Público
Público

Elecciones en Madrid Iglesias: "La ultraderecha ya no nos señala como rivales ideológicos, amenaza nuestra convivencia democrática"

El líder de Podemos abandona el debate de la Cadena Ser después de que Rocío Monasterio se negara a condenar de forma rotunda las amenazas de muerte que recibió este jueves. Los candidatos del PSOE y de Más Madrid, también se han marchado, lo que ha obligado a interrumpir el debate.

Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias y Rocio Monasterio, durante el debate electoral en los estudios de Telemadrid. EFE / Juanjo Martín
Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias y Rocio Monasterio, durante el debate electoral en los estudios de Telemadrid. Juanjo Martín / EFE

El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha abandonado el debate electoral celebrado este viernes en la Cadena Ser tras negarse la candidata de Vox, Rocío Monasterio, a condenar de forma rotunda las amenazas de muerte recibidas por el líder de Podemos, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

"Como se siga blanqueando a la extrema derecha, me voy", ha avanzado Iglesias al comienzo del debate, después de que le hayan preguntado por a actitud de Monasterio respecto a las amenazas de muerte. "Pues si es tan valiente, levántese y lárguese, que estaremos todos mejor y es lo que quieren los españoles, que se vaya de la política", ha dicho la candidata de Vox. En ese momento, Iglesias se ha marchado insistiendo a los conductores del programa que "no se puede blanquear así a la ultraderecha". "Ahora estamos mejor", ha zanjado Monasterio cuando se ha ido el candidato de Unidas Podemos.

El resto de los candidatos que participan el debate (Ángel Gabilondo, Mónica García, Rocío Monasterio y Edmundo Bal) han criticado a Monasterio, que ha cargado contra todos y ha llamado "activista" a la moderadora del debate y presentadora de la cadena, Angels Barceló. Finalmente, se ha abortado el debate tras anunciar García y Gabilondo que también lo abandonaban.

El secretario general de Podemos anunció esta mañana que su formación se plantea no compartir "espacios" con Vox, incluidos los debates electorales, si la formación de ultraderecha no condena las amenazas de muerte que el jueves recibieron Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

En una entrevista en La hora de la 1, el líder de la formación morada ha conocido las palabras de la candidata de Vox a las elecciones autonómicas, Rocío Monasterio, que ha dudado de que Iglesias, Gámez y Marlaska recibieran misivas con graves amenazas de muerte que contenían balas de un fusil de asalto.

"De Iglesias me creo poco y del Gobierno no nos creemos nada", ha asegurado la candidata del partido de ultraderecha. El líder de Podemos, que no conocía las declaraciones de Monasterio, ha considerado "gravísima" esta respuesta y ha avanzado que su formación no compartirá espacios con Vox si no rectifican.

"Pablo Iglesias Turrión, has dejado morir a nuestros padres tu mujer tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital, tu tiempo se agota", rezaba la carta enviada al dirigente de Podemos, una carta que contenía balas de Cetme. Iglesias ha manifestado estar muy preocupado por las amenazas a su persona y a su familia y ha insistido en que denunciará los hechos.

Tras abandonar el debate, Iglesias ha hecho unas declaraciones en las que ha anunciado que en esos precisos momentos se dirigía a comisaría con su equipo jurídico para denunciar las amenazas de muerte recibidas. "Es un error que cuando la ultraderecha dice estas barbaridades se les normalice pretendiendo que se puede discutir con ellos con normalidad. No se puede aceptar en democracia ni el racismo ni el fascismo y yo no puedo estar en un debate con quien pone en cuestión la veracidad de unas amenazas de muerte terroristas, ha asegurado.

El líder de Podemos ha denunciado la deriva de Vox: "La ultraderecha ya no nos señala como rivales ideológicos, como rojos; me llaman rata, chepudo, van directamente al ataque personal sin ningún tipo de límite. Esto hace un daño enorme a la democracia y aunque nosotros vayamos a poner una denuncia, esto hay que pararlo en las urnas porque nos estamos jugando la democracia española".

"Están haciendo amenazas muy graves a nuestra convivencia democrática. Es gravísimo que una fuerza política se atreva abiertamente a hacer propaganda copiada de la propaganda de los nazis. Esto tiene que tener una respuesta democrática", ha insistido.

Iglesias también ha lamentado que determinados hechos, como el ataque con cócteles molotov a una sede de Podemos en Cartagena o la difusión de un video de un exlegionario disparando con fuego real contra fotografías de miembros del Gobierno y del diputado de Unidas Podemos Pablo Echenique hayan quedado impunes. "Este clima de impunidad hace que cada día vayamos un paso más. Hoy son balas de Cetme, ¿mañana qué va a ser?", se ha preguntado.

Más noticias de Política y Sociedad