Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Baleares

EXCLUSIVA | Las cloacas de Baleares La mafia de Cursach impulsa una campaña de prensa para invalidar la instrucción del caso

Los imputados y abogados de la trama criminal del 'rey de la noche' multiplican su ofensiva en medios de comunicación para desprestigiar los resultados de la investigación judicial y policial, y conseguir la nulidad de todas las actuaciones, con maniobras calcadas a las que empleaba el comisario Villarejo. 'Público' ha obtenido audios y vídeos que demuestran que el presunto 'capo' Cursach presionó a diarios, compró periodistas y utilizó a policías para obstruir la acción de la Justicia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 12

Previa de la entrevista de Julio Bastida al abogado Vicente Campaner de la trama Cursach, aparecida en el programa Ley y Orden de Canal 4 Radio, ultimahora.es y TDT del Grup Serra.

La campaña mediática es incesante. Diversos medios de comunicación mallorquines, incluido el poderoso diario Última Hora, se han convertido en altavoces de los imputados y abogados de la trama mafiosa del llamado "rey de la noche de Palma", Bartolomé Cursach, acusando al juez, al fiscal y a los policías que investigaron esa presunta organización criminal de ser unos delincuentes que procesaron y encarcelaron arbitrariamente a decenas de encausados.

Es la batalla final entre los investigadores y los investigados del caso Cursach, que se libra tres años después de que el escándalo de ese entramado corrupto forzase la dimisión de la cúpula del PP de Palma de Mallorca, a petición de la dirección nacional de Génova. Una guerra sin cuartel en la que son víctimas colaterales los numerosos testigos que denunciaron la trama, muchos de ellos "protegidos" por la Justicia pero sometidos a acoso, coacciones y hasta agresiones para forzarles a modificar sus testimonios.

La lucha no se libra sólo en el Juzgado de Instrucción Nº12 de Palma en el que se instruye la macro-causa –al cargo de un tercer juez, tras el traslado de la primera magistrada y la recusación del segundo de los instructores–, sino en muchos otros juzgados, adonde han ido a parar las causas paralelas abiertas a raíz de las agresiones y amenazas sufridas por los testigos.

Por ejemplo, en el Nº10 termina ahora la instrucción de las diligencias previas 98/18 y deberá señalarse vista oral contra los dos principales letrados del "rey de la noche", el director de su discoteca insignia (Tito's) y la editora de Última Hora. Pero hace pocos días esos dos mismos letrados –José Ignacio Guerrero Cereceda y Vicente Coco Campaner– han sido citados a declarar también por la magistrada María Pérez Ruiz, del Instrucción Nº2, para responder por haber diulgado en redes la identidad del testigo protegido número 29, quien ha tenido que huir al extranjero para escapara del acoso y las agresiones de sicarios.

Tal como ha ido desvelando Público, Campaner y Guerrero han cometido diversos presuntos delitos de obstrucción a la Justicia en su campaña para obligar a los testigos a desdecirse, pero cuentan con una tribuna pública formidable en Última Hora, donde el primero anunció en enero: "Vengo dispuesto a poner a jueces y fiscales en su sitio", tal como se ve en la captura de pantalla al inicio de este artículo.

Un informe policial acusa a juez y fiscal de formar parte de una organización criminal para perseguir injustamente a los imputados de la causa

En esa entrevista con los redactores de sucesos de UH –Julio Bastida y Guillermo Esteban– en su espacio Ley y Orden, Coco Campaner levantaba el hacha de guerra contra el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán y predecía lo que finalmente ha ocurrido: han sido apartados de la causa y ahora un informe interno de la Policía Nacional de Palma los acusa de ser ellos los que formaron una supuesta organización criminal para perseguir a los imputados de la causa.

