Público
Público

España rechaza participar por segundo año consecutivo en unas maniobras militares de EEUU en Marruecos

El Ejército español confirma que no acudirá al African Lion 2022, que comienza en los próximos días en el país vecino y otros territorios africanos. Los ejercicios tienen lugar en plena crisis con Argelia y en un momento de máxima tensión entre los dos países magrebíes tras el giro del Gobierno de Pedro Sánchez sobre el Sáhara Occidental. 

Varias unidades militares saharuis conversan de camino a la zona de conflicto con Marruecos.
Varias unidades militares saharuis conversan de camino a la zona de conflicto con Marruecos. JAIRO VARGAS

El Ejército español no participará en los próximos días en unas maniobras militares llamadas African Lion que tendrán lugar en Marruecos y otros países africanos bajo la organización de EEUU y el Africom (Mando estadounidense para África). Así lo confirman a Público fuentes del Ministerio de Defensa, pese a que en la web oficial de este organismo militar se incluye a España como uno de los países participantes. Es el segundo año consecutivo que se declina la asistencia. 

En 2021 España también había sido invitada a estos ejercicios militares. Durante varios meses se especuló con que los ejercicios de Marruecos incluirían territorios del Sáhara Occidental. Un hecho que finalmente se frenó por las presiones de EEUU. Poco tiempo antes, el expresidente estadounidense Donald Trump había reconocido la soberanía marroquí sobre el territorio saharaui. El reino alauí pretendía así visibilizar el apoyo internacional a su control sobre el Sáhara en plena guerra abierta tras la ruptura del alto al fuego entre Marruecos y el Frente Polisario. 

Las fuentes de Defensa consultadas por este medio destacan que este año España no participa y que anualmente se identifican cuáles son los encuentros internacionales. "Este año no entraba dentro de lo previsto", destacan en Defensa, desligando la tensa situación actual de la decisión. En años anteriores el ejército español sí ha participado en el African Lion, según confirman las fuentes consultadas. 

Los medios marroquíes han resaltado en diferentes informaciones la importancia que le da el Reino de Marruecos al evento militar africano. Por ejemplo, la agencia oficial de noticias MAP, afín al régimen de Mohamed VI, destacó hace unos días que las maniobras se llevarán a cabo del 20 de junio al 1 de julio de 2022 en las regiones de Kenitra, Agadir, Tan Tan, Tarudant y Mahbès. Esta última zona está dentro del territorio del Sáhara Occidental, y además muy cerca de la frontera con Argelia. 

Sin embargo, la web oficial del Africom limita los ejercicios a Kenitra, Tan Tan y Grier Labouihi, territorios que sí pertenecen a Marruecos. Según el Africom, participarán en este evento militar más de 7.500 efectivos de Brasil, Chad, Francia, Italia, Holanda, Reino Unido, Marruecos y EEUU además de España, pese a la confirmación de ausencia destacada por el Ministerio de Defensa. También se desarrollarán ejercicios en zonas de Ghana, Senegal y Túnez. 

Estas maniobras militares tiene lugar en un momento de crisis del Gobierno español con Argelia. Y a la vez, una tensión patente entre Marruecos y los argelinos. Según recordó hace unos días Jesús Núñez, codirector del IECAH, en declaraciones a este medio, hay una carrera armamentística por el liderazgo regional entre Marruecos y Argelia.

Y en este sentido, los argelinos difundieron unas maniobras militares realizadas la pasada semana en Tinduf (territorio argelino que alberga los campamentos de población refugiada saharaui), cerca de la frontera con sus vecinos. Medios afines también a Marruecos como Bladi vincularon esas maniobras a la celebración del African Lion 2022. 

Mientras tanto, el Gobierno de Pedro Sánchez llama públicamente a la "prudencia" en sus relaciones con Argelia. Moncloa destaca que está en estos momentos verificando con las empresas españolas que todas las relaciones comerciales siguen en marcha con normalidad.

Algunos integrantes del Ejecutivo vinculan la decisión argelina de suspender el Tratado de Buena Vecindad por un alineamiento con Rusia pese a que la cuestión de fondo es el conflicto del Sáhara Occidental y el giro realizado por Sánchez en el mes de marzo. 

Más noticias