Público
Público

Condena a la diputada de Podemos Isa Serra recurre ante el Supremo la condena de 19 meses de cárcel por protestar contra un desahucio

La líder de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz del partido fue condenada por el TSJM por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños. Su defensa denuncia que la sentencia "vulnera la presunción de inocencia", al sustentarse en "vagas e imprecisas" declaraciones de agentes de Policía Municipal, que la identificaron en la protesta casi 20 días después.

La candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Isabel Serra. FERNANDO SÁNCHEZ
La líder de Podemos en la Comunidad y diputada autonómica, Isabel Serra / FERNANDO SÁNCHEZ

La diputada autonómica, líder de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz estatal del partido, Isabel Serra, ha interpuesto este jueves un recurso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que la condenó a 19 meses de prisión por su participación en la protesta contra un desahucio en 2014.

La sentencia imputó a la diputada los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños, y también la inhabilitó durante los 19 meses para el "derecho a sufragio pasivo", así como a pagar dos multas de 20 euros diarios durante cuatro meses y una indemnización de 5.250 euros a dos agentes de policía.

La manifestación tuvo lugar el 31 de enero de 2014 en el madrileño barrio de Lavapiés. La diputada autonómica se desplazó hasta allí para participar en la protesta, a la que acudieron multitud de personas para mostrar su rechazo ante un desahucio.

La defensa de Serra denuncia que la sentencia del TSJM es "arbitraria" y que "atenta contra la presunción de inocencia", al estar sustentada "exclusivamente" en "vagas e imprecisas" declaraciones de agentes de la Policía Municipal.

Estos agentes, precisa la defensa de la diputada, tardaron casi 20 días en identificar a Serra tras la celebración de la protesta, por lo que no fue identificada in situ el día de los hechos, sino a través de unas fotografías que los agentes habrían visto posteriormente.

Durante la protesta, recuerdan fuentes cercanas a la diputada, ningún agente la identificó en el lugar ni la detuvo. Veinte días después, varios policías afirmaron reconocerla a partir de la fotografía de su DNI que les enseñaron por parte de la Brigada Provincial de Información, lo que provocó que los agentes la detuvieran en la Facultad de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid.

En la sentencia se acusó a la dirigente de Podemos de arrojar "objetos contundentes" contra la policía, dar "empujones" y proferir insultos, aunque la defensa de la portavoz sostiene que "ningún agente manifestó esos hechos en sus declaraciones" y que "ninguna grabación sustenta esa afirmación".

Identificación mediante "un procedimiento irregular"

La diputada siempre ha sostenido que "las acusaciones son falsas, carecen de pruebas y la condena es por tanto injusta". Ahora, su defensa pide no solo que se revise la sentencia del TSJM, sino que se revalúe la prueba, al entender que el tribunal "la condenó sin pruebas, basándose en el testimonio de agentes de policía que la identificaron días después mediante un procedimiento irregular, y sin tener en cuenta que todos los vídeos y fotografías de aquel día la muestran en actitud pacífica".

La defensa también recuerda que los agentes no fueron capaces de identificar los objetos que Serra supuestamente habría arrojado en el transcurso de la manifestación, ni tampoco en qué momento ni desde qué lugar lo habría hecho.

El recurso destaca que no se ha valorado "racionalmente" el "abundante material probatorio" que demuestra la "inocencia" de la portavoz de Podemos, y recoge que ninguno de los 115 vídeos y casi un centenar de fotografías aportados muestran a la diputada en actitud "beligerante ni violenta", sino que está "tranquila", "sin gritar" y "evitando el conflicto".

El TSJM, recoge el recurso, "tampoco valoró adecuadamente el testimonio de los testigos de la defensa y la declaración de Serra, al no tomar en consideración sus palabras, ni tan siquiera para albergar "un atisbo de duda razonable", pese a que su versión concordaba con el material gráfico aportado".

Más noticias de Política y Sociedad