobre Conesa: "Se hizo conocido entre los sectores clandestinos de izquierdas por sus brutales métodos de interrogatorio y tortura. Algunos personajes destacados que recuerdan haber pasado por sus manos son el sindicalista Marcelino Camacho y el escritor Fernando Sánchez Dragó"

Tras la muerte de Franco y con la llegada de la democracia, Conesa dio el salto a la lucha antiterrorista e incluso llegó a viajar a República Dominicana para ayudar al dictador Leónidas Trujillo. 

El excomisario de Leganés 

Entre la lista de condecorados de aquel junio de 1977, se encuentra también Jesús González Reglero, quien se jubiló hace escasos años tras ocupar durante los últimos años de su carrera el cargo de comisario de Leganés cuando ya estaba imputado en la conocida como 'querella argentina'. Asimismo, aquel día también fue condecorado su hermano Miguel Ángel Reglero.

"Alrededor de la mesa estaba Jesús González Reglero, este último con la cadena con la que fui detenido, sonriendo y haciéndola girar, supongo que intentando amedrentarme"

Su pasado como represor, sin embargo, no fue un obstáculo en el ascenso de este policía hasta su ascenso a comisario. Sin embargo, Reglero es uno de los 20 cargos franquistas reclamado por la Justicia de Argentina dentro de la causa que investiga los crímenes de la dictadura. Fue imputado debido a la declaración de una víctima, Alfredo Rodríguez, que fue torturado durante su detención el 20 de febrero de 1975 por el propio Reglero. 

"En una de las mesas se encontraba sentado el Inspector José Ignacio Giralte González y en la otra el Inspector Jesús González Reglero, este último con la cadena con la que fui detenido, sonriendo y haciéndola girar, supongo que intentando amedrentarme. De pie se encontraba Antonio González Pacheco y otros dos miembros de la Brigada que no soy capaz de recordar. (...)  A partir de ese momento a cada lado se puso un policía (Giralte y González Reglero), y me decían que bajara la cara, cada vez que lo hacía me golpeaban en la misma, por la espalda recibí golpes incluidos los que me propinaban con las propias cadenas con las que fui detenido y patadas en la entrepierna. Según me iban golpeando, me decían: 'Di que tu madre es una puta'. A medida que la sesión de tortura se prolongaba, iba perdiendo resistencia y me caía al suelo con mayor frecuencia". 

Cuando los hermanos González-Reglero fueron condecorados formaban parte del grupo policial 'anti-Grapo', que dirigía Billy el Niño. En un reportaje aparecido en El País el 13 de octubre de 1982 se afirmaba lo siguiente: "El grupo anti-Grapo que dirigía Billy el Niño estaba considerado, incluso en medios policiales, como uno de los más duros durante la época de la más fuerte represión franquista, y la relación de algunos de sus miembros -entre ellos, Baldomero Araujo o los hermanos Reglero- con personas de la extrema derecha es bien conocida en medios periodísticos". 

Manuel Sandoval, la represión de los estudiantes

Precisamente en ese reportaje de El País se habla del policía Manuel Sandoval, quien también fue condecorado por Martín Villa en junio de 1977. El artículo reconoce a Sandoval como el jefe del grupo de estudiantes durante un largo tiempo y especifica que este es el grupo "que se ocupaba de reprimir los movimientos universitarios". Su labor fue tan buena al frente de la represión estudiantil, que mereció el premio de Martín Villa. 

Asimismo, la obra Los servicios secretos en España recoge que Gómez Sandoval fue jefe director de Joaquín Gambín Hernández, alias 'El Grillo', que en 1978 estaba en el grupo terrorista Batalón Vasco Español y que tenía vínculos con Emilio Hellín, el asesino de la joven Yolanda González.

Más noticias en Política y Sociedad