Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

Las cloacas de Interior Altos cargos de Jusapol reconocen en privado que Ciudadanos manejó la asociación policial

Pocos días después de que Jusapol anunciase a sus afiliados una demanda contra 'Público' por revelar que Cs puso dinero para que hiciera campaña a Rivera, este diario ha obtenido pruebas de que responsables de esa asociación, que ahora tienen cargos en el nuevo sindicato policial Jupol, han admitido que Ciudadanos financió parte de la manifestación de enero en Barcelona, a cambio de que su líder la encabezase, y que la movilización fue organizada por Sociedad Civil Catalana 

Publicidad
Media: 4
Votos: 22

Imagen difundida por Ciudadanos de la politizada cabecera de la manifestación de Jusapol en Barcelona, con Albert Rivera e Inés Arrimadas en el centro de la pancarta principal. CS

En público, los dirigentes de la asociación policial Jusapol niegan rotundamente que Ciudadanos o Sociedad Civil Catalana (SCC) participasen en la financiación y/o organización de la gran manifestación de enero en Barcelona que encumbró a Albert Rivera con gritos de "¡Presidente! ¡Presidente!" Pero, en conversaciones privadas, sus altos cargos de entonces, que ahora lo son del recién creado sindicato policial Jupol, han reconocido abiertamente que Cs sufragó una parte importante de aquellos gastos y que la anticatalanista SCC fue la que organizó aquella marcha, que superó ampliamente los recursos y la capacidad de movilización de Jusapol.

Como respuesta al anterior artículo de este diario sobre la utilización de Jusapol por la formación de Rivera, la junta directiva de la asociación emitió un comunicado titulado Público se tira a la piscina —en el que incluyó una factura de gastos de equipos eléctricos y de sonido para la marcha barcelonesa— y ahora ha difundido el borrador de una demanda de "tutela del derecho al honor" en la que asegura que este medio sólo pretende desacreditarla y que no ha contrastado la información, pese a los numerosos testimonios y hasta audios grabados que se incluyen en el anterior tema publicado.

Dicha demanda carece de fundamento legal, ya que pretende acogerse a "la protección de los derechos fundamentales de la persona" para demandar por una pretendida ofensa a la reputación de Jusapol, cuando la misma jurisprudencia que cita deja bien claro que tales derechos corresponden exclusivamente a las personas físicas, no jurídicas, ni tampoco a las entidades o instituciones. No obstante, en ella se imputa una y otra vez a los periodistas de este diario dejación de su deber de investigar y contrastar los hechos, algo que queda desmentido por el propio contenido del artículo, para el que incluso se recabó la versión de Miguel Ángel Gutiérrez –secretario general del Grupo Parlamentario de Ciudadanos y portavoz de Interior en el Congreso–, quien estableció la estrecha relación entre la formación naranja y la asociación que nació en Palencia para defender la equiparación salarial entre los diversos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Ciudadanos manipuló a Jusapol para convertirla en una herramienta electoral de Albert Rivera

En consecuencia, este medio hoy publica parte de los resultados de esas investigaciones, y sobre todo los que acreditan que numerosas fuentes policiales –cuya identidad protegemos– coinciden en que Ciudadanos manipuló a Jusapol para convertirla en una herramienta electoral de Rivera. Y que la asociación ha violado todas sus promesas de mantenerse fuera de la política y del sindicalismo, para acabar creando el sindicato Jupol con fines oportunistas

El primero que lo denunció fue el coordinador de Jusapol en Madrid, Carlos Morales, quien grabó un mensaje de audio a todos los afiliados en el que anunció su dimisión, tras haber sido encargado de impulsar del sindicato Jupol, porque:

Empezamos a montar todo, con gente que había trabajado mucho en este proyecto de Jusapol: Pablo, Aarón, Chema y yo. Los problemas vienen cuando un día antes de la entrega de la ILP [Iniciativa Legislativa Popular] nos exigen que hay que meter por imperativo legal a una persona que ni conocíamos, y además ¡que iba a ser el secretario general! Nadie lo había visto, nadie sabía de su existencia. Nadie sabía quién era.

A partir de entonces, nos negamos todos... a que alguien naranja impusiera el secretario nacional. Esta persona impuesta, a partir de ese momento ha ido a la entrega de la ILP, se ha echado la foto al lado de Albert Rivera, ha ido a la manifestación de Valladolid, ha ido a la manifestación de Guadalajara y también a la manifestación de Ávila. Anteriormente a esto, no se le había visto.

