Público
Público

Las cuentas del Ayuntamiento de Madrid Carmena reduce un 54% la deuda de Madrid que heredó de Botella y Gallardón

Cuando la alcaldesa llegó en junio de 2015, el Ayuntamiento debía 5.636 millones de euros. Al cierre de este año año sólo se deberán 2.703 millones. Y todo ello con un incremento del 70% del gasto social y de la inversión pública respecto a cuando gobernaba el PP.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (RODRIGO JIMÉNEZ)

El Ayuntamiento de Madrid espera acabar este 2018 con una reducción de la deuda viva del 54,4%: cuando el equipo de Manuela Carmena llegó al consistorio madrileño en junio de 2015 la deuda era de 5.936 millones de euros; el próximo 31 de diciembre estará en 2.703 millones de euros.

Según las previsiones del Ejecutivo municipal, el Ayuntamiento de Madrid cerrará este año con 700 millones de superávit y amortizará otros 700 millones en deuda.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, han presentado estos datos —y otros— en la rueda de prensa celebrada para presentar el acuerdo sobre los Presupuestos para 2019, que se han elevado a Junta de Gobierno para su aprobación inicial. La intención es recibir luz verde en el mes de diciembre en el Pleno municipal tras pasar por la presentación de enmiendas y de trámite. En la rueda de prensa también estuvieron presentes el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, y la responsable socialista del área, Érika Rodríguez.

En esa rueda de prensa se precisó también que el proyecto de presupuestos consolidados 2019 de Madrid (Ayuntamiento y organismos autónomos) asciende a 4.823.392.090 euros, un 1,12% superior al de este año 2018. Las cuentas aumentan el gasto no financiero un 9% (un 19% respecto a 2014, el último año gestionado en su integridad por el PP), hasta situarse en 4.348 millones de euros.

Carmena y su equipo también quisieron recalcar que el gasto social y en inversión pública se han disparado por encima del 70% respecto a 2014. Y todo ello con un descenso del gravamen del IBI —uno de los principales impuestos municipales—del 0,58% en 2014 al 0,51% vigente en la actualidad (la capital está en el puesto 35 del total de capitales de provincia).

Además, en 2019 se mantienen todas las ayudas fiscales de los años anteriores y además se crean nuevas bonificaciones que apuestan por una fiscalidad verde y refuerzan la ambición del Ayuntamiento por robustecer la transición ecológica de nuestra ciudad.

Otro dato del que presumieron los responsables municipales es la disminución del paro un 8,5% interanual en la ciudad de Madrid el pasado octubre (la cifra más baja para un mes de octubre desde 2009, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal).

Más noticias en Política y Sociedad