Público
Público

Observatorio continuo de JM&A

Encuestas electorales Ciudadanos rompe la baraja electoral y divide a la derecha en dos al superar al PP en votos

El trasvase de votantes del PP a Ciudadanos se ha convertido en una riada torrencial que arrastra a la derecha hacia una división por mitad y permitiría a Rivera sumar mayoría incluso con el PSOE en unas elecciones generales, según las estimaciones de JM&A para 'Público' que valoran el Barómetro del CIS de enero y las últimas grandes encuestas publicadas.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 30

Reparto de escaños en el Congreso de los Diputados, según las estimaciones de JM&A para febrero de 2018.

En poco más de año y medio de legislatura, Mariano Rajoy ha llevado al PP al borde del abismo: la descomposición electoral de su partido se acelera, desangrado por la enorme transfusión de votos hacia Ciudadanos, y no hace más que romper su suelo de votantes una y otra vez hasta haber caído ya por debajo de la formación de Albert Rivera, aunque mantenga aún una mínima ventaja de escaños sobre C's gracias al injusto reparto de nuestro sistema electoral.

Este es el diagnóstico que proporciona el gabinete demoscópico de Jaime Miquel y Asociados (JM&A) en sus últimas estimaciones –basadas en el desk research de los más importantes sondeos recientes, incluido el de enero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)– para el Observatorio Continuo de Público.

Como se puede ver en el hemiciclo que encabeza este artículo, si ahora se celebrasen elecciones generales el PP se quedaría con sólo 95 escaños, únicamente cuatro más que Ciudadanos, y la formación naranja podría sumar mayoría absoluta (exactamente, 176 diputados) con los del PSOE, que mantendría el mismo número que tiene ahora. Y el fulgurante crecimiento de Cs procede en su mayor parte de la deserción masiva de los votantes del Partido Popular, que fluyen a borbotones hacia el partido de Albert Rivera, como se puede apreciar en estos dos mapas siguientes (clica en el círculo superior derecho para ampliarlos):

Mapas que muestran, por provincias, la implantación electoral de PP y Cs actual, comparada con la que obtuvieron en las generales de 2016, y los escaños ganados o perdidos por cada partido, según los sondeos, en 2017 y 2018.

El PP superó el 40% de los votos en veinte provincias en 2016 y ahora sólo lo lograría en Ávila y Ourense

Estos gráficos indican el porcentaje de votos en cada provincia con el que contarían ahora PP y Cs –según las estimaciones de JM&A–, comparados con el que obtuvieron en las elecciones del 26-J de 2016, y los mapas resultantes son demoledores: en aquella fecha, el PP superó el 40% en 20 provincias, mientras que ahora sólo lo lograría en dos (Ávila y Ourense); en cambio, C's no obtuvo más del 20% en ninguna circunscripción, mientras que ahora lo superaría en 38 provincias... y conseguiría más del 25% en 22 de ellas.

Los mapas incluso detallan cómo se ha producido ese mega-trasvase de escaños del PP a C's, ya que indican en qué año –según los sondeos correspondientes– perdió Rajoy y/o ganó Rivera esos diputados en cada una de las provincias. Al final, Ciudadanos ganaría 59 escaños y 11,5 puntos sobre el porcentaje de votos válidos, al tiempo que el PP perdería 42 escaños y 9,3 puntos porcentuales.

Pero el meteórico ascenso de C's también procede en cierta medida de su robo de votantes de los otros dos grandes partidos, cuya evolución desde 2016 se muestra en estos mapas:

Mapas que muestran, por provincias, la implantación electoral de PSOE y UP actual, comparada con la que obtuvieron en las generales de 2016, y los escaños ganados o perdidos por cada partido, según los sondeos, en 2017 y 2018. JM&A

Queda claro que el PSOE de Pedro Sánchez han conseguido resistir la tormenta, encastillado en Andalucía, y que la debilidad de Unidos Podemos (UP) durante la crisis catalana le ha hecho perder escaños y votos en Catalunya, València, Andalucía, Aragón y Euskadi.

Pero del estudio de las tablas completas estimadas por JM&A se descubre una fenomenal transferencia de votos hacia Ciudadanos, que cosecha en total más de 2.200.000 votantes procedentes del PP –al que roba casi 1,7 millones–, del PSOE –al que le quita más de 400.000– y hasta de UP –aunque poco más de 100.000–, para acumular un total de casi 5,8 millones y quedar primero en ese baremo. Las cifras totales se pueden ver en esta tabla-resumen de las estimaciones completas de Jaime Miquel:

Tabla completa de estimaciones de JM&A para febrero de 2018, comparadas con los resultados de las generales de 2016.

"Más de un millón de votantes de izquierdas están ahora desmovilizados", explica el analista Jaime Miquel

Ahora bien, las cifras estimadas en la cabeza de la tabla están prácticamente dentro del empate técnico entre C's, PP y PSOE, lo que indica que cualquiera de los tres podría quedar en primera posición, dependiendo de la evolución de los acontecimientos y del giro que impriman sus líderes a cada partido. Incluso Unidos Podemos queda dentro del margen de aspiraciones a la victoria en función de lo que ocurra , pues se mantiene en torno a los 4 millones de votos –pese al castigo sufrido por su postura en la crisis de Catalunya– y la volatilidad de las tendencias electorales es muy elevada actualmente.

El problema para PSOE y UP, explica Jaime Miquel, es que "ahora mismo hay más de un millón de votantes de izquierdas desmovilizados" –unos 750.000 de Podemos, IU y las confluencias, y 300.000 socialistas– "mientras que Ciudadanos recoge gran parte de los electores decepcionados de los dos grandes partidos, incluso muchos socialistas que jamás votarían a Rajoy pero a los que Rivera les parece una alternativa aceptable".

El estudio de las estimaciones por comunidades autónomas refuerza esa impresión, pese a que Ciudadanos sigue claramente fuera de juego en Euskadi y Navarra (sólo un 7,4% de los votos) y es muy débil en Galicia-Asturias (un 18,7%). El crecimiento de los de Rivera es espectacular en Madrid –donde obtendría uno de cada tres votos–, València y Balears –con el 27,7% estimado– y la franja norte de Castilla y León y Aragón (27,5%). También crece notablemente en Castilla-La Mancha, donde subiría 6 escaños, y Andalucía, en la que ganaría 10 escaños hasta obtener 17 diputados, más que duplicando el número de congresistas andaluces que obtuvo en las pasadas generales.

En este próximo gráfico interactivo [pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos] se presentan las estimaciones de JM&A comunidad por comunidad:

No cabe duda de que el mapa electoral de España se está tiñendo de naranja, en gran parte porque la estrategia de Rajoy de recrudecer el enfrentamiento con el soberanismo catalán para tapar sus escándalos de corrupción le está saliendo por la culata. Sobre el estruendo del conflicto del Estado contra independentistas y republicanos cabalga hoy el jinete que más daño le puede hacer al PP en las urnas, tras haberlo sostenido en el poder durante esta transición hacia el multipartidismo.

Más noticias en Política y Sociedad