Público
Público
Únete a nosotros

Garzón defiende el pacto con Podemos y cree que los resultados habrían sido peores por separado

El líder de IU reconoce que no está satisfecho con los 71 escaños obtenidos pero pone en valor que han mantenido el resultado del 20-D. Estudiarán fórmulas para evitar un Gobierno del PP y sus diputados formarán parte del grupo de Podemos en el Congreso.

Publicidad
Media: 5
Votos: 6

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de IU en Madrid, para hacer un análisis más detallado del resultado de las elecciones. EFE/Ángel Díaz

MADRID.- El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reconocido este lunes que los resultados obtenidos el domingo por Unidos Podemos no se ajustan a las expectativas que barajaban, ya que la coalición salía "a ganar la elecciones". La confluencia mantiene los 71 escaños que IU y Podemos lograron por separado el 20-D, aunque pierden más de un millón de votos. Los ocho diputados y un senador que IU ha logrado meter en el Congreso superan con creces los dos escaños que obtuvo el 20-D, pero la decepción es innegable. "El resultado es malo y no nos lo esperábamos. Es una mala noticia también para el país, porque seguirá gobernando el PP", ha afirmado.

Eso sí, su apuesta por la confluencia es nítida y, en rueda de prensa para valorar los resultados, Garzón ha vuelto a defenderla. "La confluencia electoral ha sido una buena idea. Por separado los resultados hubieran sido mucho peores", ha resumido el coordinador de IU, que pide más tiempo para analizar con profundidad los datos. Garzón, tras reunirse con la nueva Ejecutiva de IU, que estaba presente en primera fila de la sede de Olimpo, 35, sí ha reconocido que quizás el acuerdo con Podemos ha sido precipitado, que le ha faltado "trabajarlo más desde abajo", pero que hoy por hoy "la confluencia es el único camino posible" y que seguirá defendiéndola.

El líder de IU pide tiempo y más datos para entender por qué la suma no sólo no ha multiplicado, sino que ha restado, aunque queda patente que una parte importante del millón de votos que IU obtuvo el 20-D no ha querido votar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, como su presidente del Gobierno. Ha pasado tiempo —aunque parece que no el suficiente— de aquellos insultos de Iglesias a una formación que ha elogiado durante la campaña, pero parte de la militancia de IU no olvida. Sin embargo, Garzón no ha querido extenderse mucho en el voto perdido de IU. "Si no hay explicaciones rigurosas y con datos, todo son especulaciones", ha dicho. Aunque cree que el problema no ha sido el votante tradicional de IU, ya que el pacto de la confluencia fue "refrendado por el 87% de la militancia", que suele ser "más reticente a los pactos mientas que los votantes son algo más confluyentes", ha dicho. No hay debate interno ni fisuras, ha dicho, en su organización, que acaba de celebrar su XI Asamblea Federal con una línea política encaminada hacia la confluencia no sólo electoral, sino también social, por lo que Garzón ha pedido "más movilización en la calle".

En cualquier caso, pide calma y ha recordado que "Unidos Podemos nunca tuvo 95 diputados", refiriéndose a unas encuestas previas muy optimistas que habrían magnificado la decepción de un resultado exactamente igual en escaños. "No era este nuestro objetivo pero no es una pérdida de posición política", ha afirmado.

Garzón ha precisado que los diputados de IU van a explorar “cualquier alternativa que impida que el PP siga gobernando", aunque no puede descartar que haya unas terceras elecciones. Sí ha aclarado que los diputados de IU no irán en ningún caso al Grupo Mixto de Congreso, sino que permanecerán en el grupo con Podemos con un reparto de tiempos de intervención y de recursos económicos. Tras a rueda de prensa, Garzón ha vuelto a reunirse con su equipo para continuar analizando el resultado.

Más noticias en Política y Sociedad