Público
Público

Elecciones en Galicia Feijóo, ante la dependencia de Vox para continuar en la Xunta

Las encuestas apuntan a una pérdida de la mayoría absoluta de Feijóo el 5A después de tres mandatos consecutivos. Ante la subida de las izquierdas, el actual presidente de la Xunta necesitaría el papel de Vox para gobernar. 

Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo. XUNTA DE GALICIA.
Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo. XUNTA DE GALICIA.

Aunque el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, negase hace dos semanas algún aliciente para adelantar elecciones previstas para otoño, sucedió lo que algunos ya esperaban. Dos horas después de que Urkullu decidiese fijar la fecha electoral para el 5 de abril, el barón gallego convocó a los medios y anunció, con el fundamento de evitar una campaña electoral larga, secundar la misma estrategia del lehendakari vasco para que coincidan los comicios el mismo día.

Feijóo se desmarcó de la influencia que pudiese tener Quim Torra, pero sí reconoció el "peso fundamental" del País Vasco. El Partido Popular de Galicia (PPdeG) opta a la cuarta mayoría absoluta al Parlamento de Galicia, algo que solo había conseguido el predecesor del líder del partido Manuel Fraga, fundador del Partido Popular y ministro durante la dictadura de Franco. Sin embargo, el mapa político nunca se había dibujado tan distinto en la comunidad. Las encuestas aluden a la pérdida de su mayoría absoluta y a una nueva formación en la Cámara gallega de la que puede depender un futuro mandato de Feijóo: Vox.

El Parlamento gallego está conformado por 75 diputados y la mayoría absoluta se cifra en 38

En la última convocatoria autonómica, en 2016, el PPdeG alcanzaba 41 diputados, seguidos de En Marea, Partido Socialista de Galicia (PSdeG) y la coalición BNG-Nós. El Parlamento gallego está conformado por 75 diputados y la mayoría absoluta se cifra en 38. La encuesta de Electomanía en este llamamiento electoral le da al PP 37 escaños y al conjunto de las izquierdas y nacionalismos 37. El desempate vendría marcado por la formación ultraderechista Vox que conseguiría según el sondeo un escaño. Actualmente, no tiene representación en Galicia, al igual que Ciudadanos.

El partido liderado por Santiago Abascal pretende conseguir diputados y Ortega-Smith ya tendió la mano al presidente del PPdeG en el caso de necesitar su apoyo. Ciudadanos, ante su estrepitosa caída en Madrid y la visible dificultad de penetrar en el Gobierno gallego, trasladó a los medios su intención de presentarse juntos como "Mejor Unidos". Feijóo cerró la puerta a una Inés Arrimadas insistente en Madrid, pero sí la abrió para que sus militantes se integren en la lista de los populares, opción que también rechazó la formación naranja.

Después de que el portavoz del PP en el Parlamento gallego, Miguel Tellado, se quejase de que Ciudadanos comunicase las ofertas "a través de teletipos y ruedas de prensa" y no a la sede "de manera formal o informal", los naranjas intentaron ponerse en contacto con los populares desde el gabinete de la secretaría general de la Gestora de José Manuel Villegas, informa Europa Press. Finalmente, no han podido contactar con Feijóo. El PPdeG ya anunció que no van a renunciar a sus siglas. En el caso de que ambas partes lleguen a un acuerdo, tendrán que comunicarlo como máximo el 21 de febrero, fin de plazo para registrar coaliciones.

Un PSdeG favorecido por Madrid

Aunque Ciudadanos intentase amarrar también una alianza con el PSOE gallego, el secretario general, Gonzalo Caballero, se presentará con su marca en los comicios del 5A para optar a la presidencia de la Xunta. "La próxima es la tuya", respondió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando el gallego le felicitó tras la investidura. Las encuestas no alzan a los socialistas al primer puesto, pero sí hasta los 19 escaños, cinco más de los que disputaron este mandato en la Cámara gallega.

La candidatura de Caballero estaba clara desde finales de 2019 y ante un posible adelanto electoral, como finalmente sucedió, aseguraba tener los "deberes hechos" para desbancar a Feijóo. El socialista sostiene que las nuevas formaciones que pretenden quedarse en el Parlamento gallego, "vienen a competir entre ellas para unirse después y hacer los desastres de Madrid, Andalucía o Murcia".

"Si hay mucha participación el 5 de abril, no hay nadie que pare el cambio"

"Vamos a patear el país de arriba abajo para hablar con todos los gallegos, porque si hay mucha participación el 5 de abril, no hay nadie que pare el cambio", esgrimió, "nada está hecho, pero el viento del cambio sopla con fuerza". Caballero tiene claro que Galicia afronta un "cambio imparable" con una "nueva mayoría social que emergió con fuerza" en las distintas convocatorias electorales del año pasado.

