Público
Público

Crisis del coronavirus El Gobierno, listo para activar un nuevo estado de alarma por zonas si no funciona el Plan de Prevención

Aseguran que esta posibilidad está encima de la mesa y que actuarán con contundencia si se agrava la situación. El nuevo estado de alarma, si fuera necesario, se utilizaría para recuperar el esquema de fases, sería por territorios y para prohibir la movilidad entre comunidades autónomas, pero hoy no se contempla un nuevo confinamiento generalizado.

El Gobierno avala el decreto de Torra para confinar Lleida
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

"La posibilidad de decretar de nuevo el estado de alarma está sobre la mesa, pero nunca ha dejado de estar. Dependerá de si los rebrotes se agravan". Con estas palabras, una fuente cercana al Gobierno confirmó que el Ejecutivo sopesa volver a acudir a esta medida para atajar un rebrote masivo de la pandemia del coronavirus.

Las fuentes consultadas indican que todo dependerá de cuánto se agraven los rebrotes y que, en principio, confían en que dé resultado el Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por Covid19, que el lunes presentó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y que ahora se verá complementado con las aportaciones de las comunidades autónomas.

De momento, aunque con algunas excepciones, las comunidades autónomas están respondiendo bien a los rebrotes y disponen de los medios necesarios y que se les han requerido desde el Ministerio de Sanidad para hacer frente a la situaciones que se están encontrando.

El nuevo estado de alarma estaría destinado a restringir la movilidad entre territorios, y volver a decretar las fases a las que deberían adaptarse las comunidades autónomas

Pero, en el caso de que este plan no sea suficiente, fuentes del Ejecutivo aseguran que no les temblará el pulso para volver a decretar el estado de alarma en una parte del territorio o, incluso, en todo el país. De hecho, así está contemplado como última medida en dicho plan. 

No obstante, apuntan que estaría más destinado a restringir la movilidad entre territorios y volver a decretar las fases a las que deberían adaptarse las comunidades autónomas, pero en principio no se contempla otro confinamiento generalizado, salvo que la situación se agrave a los niveles de marzo. Es decir, que sería una versión diferente a los primeros estados de alarma que se decretaron.

No obstante, las fuentes consultadas indicaron que no hay decisiones definitivas sobre cómo sería ese nuevo estado de alarma, y lo condicionan todo a la evolución que haya de la pandemia. 

Además, la propia vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo,  aseguró recientemente de que el Ejecutivo "será contundente" en la protección de la salud, y avisó de que, llegado el momento, "el Gobierno volverá a dar señales de responsabilidad". "Si es necesario, el Gobierno puede decretar el estado de alarma en un territorio", aseguró.

El Ejecutivo, además, sigue manteniendo que la legislación sanitaria vigente permiten aislamientos puntuales y concretos. Illa incidió en esta cuestión el martes, y descartó un cambio en las leyes de salud pública para facilitar estos confiamientos.

Criterios científicos

Desde el Ejecutivo se insiste en que, de nuevo, cualquier decisión estará vinculada a los criterios científicos, si bien destacan su determinación de tomar la decisión que corresponda sin tener en cuenta otras consideraciones, como puedan ser los necesarios equilibrios parlamentarios para prorrogar una eventual declaración del estado de alarma.

El Ejecutivo, desde el 14 de marzo, ha pedido al Congreso en seis ocasiones la aplicación del estado de alarma, aunque en las últimas votaciones tuvo muchas dificultades para conseguir el respaldo de la Cámara Baja, lo que puede volver a ocurrir si se requieren nuevas prórrogas.

No obstante, el Gobierno insiste en que no hay "plan b" si la situación se agrava . Como recordó el lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, la decisión de un juzgado de Lleida ante el confinamiento decretado por la Generalitat para confinar a esta población dio la razón a las tesis del Ejecutivo, que aseguran que la movilidad sólo se puede restringir utilizando este precepto constitucional.

Más noticias de Política y Sociedad