Público
Público

La Fiscalía denuncia a una empleada de UGT Madrid por desviar 2 millones del sindicato a su marido y tres amigas 

La administrativa era la encargada de librar cheques para el pago de indemnizaciones por despido a trabajadores, pero falsificaba los beneficiarios y la cuantía para desviar el dinero a su entorno personal. El caso provocó la dimisión del anterior secretario general de UGT Madrid. 

UGT
Logo de UGT Madrid. EUROPA PRESS

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra una
empleada del sindicato UGT y otras cuatro personas a quienes imputa un delito
continuado de estafa y otro de falsedad en documento mercantil
. En concreto, sostiene que la empleada del sindicato desvió 2.099.680 euros procedentes de fondos transferidos del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) para abonar las indemnizaciones de trabajadores despedidos y que fueron a parar a manos de su marido y de tres amigas. 

Una investigación interna del sindicato desveló la presunta estafa de la trabajadora, que provocó la dimisión del secretario de UGT en Madrid, Miguel López Reíllo, el pasado mes de diciembre, ante este caso de corrupción. 

La Fiscalía relata en su denuncia que M. C. T. L. era una trabajadora del sindicato entre cuyas funciones administrativas se encontraba la
de librar cheques para el pago de indemnizaciones por despido a trabajadores. Así, durante un periodo comprendido "al menos" entre el año 2019 y 2021, "bajo la apariencia de librar cheques en favor de diversos trabajadores que habían sido despedidos y que habían encargado a UGT Madrid que tramitaran su correspondiente indemnización", presentó para su firma a los responsables del sindicato diversos cheques cuyo importe iba a ser abonado con cargo a fondos previamente transferidos al FOGASA. 

En esos cheques, según la Fiscalía, puso como beneficiarios el nombre y apellidos de diversos médicos y maestros que habían superado una fase de oposición y que "aleatoriamente" escogía entre diversos listados publicados en Internet, sin que tuvieran ninguna relación con UGT Madrid ni hubieran solicitado sus servicios para el cobro o tramitación de indemnizaciones. 

Una vez firmados dichos cheques por los responsables, la empleada denunciada "simulaba" la firma de los supuestos beneficiarios en el recibí del cheque y posteriormente, procedía a borrar "con una goma que borra tinta", el nombre del beneficiario elegido aleatoriamente y lo sustituía por los de su marido y  tres amigas, que actuaban en connivencia con ella y que le ayudaban a apoderarse de los fondos de UGT Madrid. 

Incluso en algunas ocasiones, además de modificar la identidad del beneficiario, también alteraba el importe a cobrar, consta en la denuncia.

En 2019, M. C. T. L. libró 71 cheques fraudulentos por importe de 372.660,53 euros; en 2020 libró otros 67 cheques fraudulentos por importe de 407.936,99 euros y un año más tarde otros 40 cheques por importe de 1.319.082,50 euros.

Más noticias