Público
Público

Gobierno de Reino Unido ¿Quién está al frente del gobierno británico con Boris Johnson en la UCI?

El ingreso del primer ministro en la Unidad de Cuidados Intensivos por covid-19 ha obligado a reestructurar la organización de Downing Street. Dominic Raab, ministro de Exteriores y primer secretario de Estado, es ahora el hombre al mando. Pero si Johnson empeora, todo podría cambiar.

12/03/2020.- Imagen de archivo del primer ministro británico, Boris Johnson, durante una rueda de prensa. EFE/Facundo Arrizabalaga
Imagen de archivo del primer ministro británico, Boris Johnson, durante una rueda de prensa. EFE/Facundo Arrizabalaga

Esta vez sí que ha ocurrido literalmente de la noche a la mañana: los británicos se han despertado este martes con un nuevo primer ministro. En funciones, sí, pero primer ministro a todos los efectos. El traslado el lunes por la noche de Boris Johnson a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital en el que ingresó veinticuatro horas antes -sus síntomas seguían sin remitir diez días después de haber dado positivo en covid 19- supone que hoy hay un nuevo hombre al frente del país: Dominic Raab. Él también se sometió al test del coronavirus tras una persistente tos pero dio negativo.

¿Por qué Raab?

Cuando el pasado mes de julio de 2019 Boris Johnson llegó al poder tras ganar el Partido Conservador las elecciones e hizo púbica la formación de su gobierno, no sólo anuncio a Raab como nuevo ministro de Exteriores, también como primer secretario de Estado, lo que le convirtió automáticamente en la persona con mayor rango dentro de todo el gabinete. Fue, sin duda, una demostración pública de su confianza en él; un premio a la fidelidad de este firme defensor del brexit que, siendo secretario para la salida de la Unión Europea con Theresa May, renunció al cargo en protesta por el acuerdo que ésta alcanzó con la UE.

Ahora, ocho meses después, esa confianza ha quedado patente: Raab es la persona que Johnson ha elegido para que ocupe su lugar en el 10 de Downing Streeet mientras permanece hospitalizado. A pesar de que, como confirman varios expertos consultado por Público: "Boris podría haber delegado el poder en cualquier otra persona".

Boris podría haber elegido a cualquier otro

¿Por qué Raab? Se preguntan hoy muchos en Reino Unido, y no sólo los ciudadanos de a pie. La prensa británica aseguran que hay malestar entre otros miembros del gabinete por la elección de Raab que, debido a su condición de ministro de Exteriores, no está jugando ningún papel principal en la gestión de la crisis del coronavirus, el gran reto al que se enfrenta el país en estos momentos.

Como explica a Público Vernon Bogdanor, profesor de estudios gubernamentales del prestigioso King’s College de Londres: "Boris podría haber delegado el poder en cualquier otra persona. Tenemos un sistema de gabinete colectivo y no presidencial, lo que significa que estamos gobernados por el gabinete, no por el primer ministro, y que nuestro gobierno puede funcionar perfectamente sin él”.

En un país que no cuenta con una constitución escrita a la que remitirse en estos casos, lo más parecido es el conocido como Manual del Gabinete, pero los expertos reconocen que en él "hay algunas lagunas" ya que, "no prescribe cómo deben funcionar las cosas en la práctica en todas las situaciones posibles"- Así lo apunta a este periódico Bob Morris, miembro de la Unidad Constitucional de la University College de Londres, que añade: "En otras palabras, como escuché decir a un exministro del gabinete esta mañana, tenemos que decidirlo sobre la marcha".

Otra cosa sería si las cosas se complican: "Si la enfermedad persiste se podría llegar a un punto -la muerte es sólo el caso más extremo- en el que el primer ministro y/o su gabinete decidan que no puede continuar y que debe renunciar", señala Morris, que añade: "En tales circunstancias tendría que haber una elección dentro del Partido Conservador para un nuevo líder. Esto llevaría un tiempo y es probable que, aunque no fuera un candidato, el señor Raab continuara como primer ministro provisional con la aprobación de la reina Isabel II hasta que pudiera recomendar al nuevo líder del Partido Conservador como el nuevo primer ministro".

Ya ocurrió con otros primeros ministros

Ésta no es a primera vez que un primer ministro británico se encuentra incapacitado para seguir al frente del país. Aunque no siempre el pueblo fue tan consciente de ello.

Le ocurrió, por ejemplo, a David Lloyd George en 1918, víctima de otra epidemia muy recordada estos días, la de la conocida como gripe española que se cobró la vida de 228.000 personas sólo en Gran Bretaña. Como recuerda hoy Sir Anthony Seldon, vicerrector de la Universidad de Buckingham y biógrafo de varios primeros británicos en el diario The Times: "Downing Street se aseguró, con la Primera Guerra Mundial aún en curso, de que su enfermedad se mantuviera en secreto para evitar que los enemigos de Gran Bretaña se enteraran". Lloyd George se recuperó y en sólo unas semanas estaba de vuelta.

Dominic Raab: "Las feministas se encuentran entre los fanáticos más odiosos"

El de Winston Churchill es quizá el caso más recordado aunque conocido también a posteriori. Tras un ataque al corazón y contraer neumonía, el 23 de junio de 1953 sufrió un derrame cerebral. También ese era un momento delicado, la Guerra Fría pasaba por uno de sus momentos más delicados, así que también entonces se optó por mantener su situación en secreto, y eso que tardó casi cuatro meses en reaparecer en público.

"Se ocultaron al público en aras de mantener la continuidad del gobierno pero eso no es factible en nuestros días. Aunque la manera de actuar de ahora sin duda está parcialmente determinada por la expectativa de que la indisposición de Boris Johnson sea temporal", destaca Morris.

¿Quién es Dominic Raab?

En enero de 2011 Boris Johnson era el alcalde de Londres, David Cameron no llevaba ni un año como primer ministro británico y Dominic Raab era entonces un parlamentario conservador más. Pero su nombre saltó a los titulares de todos los periódicos e informativos del país por algo que escribió en Politics Home, donde aseguraba que había que acabar con la "intolerancia feminista" que provocaba "discriminación contra los hombres". Llegó incluso a decir que "las feministas se encuentran entre los fanáticos más odiosos".

Nueve años después Raab es el primer ministro en funciones de Reino Unido, lo que no deja lugar a dudas de que se trata de uno de los hombres de confianza de Boris Johnson, a pesar de que fue también uno de los diez miembros del partido conservador que se enfrentó a él en la carrera por suceder a Theresa May.

Por cierto, preguntado durante las primarias por aquellas palabras, Raab dijo que que seguía pensando lo mismo.

Más noticias de Política y Sociedad