Público
Público

Las cloacas de Interior Detenidos cuatro detectives contratados por Villarejo para extorsionar a un exjuez por encargo de los empresarios Muñoz

Los hermanos Juan y Fernando Muñoz Támara contrataron al comisario José Villarejo para que les solucionara un problema judicial que tenían con un colaborador, cuyo abogado era el exjuez Francisco Javier Urquía. El policía pensó extorsionarle con una grabación hecha a Urquía en 2006. Pero a los hermanos Muñoz les pareció antiguo y solicitaron hacer un nuevo vídeo en 2017, que finalmente ejecutaron los detectives detenidos este miércoles.  

Villarejo es un artista
El comisario jubilado José Manuel Villarejo.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional ha detenido este miércoles a cuatro detectives por su supuesta implicación en la grabación de un vídeo embarazoso del exjuez Francisco Javier Urquía. Los investigadores fueron contratados presuntamente por el comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, para cumplir el encargo que le hicieron los empresarios Juan y Fernando Muñoz Támara con el fin de extorsionar a uno de sus colaboradores y al abogado de este, el exjuez Urquía. 

Según la información a la que ha tenido acceso Público, se trataría de "tres mujeres y un hombre; ellas estaban casadas con funcionarios del Cuerpos Nacional de Policía y pensaban que estaban realizando un trabajo para el Centro Nacional de Inteligencia", aseguran fuentes cercanas a la investigación. 

El trabajo que Villarejo les habría encargado, y que fue realizado en 2017, consistió en grabar al colaborador de los empresarios Muñoz Támara -conocidos por ser el marido y el cuñado, respectivamente, de la presentadora Ana Rosa Quintana- en una reunión que mantuvo con uno de ellos. A este colaborador, que está imputado en otro procedimiento judicial con los hermanos, le denominan el 'pintor' porque les ayudaba en asuntos fiscales. Ese apelativo es el que da nombre a la causa judicial en la que están imputados.

Recientemente, Público desveló una conversación entre Villarejo y estos empresarios en el que la propio comisario jubilado explicaba la importancia del tal 'Pintor' y de los problemas que traería si este hablaba en el juzgado. 

En las dos horas y media de dicha conversación, Villarejo les cuenta a los Muñoz que le ha pedido a María Dolores de Cospedal que le siente con Zampa (el exministro Zoido), y que él le explicará lo que hay en el ministerio del Interior, a lo que Juan Muñoz le recuerda: "Se está metiendo conmigo igual que contigo...", en alusión a esa investigación que hay abierta, por un lado contra los empresarios y por otra contra Villarejo por las causas del pequeño Nicolás y de la doctora Pinto.  

El segundo vídeo a Urquía

Los detectives ahora detenidos le hicieron al abogado Urquía en 2017 una encerrona muy parecida a la que ya le habían hecho Villarejo y su hijo en el año 2006, cuando este era aún juez de Marbella e imputó a otro cliente del policía en la conocida como 'Operación Hidalgo'. 

No obstante, en su declaración ante el juez de la 'pieza Pintor' en 2018, Urquía afirmó que los investigados no utilizaron nunca dichos vídeos contra él, aunque sí se reconoció en ellos, según publicó Europa Press. En dichas imágenes el exjuez aparecía junto a dos chicas consumiendo droga.

Cuando los hermanos Muñoz Támara aparecieron en 2016 en el despacho de Villarejo encargándole que les solucionara este problema por la vía del chantaje, el policía les enseñó enseguida el viejo vídeo de 2006, pero a estos les pereció que estaba amortizado y desfasado y le encargaron uno nuevo por el que hoy ya hay media docena de personas imputadas. 

Más noticias de Política y Sociedad