De momento, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha devuelto ese informe policial al juez Miquel Florit, reclamándole una "exposición razonada" que sustente tan graves acusaciones y explique qué móviles pudieran tener juez y fiscal para emprender esa actuación presuntamente delictiva, cuando existen decenas de testigos e innumerables pruebas documentales sobre la trama mafiosa de Cursach sin necesidad de quebrantar la ley para llevar la causa a juicio.

Tras la aparición de un grupo de WhatsApp privado en el que los policías del Grupo de Blanqueo que investigaban los hechos intercambiaban mensajes con el juez y el fiscal, los medios de comunicación que llevan la campaña contra los investigadores del caso Cursach –no sólo UH, sino también los digitales Mallorca Diario y Crónica Balear, y las emisores de Canal 4 Radio han puesto toda la carne en el asador, convirtiendo a Penalva, Subirán y los policías en delincuentes.

Ahora son los imputados por coacciones y amenazas a testigos –como el expolicía local Jaime Garau, al que se impuso orden de alejamiento de tres de sus compañeros por coaccionarlos para que no testificaran en la causa– quienes usan el púlpito de Ley y Orden para proclamarse víctimas de la investigación judicial:

Entrevista a Jaime Garau en el espacio audiovisual 'Ley y Orden' del diario mallorquín 'Última Hora'.

"Tiene hipopótamos y cocodrilos colgados de la pared"

Quien asegura que se siente amenazado por el juez y el fiscal está imputado en el caso Cursach porque, según explican a Público diversas fuentes policiales y judiciales coincidentes, era el principal amigo y cómplice del jefe de la trama, Daniel Montesinos, que tiene una petición fiscal de 11 años y medio de prisión. También fue denunciado por acoso homófobo en la Policía Local de Palma y se vio implicado en la querella de un joven que fue detenido por ser homosexual y obligado a permanecer toda la noche desnudo en una celda del sótano de la comisaría.

En su entrevista en Última Hora, Garau afirmó: "Tengo miedo. Tengo mucho miedo porque el juez [Penalva] tiene armas de caza y de todos es sabido que tiene hipopótamos, cocodrilos y gacelas muertos colgados por las paredes. Debe saber pegar un tiro desde un kilómetro de distancia".

Y aseguró: "Cualquier persona sabe que el fiscal Subirán durante los interrogatorios pierde el control y se pone a gritar y se pone colorado".

Sin embargo, lo más desagradable que Garau padeció durante la investigación de Penalva y Subirán fue su careo con el testigo protegido número 13, conocido como "El Ico": el hijo de la cabecilla gitana de Son Banya. Público ha tenido acceso al vídeo completo de ese careo –efectuado en sede judicial y ante letrados– y de su visionado no sólo queda claro que el juez y el fiscal no intimidaron ni presionaron a Garau –más bien le dieron facilidades–, sino que "El Ico" aparece más sincero y convincente en su versión a pesar de carecer de formación y de modales.

Y, según el reiterado testimonio de "El Ico", al parecer no era Garau quien temía que le pegaran un tiro, tal como se puede ver en este corte del final del careo en sede judicial:

"Me dijiste que los policías me iban a poner una pistola en la cabeza y me iban a matar un día"

Transcripción resumida del vídeo:

