Público
Público

ELECCIONES 10-N Avanzar o retroceder en los derechos de las mujeres también se decide en estas elecciones

Los programas electorales de los partidos de la derecha (PP, Cs y Vox) mantienen casi todos los temas relativos a la mujer confinados en las políticas para la familia.

Manifestaciones del 8M / Reuters

Marisa Kohan

La campaña electoral que arrancó oficialmente este pasado viernes, estará marcada por la agenda catalana. Sin embargo, en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre (las segundas en menos de siete meses), también están en juego muchos de los temas sociales que afectan al día a día de la ciudadanía. Entre ellos, si los derechos de las mujeres, conseguidos a lo largo de décadas de luchas, avanzan o retroceden. No hay términos medios.

La irrupción de la ultraderecha en las instituciones y en diversos gobiernos regionales (como los de Andalucía, Madrid o Murcia) de la mano de PP y Ciudadanos, ha mostrado hasta qué punto muchos de los logros del feminismo pueden verse amenazados: desde el desmantelamiento de las medidas e instituciones que sirven de red de protección a las víctimas de la violencia de género, hasta la posibilidad de acabar con cualquier atisbo de implantar una educación para la igualdad, tal como recogen las leyes.

Tres de los programas electorales sólo reconocen a las mujeres y sus derechos como madres, esposas o compañeras, y las enclaustran en la familia

Los programas electorales tampoco dejan lugar a dudas sobre la diversa concepción que los distintos bloques políticos tienen sobre los derechos de las mujeres y la igualdad. Si los partidos de izquierda (PSOE, Unidas Podemos o Más País), presentan una amplia variedad de medidas y apuestan por transversalizarlas a lo largo de su programa, incluyéndolos en varios de sus apartados (economía, empleo, estado del bienestar, feminismo e igualdad, democracia y ciudadanía, justicia social...), según nos movemos hacia la derecha del espectro político (PP, Cs y Vox), los temas relacionados con los derechos de las mujeres se vuelven cada vez más magros, menos específicos y, sobre todo, se encuentran encapsulados casi exclusivamente en los epígrafes destinados a la familia. De esta manera, tres de los programas electorales sólo reconocen a las mujeres y sus derechos como madre, esposa o compañera, pero siempre ligada a la entidad de la familia.

Ninguna formación, por muy feminista que se declare, tiene a una mujer como cabeza de lista

Independientemente de la relevancia que los distintos partidos den a los temas feministas en sus programas, los derechos de las mujeres están muy altos en las distintas agendas de cara a la campaña electoral, aunque sea para abiertamente denostarlos como ocurre en el caso de Vox. Ninguna formación de ámbito nacional, por muy feminista que se declare, tiene a una mujer como cabeza de lista.

Aquí analizamos las principales propuestas de los los cinco partidos que se presentan a nivel nacional: PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos, Vox y  Más País.

Medidas para la Igualdad y la corresponsabilidad

Entre las acciones que componen este apartado, se encuentran tanto medidas económicas, fiscales, de empleo o todas aquellas que ayuden a impulsar la igualdad, la justicia social y los repartos en las responsabilidades de los cuidados que sustentan la vida, que en su gran mayoría siguen recayendo sobre las mujeres.


PSOE: Los socialistas proponen una batería de medidas destinadas a la eliminación de la desigualdad. Se comprometen a reducir la brecha de género en las pensiones, a revisar el complemento por maternidad para hacerlo más equitativo y a reforzar el Sistema de la Seguridad Social "para eliminar las discriminaciones por razón de género, particularmente en materia de trabajo a tiempo parcial".

En lo relativo al trabajo, pondrán en marcha una ofician Estatal de lucha contra la discriminación. Los socialistas prometen, también, garantizar el derecho de las personas con hijos o hijas a la adaptación de la jornada de trabajo hasta que los menores tengan 12 años.

Añaden una propuesta largamente retrasada y que ya estaba contenida en la ley de 2007: que en cuatro años y de forma progresiva, los consejos de administración de las empresas cumplan con el principio de una representación equilibrada entre hombres y mujeres.

