Público
Público

Un hombre de 94 años recupera los restos de su hermano fusilado por el franquismo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) rescata veinte cuerpos de la Fosa Número 4 en el Cementerio Civil de Guadalajara. Continúan las excavaciones.

Julián López del Campo (con bastón) junto a la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara
Julián López del Campo (con bastón) junto a la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara. ARMH

Julián López del Campo lleva 80 años esperando recuperar los restos de su hermano Mariano, fusilado por la dictadura en mayo de 1940. Julián tiene 94 años y esta semana la ARMH ha rescatado de la Fosa Número 4 el cuerpo de su hermano mayor. Este hombre era tan solo un niño cuando su hermano fue detenido, Julián tenía trece años cuando asesinaron a Mariano.

Mariano López del Campo era natural de Mandayona y perteneció al Partido Comunista hasta su detención, el 6 de mayo de 1939. Le fusilaron un año más tarde, el 3 de mayo de 1940. Son tres los hermanos que le buscan, todos nonagenarios. Ahora, ocho décadas más tarde, su familia por fin recibirá sus restos.

"Los familiares nos acompañan a diario", cuenta Marco González, coordinador del proyecto de exhumación de la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara. Desde que comenzó la excavación, la familia de Domingo Écija Buendía ha estado muy presente en la labor. El bisnieto de este represaliado es uno de los voluntarios de la asociación. No es una excepción, son muchos los descendientes de víctimas que deciden colaborar como voluntarios en la asociación.

El bisnieto de Domingo Écija Buendía ya ayudó en el 2016 a recuperar de la Fosa Número 2 los restos de Ciriaco Écija Buendía, hermano de Domingo asesinado en febrero de 1940. "Hay familias enteras represaliadas aquí en Guadalajara", afirma Marco González. 

Excavación de la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara
Excavación de la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara. ARMH

También han visitado la fosa familiares de Bernabé Bartolomé Martín, fusilado a los 22 años. Su familia ya en los años noventa había colocado una placa en recuerdo de su asesinato en el Cementerio Civil de Guadalajara.

La hija de Justo Palomino González y la sobrina de Felipe Sanz Rueda también van casi todos los días para seguir el trabajo de la asociación. "Creemos que uno de los cuerpos recuperados hasta ahora es de Felipe Sanz", informa el coordinador de la exhumación.

Exhumación de la Fosa Número 4

La ARMH ha llevado a cabo la exhumación de veinte cuerpos en la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara. "Está yendo más rápido de lo que pensábamos", informa Marco González. El coordinador de la exhumación afirma que se debe a que son fosas ya conocidas y a la estructura que facilita el trabajo. "Además, los restos están en buenas condiciones", apunta. La ARMH comenzó las labores el pasado 1 de octubre y podrían finalizar el próximo domingo.

"Hemos improvisado un laboratorio en la capilla del cementerio", cuenta el coordinador, que señala que "en ella trabaja un equipo de antropología forense de Coimbra". Se trata de dos forenses voluntarios que han viajado desde la localidad portuguesa para ayudar en el análisis de los huesos extraídos. Los limpian, los estudian y realizan los perfiles biológicos en aras de facilitar la posterior identificación genética de los cuerpos.

El equipo de la exhumación ha encontrado diversos objetos durante la excavación. Un monedero con algunas monedas republicanas, una cartera sin documentación con restos de un billete, un lápiz, botones, casquillos de Mauser y hebillas son algunos de los objetos hallados junto a los cuerpos.

Monedero hallado en la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara
Monedero hallado en la Fosa Número 4 del Cementerio Civil de Guadalajara. ARMH

Cooperación

La ARMH hace un llamamiento a los familiares y a los medios. Son trece las familias que se han acercado al Cementerio Civil de Guadalajara para donar muestras genéticas, pero aún falta la mitad. "Es necesario que contacten todas las familias", insiste Marco González. Salvo en el caso de los hermanos Ortega Somolinos, para identificar los cuerpos se necesita una muestra de ADN de los familiares.

Según fuentes de la ARMH, el Ayuntamiento de Guadalajara ha prestado una máxima colaboración en todo el proceso, facilitando los permisos y la labor de exhumación. Por otro lado, los embajadores de Italia y España no han manifestado interés en visitar la exhumación de la Fosa Número Cuatro del Cementerio Civil de Guadalajara, a pesar de la invitación realizada por la asociación.

Más noticias