Público
Público

Sede PP Casado anuncia que el PP se irá de Génova 13 para desvincularse de la corrupción

El máximo dirigente del PP ha asegurado que no volverá a responder a ninguna pregunta relacionada con la corrupción "del pasado" y ha anunciado que celebrará una convención nacional este otoño.

La imagen de Pablo Casado en la fachada de la sede del PP, en la madrileña calle de Génova. EUTERS/Jon Nazca
La imagen de Pablo Casado en la fachada de la sede del PP, en la madrileña calle de Génova. EUTERS/Jon Nazca.

Pablo Casado ha anunciado lo que era un clamor desde hace meses. La dirección del PP se muda: se irá de Génova 13 como ya adelantó Público en septiembre: "Cambiaremos la sede nacional del PP de ubicación, pues no debemos seguir en esta sede, cuya reforma está siendo investigada en los tribunales". El número 13 de la céntrica calle de Génova, en Madrid, es la sede nacional del partido desde febrero de 1983, enclave al que la formación se trasladó después de varios años de ocupar un pequeño inmueble en la calle Silva. El cambio de la sede fue consecuencia del resultado de las elecciones generales de octubre de 1982, tras pasar de 10 diputados a 107.

El máximo dirigente del PP también ha asegurado que no volverá a responder a ninguna pregunta relacionada con la corrupción "del pasado" y ha culpado directamente al extesorero del PP, Luis Bárcenas, de su debacle en Cataluña: "Esta dirección nacional no va a volver a dar explicaciones sobre ninguna cuestión pasada que corresponda a una acción personal que no haya sido en beneficio del partido o haya podido perjudicarlo".

El conservador quiere dar ejemplo de "honestidad" e incluirá un buzón anónimo de denuncia que sirva para prevenir la corrupción. "No podemos seguir pagando facturas de cuestiones que ni conocemos. Cualquier conducta no ejemplar no forma parte del patrimonio a defender del PP", ha defendido.

No hace autocrítica y anuncia una convención en otoño

Casado también descarta hacer cambios en el organigrama de dirección tras el fracaso en Cataluña, donde el PP logó otra derrota histórica: pasó de cuatro a tres diputados y no logró arañar ningún diputado a Ciudadanos, pese a que la formación de Inés Arrimadas ha caído de 36 a 6 escaños. Sí irrumpió con fuerza Vox, que se situó como cuarta fuerza política con 11 escaños. A pesar del varapalo, el líder popular no considera necesario cambiar a la cúpula directiva, aunque hay un clamor interno que pide asunción de responsabilidades a Génova 13. "Quiero agradecer al secretario general, a los vicesecretarios y a los portavoces su trabajo al servicio del PP catalán", ha dicho.

En su lugar, el líder del PP ha anunciado ante la plana mayor de los barones del partido -que han seguido la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de manera telemática- que celebrará una convención nacional este otoño, "en la que empezaremos ya a trabajar lanzando un documento político estratégico como convocatoria abierta a los españoles, incorporando a representantes de la sociedad civil, distintos sectores y captando talento dentro y fuera del PP".

El conservador también ha querido defenderse de quienes critican su exceso de personalismo en la campaña catalana. "Al no tener grupo parlamentario no teníamos garantizada la cobertura mediática", ha señalado Casado, que ha estado muy presente en la región. "También nos criticaban cuando nos volcábamos en la campaña andaluza, o en la negociación en Madrid, creo que todos debemos dar la cara por nuestros compañeros", ha lanzado.

Lo cierto es que, según ha podido saber Público, dentro de la formación conservadora se acumulan las dudas, se extiende el pesimismo y la decepción, y muchos dudan ya de que Casado llegue a ser presidente del Gobierno si la estrategia no varía. Cataluña es una de las comunidades que más escaños reparte a nivel nacional y, con un resultado irrisorio y sorpassado numéricamente por Vox, el líder del PP tendría muy difícil llegar a La Moncloa.

Casado también ha querido reafirmar "su planteamiento en el congreso nacional de ampliar nuestra base electoral en el centro político".  Según confirman fuentes del partido a Público, algunos barones exigirán hoy a Casado "una estrategia clara" para frenar a Vox, tras dos años y medio de bandazos. Ahora es la primera vez que el partido ultra les adelanta en una autonomía.

Más noticias de Política y Sociedad