En cuanto a los permisos por paternidad, equipararlos a ambos progenitoras a 16 semanas, y que sean intransferibles y retribuidos al 100% en 2021. También proponen impulsar un pacto social y político por la racionalización de los horarios laborales para favorecer la corresponsabilidad entre hombres y mujeres.


PP: 
De entre las 30 medidas económicas y nueve fiscales que incluye el programa del PP, tan sólo una, la número 47 se refiere a la igualdad de las mujeres en el mundo laboral y se trata de una declaración de intenciones: “Impulsaremos la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo alcanzando niveles semejantes a la media europea". 

En materia de educación, la única medida que puede tener impacto en la igualdad es el compromiso de aprobar una ley nacional de 0-3 años que facilite la conciliación laboral.

La práctica totalidad de las medidas sobre igualdad y conciliación están incluidas en el apartado de familia y hacen alusión a la mujer como madre. En su programa, la palabra mujer o mujeres aparece ocho veces, mientras que la palabra familia se mencione en 29 ocasiones. Por contra, los términos feminismo o feminista, ninguna. Entre las medidas que incluyen figura la de aprobar una ley de apoyo a la maternidad con medidas para la conciliación y la corresponsabilidad o incentivos fiscales a las empresas que contraten a mujeres tras la maternidad. 


Cs: El partido naranja también liga la práctica totalidad de sus protestas dentro del apartado sobre las familias (en esta ocasión en plural). Entre las actuaciones que proponen figura la de ampliar y equipara los permisos de maternidad y paternidad hasta las 16 semanas para cada progenitor más una ampliación de dos semanas si las disfrutan de forma corresponsable.

Proponen una bonificación del 100% de las cotizaciones empresariales para los autónomos por bajas relacionadas con el embarazo o parto y durante el disfrute de los permisos por maternidad y paternidad, así como bonificar con 100 euros al mes (1.200 anuales) durante dos años las cotizaciones sociales de las trabajadoras que se reincorporen a su trabajo o sean contratadas en otro puesto después de su permiso de maternidad. Ciudadanos propone la implantación de los "currículums neutros", aquellos donde no se detalla el sexo del aspirante, así como la publicación de estadísticas salariales desglosadas por sexo.  


UP:
Entre las medidas que propone la formación morada, figura una reforma Constitucional feminista, que defina los cuidados como un derecho fundamental, así como desarrollar un cuerpo legislativo que considere los cuidados "una responsabilidad social inseparable de la vida misma".

Se comprometen a Instaurar obligatoriamente en cuatro años la paridad en las administraciones publicas y en todo organismo financiado con dinero del Estado.
En materia educativa proponen garantizar la cobertura universal, pública y gratuita de la educación infantil (de 0 a 3 años), para frenar la salida de muchas mujeres del mercado laboral para cuidar a los hijos. Esperan que esta medida, además, cree unos 100.000 puestos de trabajo directos. También incluyen crear una asignatura sobre feminismo.

Su programa contempla la equiparación inmediata de los permisos de paternidad y maternidad a 16 semanas y un incremento de éstos de dos semanas por año hasta alcanzar los seis meses para ambos progenitores. También apuestan por establecer una semana laboral de 34 horas, lo que afirman, permitirá repartir la tarea de los cuidados, labor a la que las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres. En materia legislativa pondrá en marcha una ley de igualdad retributiva que considere discriminatorio una brecha del 20% en los salarios. Para Unidas Podemos todos estos temas estarían coordinados por una Vicepresidencia de Feminismos y Economía de los cuidados.


Vox:  
El programa de la formación ultraderechista consta de las mismas 100 medidas que la formación de Abascal presentara en octubre de 2018 en un acto en Vistalegre (Madrid) y con el que ya concurrió a los pasados comicios del 28 de abril. Todas las referidas las mujeres se hallan dentro de su apartado "Vida y familia". Entre ellas, la conciliación de vida familiar y laboral, fomento del teletrabajo y trabajos de media jornada. Fomentar la flexibilidad de horarios e implantar un plan específico de reincorporación, para facilitar que los "padres que hayan estado un tiempo dedicado al cuidado de los hijos puedan reincorporarse a la actividad laboral".


