Público
Público

Desescalada El Gobierno busca unos criterios comunes  con las CCAA para el inicio del curso en septiembre

Celaá ha convocado el 14 de mayo la Conferencia Sectorial de Educación donde se estudian medidas como que una parte del alumnado estudie telemáticamente, que haya clases de mañana y tarde, mayor contratación de profesorado para hacer grupos más reducidos y nuevos centros. El objetivo es que en las aulas se mantenga la distancia social de dos metros.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado. E.P./Pool
La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado. E.P./Pool

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El próximo jueves, 14 de mayo, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha convocado la Conferencia Sectorial de Educación para intentar consensuar con los consejeros educativos de los gobiernos autonómicos unos criterios comunes para el inicio del próximo curso escolar en septiembre, de cara a adaptar las aulas a la situación de la pandemia del coronavirus.

El objetivo de este encuentro es que en el inicio del curso escolar se cumplan las recomendaciones que ya ha trasladado el Ministerio de Sanidad, que fundamentalmente se basan en que se mantengan dos metros de separación en los centros educativos. Esta medida se considera necesaria mientras no existan otros métodos más efectivos en la prevención de contagios como una vacuna.

Celaá ya apuntó recientemente que, en estas condiciones, las aulas tendrán que reducir el número de alumnos el próximo curso a un máximo de 15. "Si no hay un remedio, los centros tendrán que estar a la mitad de su capacidad. Esto obliga a que una parte de alumnos estén trabajando presencialmente y otra parte, telemáticamente", explicó la ministra en una entrevista.

Esta propuesta de Celaá fue considerada inviable por parte de la comunidad educativa y los sindicatos del profesorado, que reclaman un plan concreto a la ministra de Educación, y que sea consensuado previamente.

Una parte de la Comunidad educativa y los sindicatos ven inviables algunas medidas propuesta por Celaá

 No obstante, hay otras propuestas que se están estudiando, según fuentes consultadas, como hacer grupos reducidos y volver a las clases de mañana y tarde.

 Pero todas estas medidas pasan casi obligatoriamente por una mayor contratación de profesorado y, en muchas casos, de habilitar nuevos centros u espacios educativos para impartir la docencia, como reclaman también los sindicatos. Estas inversiones, sin embargo, dependen fundamentalmente de cómo estén las arcas de las comunidades autónomas.

"Criterios indicadores"

La pasada semana ya se celebró una reunión telemática de la Comisión General de Educación, presidida por el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, para trabajar con las comunidades las propuestas que se discutirán en la Conferencia Sectorial y, a su vez, la propia ministra Celaá mantiene un "contacto continuo" con consejeros autonómicos de Educación para preparar esta reunión.

El Gobierno lo que pretende es consensuar las medidas necesarias para adaptar los centros educativos a la recomendación sanitaria de distancia social que eviten contagios de coronavirus, pero siempre serían "criterios indicadores", porque serán los Gobierno autonómicos los que tienen las competencias plenas en Educación y son a ellos a los que les corresponde decidir con qué fórmulas ajustar la recomendaciones obligatorias de Sanidad a los centros educativos. De hecho, del último acuerdo de la Conferencia Sectorial sobre cómo se aprobaba el curso se desmarcaron varias comunidades autónomas que utilizaron sus propios criterios.

Desde Educación lo que se apunta es que "evidentemente" el próximo curso será diferente y hay que buscar las fórmulas para adaptarse lo mejor posible a esta nueva realidad.

Más noticias de Política y Sociedad