Público
Público

Crisis de Podemos Espinar da un portazo a la dirección de Podemos tras la negativa de ésta a pactar con Errejón

Ramón Espinar ha renunciado a todos sus puestos en Podemos por las diferencias con la dirección estatal ante la crisis en Madrid. El exsecretario general de la Comunidad no comparte el rumbo que ha tomado su partido sobre la negativa de negociar para conseguir un pacto en la región.

Publicidad
Media: 3.16
Votos: 19

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Ramón Espinar, antes de anunciar su acuerdo para las primarias de la Comunidad de Madrid. DANI GAGO/PODEMOS

"Ramón Espinar ha intentado dialogar para buscar una solución en Madrid. La dirección estatal no le ha dejado margen para decidir el camino de Podemos en la Comunidad", aseguran fuentes del partido morado a Público. Esta es la razón de la dimisión del exlíder de la región: las diferencias con los dirigentes estatales y la negativa de éstos a pactar con Iñigo Errejón para ir juntos en las elecciones autonómicas de mayo.

Fuentes de estatal aseguran a Público que no hay ningún acuerdo con Más Madrid aunque Pablo Iglesias ha convocado un Consejo Ciudadano Estatal para el próximo sábado 2 de febrero tras la dimisión de Espinar. El máximo órgano de decisión del partido tendrá que abordar su máxima crisis que ya se ha llevado por delante a un secretario general autonómico y ante la que diez territorios piden que den una solución para que Podemos y Errejón no se enfrenten en las elecciones.

El exsecretario general de Madrid ha sido el que más ha buscado llegar a un consenso ante esta crisis. Así lo confirman fuentes de Podemos en la Comunidad y él mismo lo ha demostrado ante los medios de comunicación. En sus primeras declaraciones a los medios de comunicación tuvo un tono conciliador y distante de las afirmaciones de los dirigentes estatales. 

"Ha sido coherente", reconoce un miembro de la ejecutiva a Público sobre la decisión de Espinar. Dentro de la dirección hay quienes piensan que esta semana Pablo Iglesias e Irene Montero deberían haber cambiado de opinión sobre la alianza de Errejón y la alcaldesa, Manuela Carmena. "Es una traición, pero no podemos competir unos contra otros", considera. La dirección estatal no se ha pronunciado todavía oficialmente sobre la dimisión de Espinar. 

Esta es la opinión en la que parece que ha avanzado Espinar. El sábado pasado reconoció que se sentía "decepcionado" por Errejón pero también dejaba abierto el camino a seguir en la Comunidad. Y reconocía que había hablado con el excandidato de Podemos durante esa semana en una "conversación larguísima". 

La carta de renuncia también apunta a esto. "No se dan las circunstancias para llevar el proyecto de Podemos en Madrid hacia donde creo que debe dirigirse." Y añade que "en esas circunstancias, dejar paso es la decisión más responsable y que creo, en conciencia, debo tomar".

Espinar se convierte en la primera víctima de esta crisis sin precedentes. La dirección se ha negado en rotundo desde el primer momento a negociar con el que fue su candidato después del anuncio de éste de presentarse por Más Madrid. Desde el jueves pasado, cada día se han ido conociendo las consecuencias de este episodio: Errejón ha abandonado el acta de diputado en el Congreso, la alianza de Podemos y Manuela Carmena para la capital se ha roto y los secretarios generales autonómicos llaman a la unidad ante el temor de cómo afectará en el plano estatal la confrontación en la Comunidad.

Podemos todavía tiene tiempo de dar marcha atrás y ahora se verá si hay alguna intención de reflexionar el próximo sábado 2 de febrero en la reunión extraordinaria del Consejo Ciudadano Estatal.

Más noticias en Política y Sociedad