Público
Público

La prohibición de los desahucios El Gobierno encauza el pulso por los desahucios y abordará extender su prohibición esta misma semana

PSOE y Unidas Podemos centran en el seno del Gobierno las negociaciones para ampliar la prohibición de los desahucios y alejan la posibilidad de que la medida se lleve a cabo a través de la enmienda a los PGE presentada por los de Iglesias, ERC y Bildu. Los contactos se intensificarán en los próximos días para tratar de dar una solución rápida al problema.

El lider de Podemos, Pablo Iglesias, junto al ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos (i), en el pleno del Congreso de los Diputados tras finalizar la primera jornada de la sesión de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. EF
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en una imagen de archivo. - EFE/Emilio Naranjo

manuel sánchez / alexis romero

El pulso en el seno del Gobierno de coalición sobre ampliar la prohibición de los desahucios y los cortes de suministros básicos en plena pandemia del coronavirus no ha llegado a su fin, pero sí que ha entrado en una nueva fase en la que se buscará, por un lado, rebajar la tensión entre el PSOE y Unidas Podemos y, por otro, encontrar una solución rápida a una emergencia habitacional agravada por la covid-19.

En las últimas semanas, ambas formaciones han protagonizado desencuentros en torno a este asunto; tanto es así, que los de Pablo Iglesias decidieron la pasada semana registrar una enmienda en el Congreso a los Presupuestos Generales del Estado (para ampliar la prohibición de los desahucios por esa vía) de la mano de ERC y Bildu al ver que no se producían avances en el seno del Ejecutivo.

El movimiento de la formación morada causó malestar y división entre los de Pedro Sánchez, y algunos ministros y dirigentes socialistas acusaron a Unidas Podemos de dinamitar la unidad y coordinación de las que precisa un Gobierno de coalición.

La Vicepresidencia de Derechos Sociales, dirigida por Iglesias, había planteado a principios de noviembre extender la prohibición de los desahucios más allá de enero de 2021 y ampliar la cobertura, desligando los requisitos de vulnerabilidad de las consecuencias directas de la pandemia. También se propuso recuperar la prohibición de los cortes de suministros de agua y luz mientras dure el estado de alarma (estas dos cuestiones se introdujeron en la enmienda a los PGE, que además recoge prohibir los desahucios hasta diciembre de 2022).

Tras varios días de tensión, PSOE y Unidas Podemos han decidido dar prioridad a este asunto

Después de varios días de tensión y cruce de reproches entre el PSOE y Unidas Podemos, se ha decidido dar prioridad a este asunto y que los equipos técnicos de ambas formaciones se reúnan esta misma semana para avanzar en las negociaciones, que a partir de ahora se circunscriben de forma exclusiva al Gobierno, alejando la posibilidad de que sea la enmienda a los Presupuestos la vía para abordar la prohibición de los desahucios.

El secretario de Organización del PSOE y  ministro de Transportes, Movllidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, avanzó ya este lunes la disponibilidad a ampliar la prohibición de los desahucios y se mostró dispuesto a que los equipos técnicos se pusieran a trabajar en una solución esta misma semana. Eso sí, Ábalos desvinculó el acuerdo de la enmienda presentada, y abogó porque la solución saliera del seno del Gobierno.

En Unidas Podemos valoran positivamente el anuncio de Ábalos, pero insisten en la urgencia del asunto, teniendo en cuenta la proximidad del invierno y el frío, con los riesgos que ello supone para las familias sin hogar. Antes de la intervención del ministro de Transportes, Sánchez e Iglesias mantuvieron una reunión este fin de semana para abordar el tema, y el presidente del Gobierno se habría comprometido a tratar de encontrar una solución en los próximos días.

No importa la vía, sí la solución

En la formación morada importa poco cuál sea la vía escogida para extender la prohibición de los desahucios y los cortes de suministros, y, en principio, durante las negociaciones no pondrán sobre la mesa la enmienda a los PGE presentada en la Cámara Baja junto a ERC y EH Bildu. Además, si finalmente el Ministerio de Transportes aprueba, por ejemplo, un decreto pactado con Unidas Podemos que recoja esta cuestión, la enmienda registrada en el Congreso perdería su sentido.

Cosa distinta son los detalles sobre el plazo y cobertura que daría la medida. En la enmienda a las cuentas se recoge la prohibición de los desahucios hasta enero de 2023, aunque la duración es algo que los de Iglesias estarían dispuestos a negociar. El principal objetivo es solventar el problema del invierno y garantizar la prohibición de los desahucios al menos mientras siga vigente el estado de alarma declarado por el Gobierno para atajar la segunda ola del coronavirus.

Desde el entorno del PSOE se considera que se encontrarán vías para llegar a un acuerdo y que esta enmienda no dificulte la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, prevista para el próximo 3 de diciembre.

Más noticias de Política y Sociedad