Público
Público

Coronavirus "Llegan tarde": algunas comunidades critican las restricciones para grandes ciudades del Gobierno y Madrid

La consellera de Salut, Alba Vergés, ha lamentado que el pacto del ministro de Sanidad con el gobierno de la Comunidad de Madrid es un "café para todos" para esconder la "impotencia" del ejecutivo estatal de no poder actuar en Madrid.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa (2d); Fernando Simón (d); Carolina Darias (3d); Ignacio Aguado (2i), y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (3i), durante la reunión del Grupo COVID-19. EFE/ Rodrigo Jiménez
El ministro de Sanidad, Salvador Illa (2d); Fernando Simón (d); Carolina Darias (3d); Ignacio Aguado (2i), y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (3i), durante la reunión del Grupo COVID-19. EFE/ Rodrigo Jiménez

público

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que va a proponer una acción coordinada de salud pública al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) en la que se limite la movilidad en todos los municipios de más de 100.000 habitantes donde haya más de 500 casos de covid en los últimos 14 días, la positividad de PCR sea superior al 10% y el índice de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos sea superior al 35%, medida que incluye a Madrid capital.

Además de la movilidad, se limitarán los contactos sociales y se tomarán medidas de reducción de horarios y aforos y de refuerzo de sus capacidades asistenciales.

El acuerdo alcanzado con Madrid va a ser analizado por la mañana en la ponencia técnica y en la Comisión de Salud Pública y, posteriormente y por la tarde, se discutirá en el pleno del CISNS, en el que participan los consejeros de Sanidad de todas las comunidades autónomas. En este sentido, Illa ha informado de que espera que en la "mayor brevedad posible" estas medidas entren en vigor.

Aunque todavía no ha llegado la reunión con los consejeros de Sanidad, las comunidades autónomas ya se han pronunciado y han valorado la efectividad de las medidas en sus territorios. Mientras otros como La Rioja, Castilla y León o Andalucía, ya han decidido actuar en diversos municipios ante el incremento de contagios.

Ya hay limitaciones de movilidad 

Castilla y León ha acordado confinar a los municipios vallisoletanos de Medina del Campo y Carpio, y el salmantino de Sotoserrano, con lo que son ya ocho los municipios con limitaciones de movilidad en esta comunidad.

En la Rioja también verán limitada su movilidad los ciudadanos de Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto a partir de la medianoche del jueves, mientras que Navarra, que según sus autoridades, está en "un momento delicado" en el que no se puede permitir "ni la más mínima relajación", mantiene las restricciones en los ayuntamientos de Falces y Funes, similares a las que desde hace una semana se están aplicando en Peralta.

También se han establecido limitaciones en la movilidad en la localidad sevillana de Casariche por la alta incidencia de contagios y la Junta de Andalucía ha anunciado que realizará un cribado masivo de test rápidos en once municipios donde hay más de 500 positivos por prueba PCR por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

En Catalunya, también se efectuará un cribado comunitario en Tarragona, así como se ampliarán las restricciones en Girona y la vecina localidad de Salt para reducir el contagio.

Los responsables sanitarios de la Generalitat han pedido al Gobierno central que "limite la movilidad entre territorios" debido a la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid y ha advertido: "llevamos mareando la perdiz una semana larga".

La "impotencia" del ejecutivo de no poder actuar en Madrid

A pesar de que algunas comunidades están confinando varias localidades, las nuevas medidas de Illa y Ayuso no están gustando a todos los gobiernos. La segunda comunidad con más incidencia después de Madrid es Navarra. La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, ha asegurado que la situación "no es comparable" a la de Madrid. Y ya descarta el confinamiento del territorio, a pesar de que se han dado un plazo de cinco días para tomar la decisión. 

En Catalunya, este martes la consellera de Salut, Alba Vergés, ha lamentado que el pacto del ministro de Sanidad con el gobierno de la Comunidad de Madrid es un "café para todos" para esconder la "impotencia" del ejecutivo estatal de no poder actuar en Madrid, donde la pandemia está en límites superiores al resto de España.

Ha afirmado que no le preocupa que el Estado le obligue a aplicar las medidas porque los baremos del Departament de Salut "en ningún caso llegan a estos extremos". Aun así, Vergés no ha rechazado las condiciones del acuerdo, puesto que ha defendido que la Generalitat aplica medidas de restricción de movilidad y aforos mucho antes de llegar al umbral que han fijado Gobierno y Madrid.

Adrián Barbón, el presidente de Asturias también ha criticado el acuerdo: "No me gustan los acuerdos bilaterales, ni con Catalunya, ni con Madrid. Los acuerdos en un estado compuesto se tienen que acordar en los órganos de representación autonómica", ha señalado en un tuit, y ha añadido que "las medidas llegan tarde".

Otros gobiernos autonómicos como el de Canarias prefieren esperar a pronunciarse tras el pleno del CISNS. Cuatro ciudades canarias pueden verse afectadas por las nuevas restricciones pero la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias apunta que hasta esta tarde "que hay Consejo Interterritorial, no se sabrá" nada. 

Más noticias de Política y Sociedad