Público
Público

El Congreso estudia instalar plataformas elevadoras en las primeras filas del hemiciclo

La Mesa de la Cámara estudia este martes el informe de la arquitecta del Parlamento para facilitar el acceso de Echenique al salón de Plenos y valorará las limitaciones de espacio y de patrimonio a la hora de acometer las reformas. Las eventuales obras permitirían al portavoz sentarse con su grupo, pero no subir a la tribuna.

Pablo Echenique en el Congreso de los Diputados
Pablo Echenique se sentó justo delante de la bancada del Gobierno en los últimos Plenos / EFE

El Congreso sigue dando pasos para mejorar su accesibilidad respecto a las personas con movilidad reducida. La Mesa analizará este martes el informe que le encargó a la arquitecta de la Cámara Baja con el fin de facilitar el acceso al hemiciclo del portavoz de Unidas Podemos en el Parlamento, Pablo Echenique.

Tras la elección de Echenique como diputado en las elecciones de noviembre y su nombramiento como portavoz del grupo confederal, se abrió un debate sobre la necesidad de acometer reformas en el Congreso (en especial en el Palacio de las Cortes, el edificio más antiguo de la Cámara) con el fin de aumentar su accesibilidad.

Aunque han habido otros diputados con movilidad reducida, se trata de la primera vez que un portavoz parlamentario no puede sentarse con su grupo y no puede intervenir desde la tribuna de oradores. La Cámara se ha planteado hacer reformas para cambiar esta situación en otras ocasiones, y existen existen algunos precedentes e informes en este sentido.

De hecho, se han llevado a cabo obras con el fin de mejorar la accesibilidad, pero sobre todo han estado centradas en aquellas zonas de las denominadas "ampliaciones", los edificios que se han construido alrededor de la estructura principal y más antigua, el Palacio de las Cortes.

Es en el Palacio donde se encuentra el hemiciclo del Congreso, una estancia que, a diferencia de otras zonas, no se encuentra adaptada para personas con movilidad reducida. Exdiputados como Francisco Vañó o Ignacio Tremiño (PP), entre otros, fueron relegados al denominado 'gallinero' del Palacio (la parte más alta y más alejada de la tribuna de oradores) por la falta de accesibilidad de la sala.

Cualquier reforma del hemiciclo necesita de un estudio en profundidad, ya que el edificio está protegido. La arquitecta del Congreso pertenece a Patrimonio Nacional, por lo que la protección y conservación del edificio ya vertebran las propuestas que se recogen en el informe. Fuentes conocedoras del texto avanzan que sí se establece una previsión para que Echenique pueda acceder a la bancada de su grupo.

La idea es la de colocar plataformas elevadoras en los pasillos para facilitar el acceso a la segunda fila del hemiciclo, justo detrás de la denominada bancada azul, reservada para los miembros del Gobierno. De esta manera, Echenique no podría pasar de la segunda fila de escaños, pero la costumbre en la Cámara es que el portavoz se siente, precisamente, en la primera fila que ocupa su grupo (en el caso de Unidas Podemos esta fila es la segunda, justo detrás de los bancos azules).

Estas mismas fuentes apuntan que no habría solución en el caso la tribuna. Este espacio, desde donde intervienen los diputados en muchas ocasiones (para presentar una iniciativa, para defender la posición del grupo parlamentario, en el debate de investidura, en el debate de los Presupuestos Generales del Estado...) se sitúa justo debajo del asiento reservado a la presidenta del Congreso y está flanqueado por dos escaleras, una a cada lado.

No se esperan reformas hasta el verano

Ni Echenique ni en el futuro ningún otro diputado con movilidad reducida podrían intervenir desde la tribuna. La idea, que pactarán entre la Mesa y el portavoz de Unidas Podemos, es que en estos casos pueda intervenir desde el suelo del hemiciclo, en el centro, donde habitualmente se sitúan las trabajadoras de los servicios de taquigrafía.

Fuentes del equipo del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso aseguran que están "en permanente contacto con los servicios de la casa y con la presidencia, que están demostrando una conciencia adecuada de la situación y una gran profesionalidad. Confiamos en que la solución que finalmente decida el Congreso será la mejor que se pueda conseguir dadas las limitaciones de espacio y de patrimonio histórico que afectan al hemiciclo".

De hecho, Echenique se habría reunido en alguna ocasión directamente con la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet. Estas mismas fuentes apuntan a que la previsión es que las reformas no se inicien hasta el verano, con el fin de no interferir en el calendario de sesiones plenarias, un supuesto que aseguran entender desde el entorno del portavoz.

La Mesa del Congreso vio en enero un informe del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) en el que se proponen varias reformas (en el Congreso en general, y también en el hemiciclo) con las que adaptar el edificio y las estancias.

El estudio fue encargado por la expresidenta y actual vicepresidenta tercera de la Cámara, Ana Pastor, en febrero de 2019 y propone, entre otras cuestiones, elevar el nivel del suelo en el que se encuentra la mesa de los servicios taquigráficos mediante "un suelo técnico" para igualarlo a la altura de la primera bancada (la del Gobierno), lo que supondría la desaparición de los tres escalones existentes ahora.

Más noticias de Política y Sociedad