MP: La formación que lidera Íñigo Errejón propone un amplio espectro de medidas. Entre ellas, impulsar un Plan Estatal para la racionalización de horarios y la conciliación. Una jornada de 32 horas o cuatro días a la semana sin reducción salarial. 

Al igual que UP, impulsarán la implantación y desarrollo de la Ley de Igualdad Retributiva, y poner en marcha el "currículum de experiencia, que sólo refleje la formación y experiencia de los candidatos". 

Más País elaborará un Plan de Memoria Feminista para favorecer que, desde los ayuntamientos, se reconozca la memoria de las mujeres, así como campañas institucionales para visibilizar la aportación de las mujeres en la ciencia, la literatura o las nuevas tecnologías. 

Una de las medidas estrella es la de implantar una prestación por hijo a cargo universal de 1.200 euros anuales que se realizará de forma progresiva en 10 años y que según la formación facilitará la crianza y la conciliación. El permiso paternal remunerado será para hijos hasta los tres años y las madres solas podrán disfrutar del tiempo completo de los permisos de maternidad y paternidad. Igual que la formación morada proponen una reforma constitucional, que en su artículo 10 incluya la igualdad entre hombres y mujeres como un derecho fundamental. 

Violencias machistas


PSOE: 
Los socialistas se comprometen a implementar con carácter inmediato las medidas del pacto de Estado que se aprobó en el Congreso en septiembre de 2017 y cuya aplicación ha sufrido innumerables retrasos.  Cumplir con el Convenio de Estambul ratificado por España en 2014, e incorporar en el ordenamiento jurídico la erradicación y prevención de todas las formas de violencia que sufren las mujeres.

El PSOE asegurará la suspensión del régimen de visitas de menores por parte de progenitores o tutores legales que estén cumpliendo condena por violencia de género, así como reformar el Código Penal para garantizar que si una mujer no dice sí todo lo demás es no en los delitos sexuales. Entre los compromisos socialistas figura el de impulsar una medida encaminada a abolir la prostitución y una la elaboración de una ley integral contra la trata con fines de explotación sexual.


PP: Una de las principales medidas de los populares es la reforma del Código Penal para ampliar la prisión permanente revisable "a los casos de asesinato en que concurran algunos supuestos de violencia de género acreditada". Los populares se comprometen a desarrollar el pacto de Estado, a desarrollar un protocolo de detección precoz de la mutilación genital femenina y a crear una conferencia Sectorial de igualdad. 


Cs:  Ciudadanos también se compromete a cumplir el pacto de Estado contra la violencia machista y a proponer una Ley para la prevención, asistencia y protección de la mujer frente a la violencia sexual, en cumplimiento de los acuerdos del Convenio de Estambul. Proponen una ampliación de competencias de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer para que juzguen todos los delitos que supongan violencia machista, entre las que se incluyen los de violencia sexual.


UP: Unidas Podemos lleva la propuesta de implementar un Plan Estatal de Lucha contra las Violencias Machistas con una dotación anual de 600 millones de euros, poner en marcha de forma inmediata el pacto de Estado contra la violencia de género, al tiempo que trabajarán en promover un "horizonte de prevención más ambicioso". 

Su programa incluye una prestación a las mujeres víctimas equivalente al salario mínimo interprofesional (900 euros) durante 6 meses prorrogables, que se incrementará según el número de personas que cada mujer tenga a su cargo. Incluyen, también, una "garantía de alternativa habitacional inmediata" para las mujeres que sufren la violencia machista y para los niños, niñas y adolescentes a su cargo. 

En materia de violencia sexual se comprometen de pasar del "No es no" al "Solo sí es sí", lo que supone poner el consentimiento en el centro del debate político.  En su programa se comprometen a erradicar la trata y la explotación sexual o reproductiva


Vox:  No propone ninguna medida para la protección contra la violencia de género. Muy al contrario, su programa va encaminado a eliminar derechos y logros. Piden la derogación de la ley de violencia de género y todas las normas que a su entender discriminan a un sexo de otro. En su lugar, apuestan por promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños, negando la especificidad de la violencia contra las mujeres. También abogan por la supresión de "organismos feministas radicales subvencionados y la persecución efectiva de denuncias falsas". 


