Público
Público

Enfado en el PSOE con Podemos por decir que las cloacas del Estado siguen con Sánchez

Marlaska y Robles acusan a Iglesias de lanzar acusaciones sin presentar la más mínima prueba y aseguran que esas actuaciones están erradicadas. Echenique asegura que siguen "muchas preguntas abiertas" y recuerda que los socialistas unieron su voto a los partidos de derecha para evitar la comparecencia del comisario Villarejo en la comisión del Congreso

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6

Los coportavoces de Podemos Pablo Echenique y Noelia Vera, durante la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva

El PSOE lleva toda la precampaña casi sin mencionar a Unidas Podemos y, cuando lo hace, generalmente, es para recordar el acuerdo presupuestario que alcanzaron ambas fuerzas política. Sin embargo, las acusaciones lanzadas por Pablo Iglesias en una entrevista en La Sexta y reiteradas el lunes por Pablo Echenique, en la que siembra dudas de que las denominadas “cloacas del Estado” han seguido actuando bajo el Gobierno de Pedro Sánchez, ha causado un gran malestar y enfado en las filas socialistas, y todo el Gobierno y el partido ha salido a dar respuesta.

Para Echenique aún quedan "muchas preguntas abiertas" sobre si las llamadas “cloacas del Estado” han seguido actuando durante el periodo de Gobierno de Pedro Sánchez. El dirigente de Podemos, además, recuerda que el PSOE unió su voto al de Ciudadanos para impedir que el comisario, José Manuel Villarejo, compareciera en el Congreso.

Los socialistas consideran que no tiene el más mínimo sentido estas acusaciones y, además, muestran su preocupación por el daño que hace a la imagen de las Instituciones de este país. Además, cargan contra el partido morado porque dicen que lanzan acusaciones sin una sola prueba y sin dar datos concretos.

Así lo reseñó el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaka, quien dijo que “no se puede generar desconfianza en las instituciones si no hay datos y elementos objetivos”. El ministro, según informa Europa Press, pidió a los líderes de Unidas Podemos que “si hay una cuestión que pueda conducir a una desconfianza sea dicha de forma expresiva, no simplemente referida o indicada la posibilidad”, añadió.

Grande Marlaska, además, reiteró con rotundidad que “las cloacas no existen en el Ministerio del Interior”, y aseguró que para ello se adoptaron “medidas y claras y determinantes” desde el 7 de junio, fecha en la que llegó al Ministerio.

“Serán cloacas del pasado y serán policías concretos con nombres y apellidos, supuestamente corruptos de utilización fraudulenta e indebida de parte del aparato del Estado, pero a día de hoy lo único que rige es la lealtad máxima de todos los funcionarios a la Ley y a la Constitución”, dijo.

El ministro añadió también que, a título personal, “la lealtad a la Ley, a la Constitución y el respeto a los valores democráticos es algo que forma parte de mi ADN y de la gente de mi equipo”, afirmó.

En parecidos términos se expresó la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien censuró a Iglesias de lanzar estas acusaciones “sin presentar un mínimo de pruebas”.

 Robles aseguró que el Gobierno tiene “tolerancia cero” con cualquier tipo de corrupción policial porque, según dijo, “representa lo peor del Estado”, y mostró su satisfacción porque estos hechos estén ya en manos de la Audiencia Nacional.

Y, desde el partido, José Luis Ábalos insistió en similares ideas insistiendo en dos puntos: que no sólo había sufrido Iglesias las consecuencia de las “cloacas del Estado” y que el objetivo de esta operación también era que Sánchez no llegar al Gobierno. “Por eso, no tiene sentido lo que están diciendo”, añadió.

El PSOE, no obstante, sigue sin querer entrar en confrontación con el partido morado -”aunque hay cosas, como esta, por la que no vamos a pasar”, precisó un portavoz de Ferraz- porque, como insinuó el propio Ábalos en la conferencia de prensa del lunes, sigue siendo la opción preferida de los socialistas para llegar a alianzas tras las elecciones generales.

Más noticias en Política y Sociedad