Público
Público

Elecciones en Madrid Àngels Barceló: "Los demócratas somos muchos más"

La periodista de la Cadena Ser se ha visto obligada a cancelar el debate a cinco antes de tiempo tras las continuas provocaciones de la candidata de Vox, Rocío Monasterio.

Captura de pantalla del momento en el Àngels Barceló trata de convencer a Pablo Iglesias de que no deje el debate.
Captura de pantalla del momento en el Àngels Barceló trata de convencer a Pablo Iglesias de que no deje el debate.

Àngels Barceló ha vivido una mañana de viernes bastante movida. La periodista de la Cadena Ser se ha visto obligada a suspender antes de tiempo el debate organizado por la emisora entre los principales candidatos a las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid ante una Rocío Monasterio que parecía empeñada en reventar el encuentro.

La directora de Hoy por Hoy, de la Ser, no cayó en las provocaciones de la representante de Vox y trató de reconducir un debate que pronto se vio que no iba a seguir la pauta establecida y que iba a marcar un antes y un después en la campaña electoral. "Soy tan demócrata que aquí no se censura a nadie y por eso hemos continuado el debate", declaró Barceló cuando ya sabía que poco más podía hacer. "Los demócratas somos muchos más en todo el país", dijo a modo de mensaje final.

El debate, que arrancaba con la ya anunciada baja de Isabel Díaz Ayuso, reacia a participar en más encuentros de este tipo, empezó marcado por las amenazas de muerte enviadas al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y a Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos había avisado de que no participaría en un debate con Vox mientras la formación de ultraderecha no condenara las amenazas. La cita en la Ser apenas duró un par de minutos, al menos según se había organizado.

Iglesias volvió a preguntar a Monasterio sobre su postura respecto a las cartas amenazantes. Tras la respuesta desafiante de la representante de Vox, el candidato de Unidas Podemos finalmente se marchó. Barceló, que trató de mediar en todo momento, intervino para tratar de convencer a Iglesias de que se quedara. No fue posible. 

La periodista mantuvo la calma mientras trataba de reconducir el debate. Replicó en varias ocasiones a Monasterio, que una y otra vez interrumpía a sus compañeros de mesa. La candidata de Vox, ante las llamadas de atención de Barceló sobre su tono y descalificaciones -llamó "amargada" a Mónica García, de Más Madrid-, no dudó en cargar también contra la directora del programa, a quien tachó de "partidista" y de "ministra política".

Con todo, Barceló aguantó los improperios de la dirigente de la formación ultraderechista, pero, igualmente, no tuvo más remedio que despedir el debate. Tras un breve descanso, Ángel Gabilondo y García anunciaban que también se marchaban. Tras dialogar con ellos y después de que Edmundo Bal, de Ciudadanos, les pidiera que se quedaran, la periodista daba por concluido el programa.

Antes de acabar, eso sí, Barceló quiso mandar un rotundo mensaje: "Los demócratas somos muchos más en todo el país. Son los que van a decidir lo que pase en todas las elecciones. Esto va de todo y va de democracia, que nos ha costado mucho conseguirla".

Más noticias de Política y Sociedad