Público
Público

Podemos Galicia Antón Gómez-Reino gana las primarias de Podemos en Galicia a Carolina Bescansa

El portavoz de En Marea en el Congreso ha obtenido un respaldo del 54,98 %, mientras que su oponente ha logrado el apoyo del 45,02 %. Un ajustado resultado de unas primarias en las que han votado 3.172 inscritos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Antón Gómez Reino, candidato para dirigir Podemos-Galicia y portavoz de En Marea en el Congreso. / MÁIS PODEMOS

El portavoz de En Marea en el Congreso, Antón Gómez-Reino, ha ganado las primarias a la Secretaría General de Podemos Galicia a Carolina Bescansa, diputada y fundadora de la formación morada. Una de las últimas oportunidades que tenía la diputada madrileña para mantener un puesto orgánico en Podemos, después de la filtración del documento interno en el que proponía un plan para desbancar a Pablo Iglesias como líder del partido morado. 

Gómez-Reino, el candidato afín a la dirección estatal, ha obtenido un respaldo del 54,98 %, mientras que su oponente ha logrado el apoyo del 45,02 %, según ha podido confirmar Público con fuentes del partido. Aunque los resultados no se han anunciado oficialmente, los porcentajes evidencian el ajustado resultado de unas primarias en las que han votado 3.172 inscritos. Unos 51 militantes menos de los que votaron en el pasado proceso de primarias gallegas en 2016. 

Gómez-Reino se ha impuesto a la compostelana en este proceso que comenzó el pasado septiembre, cuando la anterior líder del partido en Galicia, Carmen Santos, anunció la convocatoria de la III Asamblea Ciudadana. El portavoz de En Marea se convierte así en el tercer secretario general de la formación en sus apenas cuatro años de vida.

El anuncio (por sorpresa) de que la cofundadora se presentaría a las primarias puso patas arriba el proceso interno de la formación. Su victoria hubiera supuesto una vuelta a la primera plana política, tras meses apartada de los principales movimientos de Podemos. Ahora, no se conoce qué hará con su carrera política.

Bescansa, además, ha perdido la batalla tras su participación en un proceso en el que muchas son las voces que han visto en su intento una cruzada personal contra Iglesias, con el que mantiene una relación muy distante desde la filtración de un documento en el que sugería el plan para desbancarlo. Además, miembros de la dirección y militantes gallegos también vieron este movimiento como un intento de seguir haciendo política desde Madrid.


Más noticias en Política y Sociedad