Público
Público
MANIFESTACIÓN 9A

Un detenido en la primera manifestación republicana en Madrid tras la huida de Juan Carlos I: “El Borbón a prisión”

Un detenido y varias identificaciones ha sido el saldo a pagar por parte de los asistentes para que la marcha pudiera terminar en la Puerta del Sol pese a que Subdelegación del Gobierno no lo había autorizado.

Los manifestantes, en la Puerta del Sol.- PÚBLICO
Los manifestantes, en la Puerta del Sol.- PÚBLICO

La huida de Juan Carlos I empieza a encontrar respuesta callejera. Después de diversas convocatorias en algunas ciudades de España, este domingo ha sido la capital quien ha acogido una marcha republicana en la que han llegado a participar un centenar de personas en su mejor momento. El Madrid castizo ha presenciado cómo los antimonárquicos se empezaban a reunir en la Plaza de Oriente, el lugar elegido para dar comienzo a una marcha que ha terminado en la céntrica Puerta del Sol no sin algunos incidentes por el camino. La tricolor, que se conseguía atisbar bastantes metros antes de la zona de inicio, ha sido el late motiv de esta movilización que ha terminado al grito de “el borbón a prisión” y “abajo la monarquía y toda la herencia franquista”.

Pudiera parecer que un 9 de agosto no es la mejor fecha para calendar una manifestación que se espera masiva. Que en esta ocasión la cifra de asistentes no superara la centena debido únicamente al periodo estival será algo que tendrá que comprobarse en los meses venideros. Sea como fuere, cada vez más personas no ven con buenos ojos este sistema en el que la Jefatura del Estado se configura de la misma forma que durante el feudalismo, sobre todo después de los últimos movimientos del rey emérito.

La convocatoria empezaba trastocada ya que la Subdelegación del Gobierno en la capital no había permitido la marcha, algo que no ha parado a los convocantes. Unos minutos después de las ocho y media de la tarde las piedras de la calle Arenal, que sustentan los pasos de cientos de personas al día, han visto cómo la suela de los republicanos se paraba encima de ellas, muy cerca del Teatro de la Ópera. Un férreo cordón policial impedía a los allí reunidos desfilar hasta Sol. Durante casi media hora se han sucedido las identificaciones, tanto de manifestantes como de periodistas, llegando a detener a uno de los congregados.

Una pancarta con el lema “Borbón a prisión. Por una República popular" abría paso a este desfile tricolor en el que han participado personas de diferente edad. Poco después, algunos de los manifestantes han empezado a caminar por una de las calles adyacentes evitando así el fuerte despliegue policial para terminar encarando la calle Mayor.

En torno a las nueve de la noche, los activistas han llegado a la Puerta del Sol, el kilómetro cero de las reivindicaciones sociales en general y de las republicanas en concreto. En ese momento, los convocantes se han dirigido a los allí reunidos para leer un manifiesto consensuado con todas las organizaciones propulsoras de la movilización, como el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), Asociación Sindical de Trabajadores (AST) Iniciativa Comunista, Madres contra la Represión, Marchas de la Dignidad, Prospe 16 y Red Roja. “La indignación popular es enorme ante la huida de quien ha estado ejerciendo la Jefatura del Estado por designación del mayor asesino que han conocido los pueblos del Estado español y que además, ha aprovechado su función para saquear las arcas públicas durante décadas”, ha comentado el orador nada más empezar la lectura del texto.

Las referencias a la Guerra Civil tampoco han faltado: “Denunciamos la complicidad y el amparo con la que los poderes económicos, políticos y mediáticos encubren el saqueo real. Y entendemos que se debe, no sólo a que la inmensa mayoría debe sus fortunas y sus cargos al entramado de crimen y corrupción de los vencedores de la Guerra Civil, sino que, así mismo, durante la llamada democracia todos ellos han seguido engordando sus negocios al amparo del Borbón”.

Retrotrayendo la cuestión a la más inmediata actualidad, los convocantes han dicho que “la indignación del pueblo contra la institución monárquica se convierte en ira al conocer que la fuga del mayor ladrón del reino fue organizada por el Gobierno que le preparó la huida con escolta y medios públicos”. Así pues, entre sus demandas también citan al actual Ejecutivo: “El gobierno que se auto-califica de progresista deberá ser juzgado también por el pueblo por complicidad directa en la fuga y en la ocultación del paradero del delincuente”.

Los organizadores también han querido realizar alguna referencia a los presos catalanes que se encuentran encarcelados únicamente por defender la autodeterminación de los pueblos, según los colectivos. De esta forma se referían al futuro más cercano: “Se acerca la hora de acabar con tanta corrupción impune. A todo ese poder económico, político e institucional - a pesar del vergonzoso concierto mediático que une en una misma orquesta a socialdemócratas y a fascistas – cada día se le ve más la cara siniestra de la dictadura de la que procede”.

Mirando al pasado y fijándose en el presente, el activista encargado de leer el texto ha terminado su diatriba así: “Las generaciones que nos han precedido en la lucha y nuestra dignidad de clase y de pueblo nos lo exigen. No les defraudaremos”, una cita que se ha cerrado al grito de “¡detenidos, libertad!” justo antes de darse por concluida la manifestación.

Más noticias