Público
Público

El futuro de las Cuentas del Estado para 2019 La negociación entre Sánchez e Iglesias será la que determine si hay Presupuestos

Ambos líderes mantuvieron el martes una conversación discreta para desbloquear los principales escollos, y es probable que vuelvan a reunirse este miércoles para buscar un acuerdo en torno a la subida del Salario Mínimo Interprofesional

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante la rueda de prensa posterior al encuentro que mantuvieron este martes por la tarde en el Palacio de la Moncloa. - EFE

El futuro de los Presupuesto Generales del Estado parece que pasa por que haya acuerdo entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ya que de la voluntad política de ambos depende el acuerdo.

El presidente del Gobierno admitió que ambos mantuvieron este martes "una conversación discreta" para avanzar en la negociación, y es probable que se reúnan en las próximas horas para “intentar cerrar un acuerdo” y conseguir un pacto en las medidas que el Gobierno todavía no ha aceptado y que el grupo confederal considera fundamentales para apoyar los Presupuestos.

Sánchez confirmó que "le consta" que por parte de Podemos existe la voluntad de llega a ese acuerdo presupuestario y que se están buscando limar las dificultades que todavía están encima de la mesa para conseguirlo: "Me consta que ambas partes estamos poniendo todo lo que hay que poner para llegar a ese acuerdo"; dijo el presidente del Gobierno.

Fuentes de las negociaciones aseguran a Público que el Gobierno, desde el primer momento, les dijo en las conversaciones que estaban manteniendo que subir el Salario Mínimo Interprofesional a los 1.000 euros, como propone Unidos Podemos, es una cuestión que sólo podrán desencallar Sánchez e Iglesias. Así, uno de los temas fundamentales para que el grupo confederal vote a favor de los Presupuestos queda en manos de la reunión que mantengan el presidente del Gobierno y el líder de Podemos.

Aún así, las negociaciones entre ambas formaciones continúan. Las mesas siguen reuniéndose, y se cruzan llamadas y envíos de documentos. Desde Unidos Podemos han mandado este martes la última propuesta de medidas, en la que han reducido de un gasto social de 10.500 millones de euros que incluían en los Presupuestos a unos 7.000 millones.

Desde el mes de agosto que se iniciaron las negociaciones, Unidos Podemos no había marcado líneas rojas. Pero ahora sí ha señalado las medidas necesarias para que el Gobierno cuente con sus votos: regular el precio de alquiler, mejoras en el sistema de dependencia y subir el SMI.

Respecto a la primera, Unidos Podemos reclama al Gobierno poner tope a "las subidas abusivas" en el precio del alquiler, obligar a los grandes propietarios a sacar sus pisos al mercado a un precio accesible, acabar con los privilegios fiscales de las Socimis, ampliar el parque público de vivienda para el alquiler social y aumentar la duración mínima de los contratos de alquiler. Medidas que estiman que tendrían un impacto presupuestario de hasta 1.000 millones, derivados únicamente de la propuesta de ampliar el parque público de vivienda para el alquiler social.

Sobre los salarios, insisten en subir el mínimo interprofesional a los 1.000 euros. Una medida con la que sostienen que conseguirían un aumento de ingresos estimados de unos 2.500 millones de euros. Y, respecto a las medidas en dependencia, reclaman que se pague "inmediatamente" las ayudas ya reconocidas para lo que se necesitaría un aumento de 2.500 millones, frente al aumento que había propuesto el Gobierno de 400 millones.

Pedro Sánchez al ser preguntado por estas diferencias se negó a entrar en el detalle y no quiso concretar ninguna de ellas: "Estamos ahora negociando"; se limitó a decir.

Lo que sí dejó claro el presidente es que prioriza el acuerdo con Unidos Podemos y no quiso entrar en cábalas sobre qué harán las formaciones independentistas que, de momento, aseguran que no apoyarán las Cuentas Públicas. Sánchez se limitió a decir que lo primero es el acuerdo con el partido de Pablo Iglesias, "y, después, como dice un gran entrenador, partido a partido".

Sánchez también dio por seguro que el lunes presentará en Bruselas unas cuentas que apostarán por la estabilidad presupuestaria, la cohesión social y la creación de empleo.