En las elecciones generales, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PSOE superó al PP con 32,13% votos. Después de 11 años de Gobierno de Feijóo, asegura que "Galicia fue a peor en todos los parámetros importantes" como el empleo, la demografía y los servicios públicos. Ante la coalición en Madrid de PSOE y Unidas Podemos, en Galicia los socialistas pueden descubrirse en una situación parecida si no consiguen los votos suficientes para gobernar. Por el momento, el líder del PSOE reta a Feijóo a un debate "cara a cara".

Siguiendo la estela de Yolanda Díaz

Antón Gómez-Reino anunció este viernes en una entrevista en la Televisión de Galicia (TVG) su candidatura a las primarias de Podemos en la comunidad. De esta manera, la formación se presentará con Esquerda Unida (EU), de la que Eva Solla es candidata. Por su parte, Reino ha calificado esta relación como "ineludible" y "consolidada" y ha recordado a su referente, la ferrolana Yolanda Díaz, ahora Ministra de Trabajo.

El líder de Podemos se convierte como el favorito para ser el candidato de Galicia en Común. "Es evidente que hay una mayoría social que quiere cambio. Nuestra responsabilidad es dar una herramienta electoral para toda la ciudadanía progresista", agrega en la televisión gallega Gómez-Reino. "A nadie le escapa que el objetivo de Feijóo es que haya poca participación", cuenta.

Asimismo, la coalición pretende movilizar a la ciudadanía gallega masivamente para acabar con un "decenio negro". Están convencidas de que el día 21 tendrán "la mejor" de las candidaturas para trasladar a Galicia el trabajo que desempeñan en el Gobierno del Estado: subida mínima del salario interprofesional, medidas para "mejorar la vida de los gallegos", políticas que defiendan la sanidad y la educación pública y también las mayorías sociales. "¿Alguien se acuerda de una buena obra de Feijóo?", lanza al aire Gómez-Reino.

En los últimos comicios, el que ahora se denomina Grupo Común (Podemos, EU y Equo) formó una coalición con En Marea, presentándose a las autonómicas bajo esas siglas. Sin embargo, por discrepancias con su líder, Luís Villares, decidieron retirarse y formar un grupo propio. De esa nueva fórmula participa también Anova en el Parlamento, una formación nacionalista con la que puede volver a presentarse este 5A.

En cuanto a En Marea, las encuestas no le dan diputados, y su fundador Luís Villares, ya intentó que Anova constituyese una candidatura conjunta al margen de Podemos, pero lo más probable es que continúen formando parte del Grupo Común. De todas formas, Villares garantiza el diálogo entre las fuerzas de la izquierda antes o después de las elecciones, difuminando así un horizonte con un posible acuerdo si la suma no da para gobernar.

"La primera mujer del BNG en la presidencia de la Xunta"

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ve las elecciones del 5A como "una gran oportunidad para poner una nueva Galiza en marcha". "Sería una revolución que por primera vez tengamos una presidenta del BNG", anunciaba la candidata del grupo nacionalista, Ana Pontón, en su primera comparecencia tras su breve baja por maternidad. Al igual que el PP y PSOE, su candidatura estaba clara ante un posible adelanto electoral.

Ana Pontón, candidata del BNG.

Después de cuatro años sin representación a nivel estatal, el nacionalista Néstor Rego arrebató en las elecciones del 10 de noviembre el escaño a Vox en Coruña, convirtiéndose así en el portavoz del BNG en el Congreso de los Diputados. En una entrevista a Público, Rego ya afirmó que "es más fácil derrotar a Feijóo ahora que hace cuatro años". Las encuestas estiman un ascenso del grupo nacionalista, actualmente disputan 6 escaños y según el sondeo lograrán cinco más.

Pontón agregó que el BNG es la única fuerza "con las manos libres para llevar adelante un proyecto de país, pensado para mejorar la vida de la mayoría social, la única fuerza que no tiene que mirar para Madrid para pedir permiso", refiriéndose a Casado y al Gobierno estatal por Feijóo y la izquierda gallega, respectivamente. Para la candidata, el actual presidente de la Xunta "siempre estuvo atado de pies y manos, primero a Rajoy y ahora a Casado".

Pontón afirma que "con lágrimas o sin lágrimas de cocodrilo lo que no puede tapar Feijóo es el deshecho de diez años de gobierno" que deja a la comunidad "con la sanidad pública tocada", entre otros. Por su parte, el grupo ya está preparando una "campaña intensa, puerta a puerta, a pie de calle para que ninguna persona que quiera el cambio real quede en casa el 5A" y así conseguir su gran reto: que Galiza tenga a una mujer nacionalista al frente.