Público
Público

Estrategia PP Dirigentes del PP desmienten a Casado y señalan que la dirección "va en sentido contrario" a la moderación

"Sí, va a resultar que es un centrado geográfico", apostilla irónicamente una voz popular después de que el líder del PP, Pablo Casado, haya reivindicado este miércoles que su formación "siempre ha estado en la moderación".

El líder del PP, Pablo Casado, junto a los vicesecretarios y portavoces del partido durante una reunión del Comité de Dirección del partido. Partido Popular
El líder del PP, Pablo Casado, junto a los vicesecretarios y portavoces del partido durante una reunión del Comité de Dirección. Partido Popular

marta monforte

"A nosotros nadie nos tiene que llevar a la moderación, porque siempre hemos estado en ella", esas han sido las palabras pronunciadas por el líder del PP, Pablo Casado, durante el Comité Ejecutivo del PP celebrado este miércoles en la sede de Génova 13 que ha reunido a dirigentes territoriales y altos cargos para analizar lo sucedido en las elecciones vascas y gallegas del pasado domingo. Apenas una hora antes, el presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, señalaba ante la prensa la necesidad de un PP "centrado" y "templado".

Pese a que Casado ha insistido en que el PP siempre ha seguido la "estrategia de ser la fuerza tranquila" que "ampare a todos los españoles moderados por la deriva extremista de este PSOE", diversos cargos y dirigentes territoriales consultados por Público lo niegan. "La dirección va en sentido contrario a la moderación. Si fuera cierto Cayetana [Álvarez de Toledo] no sería portavoz", apunta una voz popular, que ha estado presente durante la Junta directiva. 

"Sí, va a resultar que es un centrado geográfico", apostilla irónicamente otra voz popular. "Efectivamente, Feijóo está en la esquina del mapa y Génova en el centro de la península, ahí está su centralidad", continúa. "Desde la dirección intentan esquivar el tema, pero es evidente que es algo que no se ha inventado la prensa, como tratan de vender, sino que somos varios los que nos hemos manifestado en ese sentido", apunta un alto dirigente territorial. "Solo se ganan elecciones desde el centro, sin mirar a Vox y Feijóo se lo ha vuelto a recordar".

El líder gallego obtuvo su cuarta mayoría consecutiva en Galicia marcando perfil propio respecto al de la dirección nacional durante toda la campaña, sin apenas referencias a la 'marca PP' en sus mítines y alejado del discurso duro que sí defiende Casado. Por su parte, el candidato que Casado impuso en Euskadi, Carlos Iturgaiz, fracasó estrepitosamente. Los populares firmaron su peor resultado en la historia: 5 diputados para la coalición PP + Cs, uno de los cuales corresponde a los naranjas.

Distintas populares voces ya advertían los pasados días a este diario que la dirección no iba a cambiar su estrategia. Fuentes cercanas a la dirección insistían, como ha hecho este miércoles Casado, que el PP ya está centrado. El conservador ha pedido ante la plana mayor del partido "no morder el viejo anzuelo" que "siempre lanza la izquierda sobre la supuesta crispación, que tan solo es la sombra de sus actos, el eco de sus insultos y el reflejo de su propaganda". Otros señalaban que en Génova "viven en el año 1980" y que continuarán con el mismo tono porque "no saben hacer otra cosa".

Casado decidió realizar cambios en la cúpula directiva en julio de 2019 al apartar a cargos afines a Feijóo y a la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para ascender a sus afines, entre ellos a Cayetana Álvarez de Toledo, como portavoz de la formación en el Congreso. Y lo hizo sin la aquiescencia de Feijóo ni otros cargos populares, que opinaban que la diputada por Barcelona no era, precisamente, la mejor opción para transmitir una imagen de "centralidad y moderación".