MP: Más País propone crear un Centro de Estudios Estatal de la violencia de género, que centralice los datos de los diferentes tipos de violencia machista para su análisis sistemático. También proponen un Plan Nacional de prevención de violencia de género con campañas y recursos específicos para las distintas violencias. 

En tema de educación, incluyen la formación permanente en centros educativos sobre violencia de género y educación afectivo-sexual y un plan para la formación integral y especializada de todo el personal de la judicatura y de la fiscalía. En cuanto a medidas legislativas, su programa incluye cambiar la ley para que se suspenda de forma inmediata el régimen de visitas a condenados por violencia de género, así como ​promover una ley de violencia sexual, en cumplimiento con el Convenio de Estambul. También en cumplimiento de las normas europeas, crear centros de atención a la violencia que atiendan 24 horas todo el año cada 200.000 habitantes. Ley Integral de Trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Los de Errejón proponen la equiparación de las víctimas de violencia machista con las víctimas de terrorismo. Otra de las medidas va encaminada al control de agresores para mejorar la protección en violencia en pareja y expareja y que el peso de la protección en las medidas de control de los agresores. Al igual que Unidas Podemos, MP propone Implementar un Plan Estatal de Lucha contra las Violencias Machistas con una dotación anual de 600 millones de euros.

Derechos sexuales y reproductivos:


PSOE: Uno de los puntos de los socialistas va encaminado a defender la intimidad, la integridad física y la libertad de circulación de las mujeres que acuden a las clínicas de interrupción voluntaria del embarazo. Pare ello proponen establecer una zona de seguridad alrededor de las clínicas acreditadas, impidiendo los acosos. Se comprometen, además, a garantizar los tratamientos de reproducción asistida a todas las mujeres, independientemente de su orientación sexual y estado civil.


PP:  No hay ninguna que no sea genéricamente promover la natalidad y el apoyo a las mujeres gestantes.


Cs: No propone ninguna.


UP: Incluye entre sus medida el facilitar el acceso a una maternidad libre y decidida, con acceso a la reproducción asistida y apoyos específicos a las mujeres en el momento en que decidan, si lo deciden, ser madres. También garantizarán el acceso a las técnicas de Reproducción Humana Asistida en el Sistema Nacional de Salud y favorecerán el acceso a los últimos métodos anticonceptivos, incluidas la píldora masculina y la anticoncepción de urgencia, y la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres, devolviendo este derecho a las jóvenes de 16 y 17 años, en el Sistema Nacional de Salud para que lo hagan sin la necesidad de autorización parental.


Vox: 
La formación de ultraderecha no incluye la protección de ningún derecho sexual y reproductivo, pero sí contempla una medida que niega un derecho ya adquirido: el aborto. "Defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural".


MP: Más país incluye entre sus medidas actualizar la Estrategia de Salud sexual y Reproductiva para que se incrementen los anticonceptivos financiados por parte del Sistema Nacional de Salud y que las interrupciones voluntarias del embarazo se realicen en centros sanitarios públicos. Por último su proyecto quiere garantizar el acceso a la fecundación in vitro (FIV) para las mujeres sin pareja o con pareja femenina.

Vientres de Alquiler

Sólo Ciudadanos recoge en su programa la defensa de esta práctica. El partido naranja planteará la aprobación de una "Ley de Gestación Subrogada altruista y garantista para que las mujeres que no pueden concebir y las familias LGTBI puedan cumplir su sueño de formar una familia".  

Algunas otras formaciones políticas se declaran abiertamente contrarias a esta propuesta. Entre ellas el PSOE, que recoge en su programa: "Decimos NO a los vientres de alquiler. La explotación reproductiva está prohibida en nuestra legislación, en coherencia con las recomendaciones del Parlamento Europeo. Actuaremos frente a las agencias que ofrecen esta práctica, a sabiendas de que está prohibida en nuestro país".

La otra formación que incluyó en su programa esta negativa es Vox. Según la formación ultraconservadora, se debería prohibir los "vientres de alquiler y toda actividad que cosifique y utilice como producto de compra venta a los seres humanos".

Más noticias de Política y Sociedad