Morales denunció clara y detalladamente la manipulación de Jusapol por parte de Ciudadanos, pero en su demanda contra Público la asociación desprecia olímpicamente todo su alegato, al aducir: "La simpleza de las quejas de Don Carlos Morales, que se presentan como argumento ético de su dimisión, son utilizadas para enhebrar un artículo sin conexión ninguna con el titular..."

Algunos de los citados por Morales en su mensaje de audio han reconocido que lo denunciado por 'Público' es rigurosamente cierto

Pues bien, no sólo en ese artículo se incluyen múltiples citas de otras fuentes policiales que coinciden con ese "argumento" y ofrecen nuevos detalles que lo avalan, sino que en el curso de la investigación hemos averiguado que algunos de los citados por Morales en su descarnado mensaje grabado también han reconocido que lo denunciado por Público es rigurosamente cierto.

Para empezar, cuando Morales cita a "Pablo", se refiere a Pablo Pérez, quien en aquel entonces era portavoz de Jusapol en Madrid y actualmente es portavoz de la nueva directiva del sindicato Jupol. Pues bien, Público está en condiciones de demostrar –y lo hará ante un juez si llega a ser necesario– que Pablo Pérez ha reconocido, en diversas conversaciones con compañeros, los extremos siguientes:

1. Para hacer que la manifestación de enero en Barcelona fuera masiva, "se buscó apoyos, porque realmente Jusapol no tenía capacidad económica para pagar todo lo que había que pagar allí".

2. La formación de Rivera financió parte de la marcha de Barcelona, como "una ayuda". Es decir, para conseguir ese despliegue de medios, "económicamente, colaboró Ciudadanos", pero "lógicamente, Ciudadanos no va a reconocer en ningún momento que financió esa manifestación".

3. En la cabecera de la manifestación, "es verdad que se le dio más protagonismo a Ciudadanos porque fue el único que colaboró allí".

4. Los que dirigían Jusapol en esas fechas se prestaron a esa exigencia de la formación de Rivera "porque sabemos que tienen la llave para los Presupuestos" y la asociación estaba reclamando una partida de 500 millones de euros para la equiparación salarial.

5. Ciudadanos exigió, a cambio, "de contrapartida, que les pongas en la cabecera de la manifestación".

6. En definitiva, Jusapol permitió que ese partido político pusiera dinero para la movilización de Barcelona, pero los sindicatos policiales no se enteraron "porque, en teoría, nadie de calle sabe quién pagó la manifestación".

"Que no salga de aquí. Ciudadanos ha financiado parte de la manifestación de hoy"

Pero no ha sido Pablo Pérez el único alto cargo de Jusapol que ha admitido en conversaciones privadas con algunos compañeros que la formación naranja se aprovechó del auge de la asociación policial en beneficio político de Rivera, sino que Aarón Rivero Martín –actual secretario de Asuntos Legales, Finanzas y Relaciones Laborales del sindicato Jupol– también lo reconoció en las horas previas a la manifestación de Barcelona:

"Que no salga de aquí. Ciudadanos ha financiado parte de la manifestación de hoy", admitió literalmente Rivero a un reducido grupo de compañeros poco antes de que arrancase la marcha. Aarón –como se le conoce entre policías– fue el que coordinó la recogida de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) pidiendo la equiparación salarial de policías y guardias civiles con los Mossos d'Esquadra.

Y ése es uno de los "agravios" –según otras fuentes policiales consultadas por Público– que Jusapol cometió tras reunir las firmas y presentarlas ante el Congreso de los Diputados: registró la ILP exclusivamente a nombre de Jusapol –a pesar de que muchas otras organizaciones y sindicatos policiales participaron en la recogida de rúbricas–, de forma que, en su debido plazo, toda la subvención estatal correspondiente a ese esfuerzo recaerá sólo en esa asociación. Muchos creen que esa subvención puede ascender hasta casi 300.000 euros.

Varios de los portavoces de Jusapol ahora ostentan cargos directivos en el sindicato (Jupol) que prometieron que nunca fundarían

Curiosamente, varios de los portavoces de Jusapol —y que ahora ostentan cargos directivos en el sindicato (Jupol) que prometieron que nunca fundarían— califican como "subvención" —en esas conversaciones privadas— la aportación económica de Ciudadanos a la manifestación de Barcelona, convertida en un magno acto de exaltación del "líder" Rivera y de repudio al movimiento soberanista catalán.