Álvarez de Toledo defiende su estrategia en la portavocía

La portavoz popular ha intervenido este miércoles durante el Comité Ejecutivo al darse por aludida tras unas declaraciones de Feijóo a la Cadena Ser. El gallego ha señalado que "es muy difícil hacer de portavoz en el Congreso" en un Congreso "donde hay tanto ruido y tan poca política". "Es muy difícil expresar pensamientos y propuestas e ideas cuando lo que hay son tantas descalificaciones, tanto insulto y tanta mediocridad. Por tanto a veces uno entra en esa mediocridad y en esa descalificación y automáticamente se crea un problema en torno a un portavoz", ha dicho.

Según ha podido saber Público de fuentes presentes en la reunión, Álvarez de Toledo ha preguntado "qué tenía que hacer" al frente de la portavocía de la Cámara Baja. "¿Qué hago? ¿Dejo de hacer oposición?", ha indicado frente al resto de dirigentes territoriales. Para la diputada por Barcelona, la moderación no es un "proyecto político", como tampoco lo es la radicalicad. 

Álvarez de Toledo ha intervenido durante el Comité y ha  preguntado si debe "dejar de hacer oposición" porque la moderación "no es un proyecto político"

"Insultar o dejar de insultar no forma parte de un proyecto político es una cuestión de buena educación. En la política no se insulta y punto, no lanzamos exabruptos, ¿no? Se pueden denunciar hechos, a veces de manera firme y clara, y que eso suene duro, pero eso son hechos que se denuncian, eso no es radicalidad", ha declarado, respondiendo de forma velada a las declaraciones de Feijóo, que también ha reivindicado la figura de Álvarez de Toledo como "necesaria" porque, a su juicio, el PP debe tener la capacidad de aunar a distintas sensibilidades entorno al partido.

El presidente del PP, Pablo Casado, junto a su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo, este domingo en el Congreso de los Diputados al comienzo de la segunda jornada del debate de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. EFE/Mariscal

Así lo ha expresado ante la prensa tras concluir el Comité Ejecutivo. La portavoz popular  se ha preguntado "qué significa realmente la palabra moderación", en declaraciones recogidas por Europa Press. A su entender, la palabra moderación si se concreta en políticas tangibles podría ser por ejemplo "apoyar un Gobierno de concentración constitucionalista, apoyar los Presupuestos Generales del Estado o apoyar al Gobierno en tantos otros ámbitos".

Génova se atribuye el mérito de la victoria de Feijóo

"Cuando el centro derecha se une en torno al Partido Popular es capaz de derrotar a la suma del socialismo, el populismo y el nacionalismo. Y la victoria en Galicia de Feijóo es un buen ejemplo de ello", ha asegurado Casado durante su discurso de este miércoles. Una victoria que en Génova entienden como propia, pese a las distancias que ha marcado el propio candidato con la dirección nacional y el hecho de que Casado se ha volcado el doble con Iturgaiz que con el gallego durante la campaña.

Para algunos cargos del PP el intento de la dirección nacional de "atribuirse un mérito que no es suyo es "más que evidente". Distintos cargos de la dirección popular, empezando por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, se han referido a la victoria del gallego como un éxito colectivo. "El modelo Casado-Feijóo se ha impuesto al modelo Sánchez-Iglesias", aseguró el número dos de Casado tras confirmarse los resultados. Llama la atención que García Egea compare a Casado y Feijóo con dos líderes de formaciones distintas, como son el presidente Pedro Sánchez (PSOE) y el vicepresidente Pablo Iglesias (UP)

"Han ganado gestionando con sentido común, consenso y diálogo", señaló el pasado lunes el vicesecretario de política territorial, Antonio González Terol "¿Por qué el plural? ¿Quiénes han ganado? Ha ganado Feijóo pero parece que quieren asimilarlo a muchos otros como minimizando la hazaña", apostillan los populares gallegos. Dichas fuentes señalan que los cargos de la dirección popular "evitan deliberadamente" mencionar a Feijóo cuando hablan de la victoria en Galicia. "Hablan todo el rato del PP gallego, pero no de Feijóo", razonan, en lo que se ha convertido en una suerte de consigna para Génova.

Más noticias de Política y Sociedad