Público
Público

Cuentas Podemos La Fiscalía ve indicios de delito en los gastos electorales de Podemos pero deja en el aire si habrá denuncia penal

El responsable del Ministerio Público en el Tribunal de Cuentas observa supuestas irregularidades detectadas con la facturación de servicios de la firma Neurona Consulting que la formación morada contrató para la campaña del 28-A.

Un hombre pasa por la puerta principal del edificio del Tribunal de Cuentas en Madrid. E.P./Óscar Cañas
Un hombre pasa por la puerta principal del edificio del Tribunal de Cuentas en Madrid. E.P./Óscar Cañas

público/AGENcias

La Fiscalía General del Estado, que dirige Dolores Delgado, ha señalado  que su representante en el Tribunal de Cuentas ve "indicios" de delito en una parte de las cuentas de Podemos de 2019, pero añadió que este funcionario no tiene capacidad para abrir una investigación penal, algo que no se aclara si se hará.

La Fiscalía, en un comunicado, señala que este asunto tiene que ver con el informe sobre las cuentas electorales de los partidos políticos para las elecciones del 28 de abril de 2019 , que fue aprobado por el Pleno del órgano fiscalizador el pasado 28.

La nota explica que "durante la tramitación del Proyecto de Informe (sobre Podemos), el fiscal pone de manifiesto, en escrito de 27 de julio del presente año, la posible existencia de indicios sugerentes de responsabilidad penal respecto de determinados hechos que constan en el citado informe". La Fiscalía General destaca que "la necesaria y ulterior investigación para determinar si tales irregularidades tienen relevancia penal corresponde a la Fiscalía competente, por razón de la materia y del territorio".

El comunicado subraya que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas "carece de competencia para iniciar cualquier investigación de naturaleza penal". "Sí tiene atribuciones en el ámbito de la fiscalización y del enjuiciamiento contable, de acuerdo con lo establecido en el artículo 16.2 de la Ley de Funcionamiento del Tribunal de Cuentas", añade.

La Fiscalía se refirió a esta cuestión después de que la Cadena Ser informase por la mañana de que el representante del Ministerio Público en el Tribunal de Cuentas ve indicios de delito en los gastos electorales del partido de Pablo Iglesias para el 28-A. Las irregularidades detectadas, según esta información, tienen que ver con la facturación de servicios de la sociedad Neurona Consulting, con la que se contrató para dicha campaña.

Fuentes fiscales que cita la agencia Europa Press apuntan que se ha producido una petición de documentación al órgano fiscalizador a raíz de lo señalado por éste en su Informe de Fiscalización sobre las contabilidades de las elecciones generales del 28-A, conocido a principios de este mes. De ver delito, el fiscal del Tribunal de Cuentas no podría investigar, ya que debe hacerlo la justicia ordinaria.

Para el fiscal, según la información por la Ser, los 290.000 euros facturados a Neurona analizados durante la fiscalización de los comicios del 28-A, "no tienen consideración de gasto electoral", y por ello no han sido admitidos como "susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales", apuntando a un posible contrato simulado.

En su informe de fiscalización el Tribunal de Cuentas ya señalaba sobre Neurona que Unidas Podemos aportó en sus alegaciones a este órgano vídeos y diseños publicitarios, si bien no había quedado "suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor".

Unidas Podemos presentó un contrato de 363.000 euros sin ninguna valoración económica individualizada de lo contratado

Durante la fiscalización se solicitó a la coalición sucesiva información en relación con el gasto en concreto, que debía aportar un presupuesto detallado en el que se desglosaran los distintos servicios a prestar, y se valorará económicamente cada uno de los conceptos de facturación.

"Ante dicha solicitud, la formación envió un contrato de prestación de servicios por importe de 363.000 euros, firmado electrónicamente por las partes contratantes el 6 de mayo de 2019, habiendo sido emitida la factura correspondiente a dicho contrato el 5 de abril de 2019; en el contrato se recogen los mismos conceptos que se hacen constar en la factura presentada, sin valoración económica individualizada de lo contratado", apuntaba el informe del Tribunal de Cuentas.

Además el fiscal descubrió que Neurona Consulting se inscribió en el registro mercantil 15 días antes de facturar a Unidas Podemos, y que "no coincide su objeto social con las prestaciones contratadas".

Las dudas sobre la actividad de Neurona también aparecen en la denuncia del ex abogado de la formación, José Manuel Calvente, que ha dado lugar al inicio de una instrucción penal sobre la financiación del partido en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid.

Más noticias