Porque, además, el hecho de que fuera la españolista Sociedad Civil Catalana la que se hiciera cargo de movilizar a decenas de miles de personas —75.000 según la Guardia Urbana, o 150.000 según Jusapol— en Barcelona, fue previamente anunciado de forma casi oficial en la reunión preparatoria de sindicatos policiales que se celebró exactamente un mes antes en la sede del sindicato Unión Federal de Policía (UFP) en Carabanchel. A esa reunión asistieron delegados de todos los sindicatos policiales, salvo la ASP (Alternativa Sindical de Policía o Asipol), y de todas las asociaciones de la Guardia Civil.

Así que en Carabanchel no fueron unos pocos, sino casi todos, los representantes sindicales policiales que pudieron escuchar al portavoz de Jusapol explicar que no hacía falta que se movilizaran en Barcelona para la manifestación de un mes más tarde, porque ya estaba todo arreglado... con la Sociedad Civil Catalana, que no sólo se encargaba de movilizar masas mucho mayores de las que podían convocar policías y guardias civiles, sino que incluso se haría cargo de coordinar la seguridad del acto.

Imagen aérea de la "cápsula de seguridad" policial que se acordonó en torno a la cabecera de políticos en la manifestación de Jusapol en Barcelona, narrada a 'Público' por uno de sus integrantes en el artículo anterior.

De ese anuncio explícito hay muchísimos testigos. Pero quien se vio obligado a hacerlo fue, precisamente, Carlos Morales, quien decidió no desplazarse a Barcelona para ver el resultado y acabó dimitiendo con su mensaje público grabado de frustración y desánimo, hoy despreciado por los directivos de Jusapol y ahora también de Jupol.

En Carabanchel, Morales no hizo más que transmitir las instrucciones que recibía desde la junta directiva de Jusapol en Palencia, formada por el presidente, Natan Espinosa Pérez, y sus adjuntos José Alfredo Milano Ramos y Miguel Ángel Gómez, secretario de la asociación. Allí –según ha podido confirmar Público de fuentes policiales presentes en el acto– incluso se puso de manifiesto que Ciudadanos había exigido encabezar la marcha de Barcelona a cambio de su apoyo.

En Carabanchel se anunció a los delegados sindicales que Sociedad Civil Catalana organizaría la manifestación de enero en Barcelona

Igual que se proclamó que era Sociedad Civil Catalana la encargada de organizar esa manifestación —supuestamente de policías, guardias civiles, familiares y compañeros— con el fin de que fuera verdaderamente masiva. Tras la movilización —dominada en ocasiones por activistas de ultraderecha y neofascistas con el brazo en alto (a la derecha, arriba, en la foto anterior)—, Pablo Pérez no tuvo reparo en explicárselo crudamente a un compañero que le manifestó su extrañeza por la preeminencia de los políticos en lo que tenía que haber sido una concentración de policías y guardias civiles:

"Teníamos que hacer una gran manifestación lo más grande posible en Barcelona y con sólo el apoyo de los policías y guardias civiles no era suficiente. Así que cuando Sociedad Civil Catalana nos ofreció colaborar, aceptamos. Porque mueve a mucha gente e iba a multiplicar el número de manifestantes".

Sólo tres meses después de la manifestación de Barcelona, Morales dimitió, enviando a los afiliados un testimonio descorazonador de sus motivos para tirar la toalla. Algunos —pocos— medios de la derecha hicieron informaciones sobre su grabación, pero obviaron toda referencia a sus alusiones a la manipulación "naranja" de los sindicatos policiales...

Por cierto, de tanto demostrar que Público ha obtenido, contrastado y verificado numerosas fuentes para construir esta exclusiva, se nos ha quedado en el tintero explicar los entresijos de cómo Ciudadanos ha logrado manipular la creación de un nuevo sindicato policial con la intención de "ganarme un millón y medio de votos, entre policías, guardias civiles, hijos, padres, primos, hermanos..."

¿Quién argumenta eso en Jupol (por cierto, olvidando que las mujeres también existen)? Pues lo siento, pero este artículo ya es demasiado largo. Así que...

...CONTINUARÁ

Más noticias en Política y Sociedad