Público
Público
indultos

Forcadell y Bassa celebran la libertad sin dejar de reivindicar la amnistía: "Es un primer paso"

La expresidenta del Parlament ha sido la primera en salir, en su caso, de Wad-Ras, donde la han recibido la presidenta actual, Laura Borràs, y las conselleres Tània Verge, Jaume Giró, Joan Ignasi Elena y Victòria Alsina, entre otros cargos, así como un centenar de ciudadanos con mascarillas, ropa y paraguas amarillos. Bassa ha salido de Puig de les Basses pocos minutos después recibida también por varias autoridades y otros ciudadanos y ha insistido que hoy no acaba nada porque "queda mucho trabajo por hacer". 

L'expresidenta del Parlament Carme Forcadell, després de sortir de Wad-Ras.
La expresidenta del Parlament Carme Forcadell, después de salir de Wad-Ras. Miquel Codolar / ACN

La lluvia no ha aguado el cálido recibimiento a Carme Forcadell a las puertas de la prisión de Wad-Ras, en Barcelona. La expresidenta del Parlament ha sido la primera de los nueve presos políticos que ha salido en libertad una vez el Tribunal Supremo ha comunicado a los centros penitenciarios la excarcelación de los líderes. Lo ha hecho acompañada de numerosos cargos políticos, como la actual presidenta del Parlament, Laura Borràs, además de consellers, diputados y un centenar de personas que se han congregado a las puertas de la prisión ataviadas con mascarillas, ropa y paraguas amarillos, esteladas y pancartas como "Cap dona en l'oblit" [Ninguna mujer en el olvido].

Hoy se cumplen 39 meses desde que Forcadell ingresó en la prisión de Alcalá Meco

"Hoy es un día de alegría, pero la alegría no está completa, porque lo que queremos es el fin de la represión", ha dicho Forcadell ante periodistas y personas congregadas. Este miércoles se cumplen exactamente 39 meses desde que la expresidenta del Parlament ingresó en la prisión de Alcalá Meco, el 23 de marzo de 2018, y ha agradecido el apoyo de todos los que durante este tiempo se han movilizado y les han apoyado en forma de concentraciones y cartas. También ha tenido un recuerdo para las mujeres de los tres centros penitenciarios dónde ha estado, Alcalá-Meco, Mas Enric (Tarragona) y Wad-Ras, a quien, ha asegurado, no olvidará.

Los consellers Tània Verge, Jaume Giró, Joan Ignasi Elena y Victòria Alsina, así como la portavoz de ERC, Marta Vilalta, y diputadas del partido como Meritxell Serret, Alba Vergés, Jenn Díaz y Roger Torrent, han acompañado a Forcadell mientras hacía un breve discurso en el que ha afirmado que, a pesar de que los indultos no eran su propuesta, se trata de un paso importante encaminado hacia la amnistía y la autodeterminación: "Ante los que nos quieren dentro, ya es una victoria", ha afirmado. El centenar largo de personas congregadas han recibido con calidez a la expresidenta del Parlament, con apretones de manos, abrazos y gritos de su nombre y "Amnistía". 

Forcadell se ha mostrado convencida de que esta decisión del Gobierno se ha dado por la movilización del movimiento independentista a nivel electoral, en la calle y en Europa: "Si [el independentismo] no hubiera ganado elección tras elección, si no hubiera habido las victorias judiciales en Europa, si la gente no se hubiera movilizado, estaríamos todavía aquí", ha dicho, señalando la prisión a sus espaldas. La expresidenta del Parlament ha asegurado a los concentrados que "el fin de la represión para todos los exiliados y represaliados" llegará. 

Dolors Bassa sale de Puig de les Basses

Por otro lado, Dolors Bassa ha salido de Puig de les Basses pocos minutos después. Ha sido recibida por unas 200 personas, entre las cuales las conselleres Lourdes Ciuró y Teresa Jordà, así como su hermana, Montse Bassa, que han salido con ella, informa Marià de Delàs. También estaba el secretario general de la UGT en Catalunya, Camil Ros, el diputado de ERC Chakir El Homrani y el miembro de la Ejecutiva del partido Oriol Lladó, entre otras figuras políticas. No han faltado los llamados incondicionales de la exconsellera, ciudadanos que cada martes durante el tiempo que ha estado encarcelada se han acercado al centro penitenciario para mostrarle su apoyo desde el exterior. 

En sus primeras declaraciones tras la salida de la prisión, Bassa ha dicho que la liberación de hoy de nueve personas "es un primer paso". Ha recordado que hay miles de encausados, que hay exiliados, y que ella misma tiene una causa abierta en el Tribunal de Cuentas. Ha manifestado su agradecimiento a la gente que la ha apoyado durante estos años y ha insistido en que "queda mucho trabajo para hacer". En este sentido, ha querido recitar también los versos del poema de Miquel Martí i Pol que Pedro Sánchez obvió: "Som on som perquè tot està per fer i tot és possible" [Estamos donde estamos porque todo está por hacer y todo es posible].

Camil Ros ha destacado que el indulto es "el inicio de un proceso de diálogo" que servirá para desescalar

Por otro lado, en conversación con Público a las puertas de la prisión, el secretario general de la UGT en Catalunya, Camil Ros, ha recordado que la petición de indulto la hizo el sindicato -en el cual milita Bassa-, que humanamente es una medida necesaria, porque "nunca tendría que haber sido encarcelada". También ha incidido en que el indulto es "el inicio de un proceso de diálogo" que tiene que lograr la "desjudicialización" del conflicto. Se trata, ha dicho, de "desescalar" y que al final podría llegar la amnistía. "No es momento para maximalismos", ha dicho, porque "hace falta un acuerdo", ya sea en forma de amnistía o reforma del código penal, mientras se trate de una "solución política". La situación actual, en la que hay dos gobiernos sin elecciones a la vista, considera que establece un contexto propicio para el diálogo.

Dolors Bassa, a la sortida de la presó.
Dolors Bassa, a la salida de la prisión. Públic

Más noticias