EL ICO: En fin, señoría, son cosas que él y yo sabemos que es verdad, y si él fuera humano diría: ‘Mira, lo he hecho por querer ayudar a un amigo", entonces, oye, las cosas irían mejor.
JAIME GARAU: No he querido ayudar a nadie porque no sé las… porque hay un secreto de sumario y no sabemos a través de prensa… sólo sabemos a través de prensa quiénes están implicados. En la época en que tú estás hablando…
EI: Si tú tumbabas el caso, pasabas de sindicato a no sé qué pasabas… Es que no entiendo de rangos yo, pero no sé a qué pasabas… Te querías hacer famoso.
JG: ¿Famoso?
EI: ¡Sí!
JUEZ: Bueno, ha quedado clarísimo. Señor letrado, ¿quiere usted hacer alguna pregunta?
LETRADO: Estoy en un careo, señoría.
MP: Vale, bueno, es un careo. Pero si quiere que se le ponga término o no. Si quiere lo finiquitamos ya…
LETRADO: Si quiere usted, señor Garau, comentar alguna cosa o hacer alguna pregunta al señor...
[...]
JUEZ: ¿Quiere decir algo más, señor Garau?
JG: Es que estoy… estoy un poco… Y lo que quiero decir es que llevo apuntado desde que salí lo que estoy haciendo, hora por hora. He ido al gimnasio a buscar para poder decir las fechas de… Lo que quiero decir es que yo a él nunca lo he amenazado, nunca le he hablado mal, nunca. Todo lo contrario.
EI:
[interrumpiendo] Si cuando me dice que me van a poner una pistola en la cabeza y me van a matar sus amigos… ¡Eso es amenazar o no es amenazar!
JG: No, no, eso no…
JUEZ: Pero ¿qué interés tiene en mentir?
JG: Es que no lo sé, pero esto es una mentira constante y yo me veo, me veo... sumido… Me está causando unos trastornos…

“Gilipollas, ¿no ves, tonto, que vamos a hundir a Blanqueo de Capitales?”

[Hablan de que su conversación en la calle fue grabada sin duda por una de las cámaras de la prisión ante la que estaban (esa grabación nunca se halló)]
EI: [acercando la mano a Garau] ¿Te puedo… puedo acercar la mano a ti? Se te ve haciendo con la mano así [agarrándole la camisa]: “Gilipollas, ¿no ves, tonto, que vamos a hundir a Blanqueo de Capitales?” 
JG: Me gustaría, señoría, que se viera esa grabación…
EI: ¡Y a mí también! Por supuesto.
[...]
LETRADO: [a El Ico] ¿Usted declaró esto en sede policial?
EI: ¡Y aquí también!
LETRADO: Lo que quisiera saber es por qué no hizo entonces ninguna referencia a lo de que “te van a pegar un tiro”, que ahora lo ha dicho en diversas ocasiones, en su declaración a la Policía, y lo dice hoy.
EI: Lo digo hoy porque hoy es cuando lo veo [a Garau] y me recuerdo. Yo tengo trastorno porque son policías. Son policías que dan palizas. ¿Has visto las cámaras, las palizas que dan? [Se refiere a un caso de maltrato policial en la comisaría local de Palma filmado por las cámaras internas y difundido]
LETRADO: Hablamos de este señor en concreto.
EI: Sí, hablamos de este señor en concreto. Te detienen y te dan palizas. Entonces, más de una cosa me da miedo decir, y me callo muchas cosas. ¡Y que me las voy a callar!
JG: ¿Yo he estado en alguna detención tuya?
EI: ¡Sí, mía sí! Con Girardo… Gerónimo, perdón. En Son Ferriol. Y ahí sí me volviste a repetir… así que me lo repetiste bien: “Vamos a hundir a Blanqueo de Capitales, a hundir a tu madre, no sé qué…
JG: ¿En Son Ferriol?
EI: …que no sé qué del sindicato, que me podías ayudar…
JG, Pero… ¿en Son Ferriol? Pero, más o menos, en la época… ¿Me lo puedes decir Más o menos, ¿la época lo sabes?
EI: Era verano. Este verano, creo. No recuerdo bien cuándo, pero lo que sí recuerdo es que los policías me iban a poner una pistola en la cabeza y me iban a matar un día.
[...]

Aparte de las presuntas amenazas policiales al testigo, "El Ico" también insiste en un elemento llamativo: que Garau le aseguró: "Vamos a hundir a Blanqueo de Capitales", refiriéndose al Grupo de Blanqueo. ¿Cómo podían vaticinar eso hace ya unos dos años, muchísimo antes del desmantelamiento de ese equipo de investigadores que se ha producido en los últimos meses?

Pero la respuesta a ese interrogante requiere un tema aparte.

...CONTINUARÁ

Más noticias en Política y Sociedad