Público
Público

Investidura de Pedro Sánchez Iglesias respalda el Gobierno de coalición frente a la "ultraderecha": "Defenderemos la democracia con la ley"

El líder de Podemos mostró su apoyo a Pedro Sánchez durante la investidura: "Es un honor caminar con vosotros". Reconoció que el gran reto de la coalición es "convertir el 'sí se puede' en políticas que mejoren la vida de la gente" y agradeció a los presos catalanes que han trabajado para hacer posible el acuerdo con el PSOE.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene desde la tribuna del Congreso de los Diputados en la primera sesión del debate de investidura del candidato socialista a la Presidencia de Gobierno. Jesús Hellín / Europa Press

Pablo Iglesias subió el tono que ha mantenido en sus últimas intervenciones durante el pleno de la investidura. El líder de Podemos recriminó al PP y a Vox sus discursos  — refiriéndose a ellos como "ultraderecha" y "ultra-ultraderecha" — y afirmó que el próximo Gobierno de coalición "deberá defender la democracia con la ley, con la ley y con la ley".

Iglesias se mostró en varias ocasiones entusiasmado con la investidura y con el PSOE. De hecho, todo el grupo confederal aplaudió la presentación del programa del Gobierno de Pedro Sánchez igual o más que la propia bancada socialista. Además, el líder de Podemos dedicó su frase final a Sánchez: "Pedro, estarás al frente de una coalición histórica. Para nosotros es un honor caminar junto a vosotros. Sí se puede. Adelante, presidente"

Pero no solo dirigió buenas palabras a Sánchez, también a los responsables de cada partido de negociar el programa que presentó el candidato este lunes: María Jesús Montero, Pablo Echenique, Félix Bolaños e Ione Belarra. E hizo una mención a los movimientos sociales y a la sociedad civil a los que se refirió como "los arquitectos" del Gobierno. También reconoció que el gran reto que tienen por delante es no decepcionar y convertir el 'sí se puede' en "políticas que mejoren la vida de la gente"

Sánchez, en su réplica a Iglesias, también mostró esta cooperación con Unidas Podemos y aseguró que hay "esperanza" y "optimismo" porque "las izquierdas finalmente se entienden". "Hemos tenido enfrentamientos dialécticos en este Congreso, pero bien está lo que bien acaba", dijo a los diputados de Unidas Podemos poco antes de terminar su intervención y acercarse a darle un abrazo a Pablo Iglesias. La bancada de cada formación se levantó a aplaudir. 

Los diputados del PSOE y de Unidas Podemos se aplauden mutuamente tras las intervenciones de los portavoces del grupo de Unidas Podemos. EFE/Emilio Naranjo

Iglesias recuerda a los presos independentistas

El líder de Podemos también se dirigió a las formaciones independentistas. No nombró a ninguna en concreto, aunque el discurso iba especialmente dirigido a ERC. De hecho, recordó a los presos independentistas catalanes que están en prisión y en el exilio y dio las gracias a aquellos que han trabajado por el "diálogo" y por alcanzar el acuerdo con el PSOE

Además, quiso poner en valor los asuntos en los que se pueden entender sobre los que les diferencian: "Valores democráticos y sociales". "La gente que nos ha votado a nosotros y que os ha votado a vosotros quiere que, al menos en estas cosas, nos podamos entender". 

Iglesias y Garzón cargan contra los discursos de PP y Vox

La mayor parte del discurso de Iglesias realmente estuvo centrado en contestar los discursos de Pablo Casado y Santiago Abascal. Recriminó a ambos dirigentes que hablen de que el futuro Gobierno es una traición a España por negociar con los partidos independentistas y les dijo: "Traición es vender vivienda publica a fondos buitres, privatizar los servicios públicos, robar a manos llenas y financiarse ilegalmente en las campañas electorales. Esta nueva legislatura va de reconstruir vuestras traiciones a la patria". 

Siguió criticando el discurso de Abascal y le recriminó que hubiera utilizado "demasiados insultos" durante su intervención: "Creo que tiene votantes que prefieren a una facha educado que a un facha maleducado". Mientras que a Casada le recomendó que no volviera a la "ideología totalitaria" de la que nació el PP porque "la democracia española les pondría en su sitio". A ambas, además, les recriminó que no entendieran la diversidad del Congreso resultado de los votos del pasado 10-N: "Si desprecian el Parlamento, desprecian a España". 

Pero no fue el único que tuvo un duro discurso con ambos. Alberto Garzón intervino en el pleno y replicó al PP que sin el PCE no se entendería ni la democracia ni la Constitución Española. "¿Su verborrea anticomunista es compatible con la transición?", preguntó el líder de IU directamente a Casado. 

El coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, saluda al candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su intervención ante el pleno del Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los discursos de ambas formaciones son para Garzón el principal motivo por el que tiene que salir la investidura adelante. Aseguró no poder imaginarse un Gobierno liderado por ambos: "Es la última oportunidad para que las cosas no se estropeen más, a nivel económico y político, porque la ultraderecha solo vive del conflicto".