Público
Público

Igualdad Montero: "Soy abolicionista, pero es complejo y necesitamos datos para acabar de verdad con la explotación sexual"

La ministra de Igualdad anuncia que llevará la ley de libertad sexual el 3 de marzo al Consejo de Gobierno. Irene Montero anuncia que el objetivo es legislar para abolir la prostitución, pero advierte del riesgo de "provocar una brecha" en el seno del feminismo.

Irene Montero Congreso
La ministra de Igualdad, Irene Montero, este lunes momentos antes de su comparecencia en el Congreso / EFE

"Soy abolicionista. Somos muy conscientes de que la explotación sexual es una de las formas más extremas de violencia contra las mujeres, por eso una de las prioridades de nuestra ley de Libertad Sexual será proteger a sus víctimas y darles los derechos que les corresponden". La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha posicionado este lunes a favor de la abolición de la prostitución y ha anunciado que la ley de Libertad Sexual que aprobará el Consejo de Ministros incluirá medidas en este sentido.

Montero ha acudido a la Comisión de Igualdad del Congreso para explicar los ejes de las políticas que quiere impulsar el ministerio que dirige, como ya han hecho la mayoría de los miembros del Gobierno. La ministra ha explicado que "a este ministerio y a esta ministra les gustaría abolir la prostitución", pero también ha advertido de los riesgos que conlleva abrir un debate que puede dividir al movimiento feminista en un momento de pleno auge de la ultraderecha.

"Me gustaría abolir la prostitución, sin embargo no creo que esta afirmación ni la acción política de este ministerio deba pretender un debate histórico en el movimiento feminista, además de legítimo, y menos aún creo que debamos permitir que este sea un debate que nos divida y nos separe", ha insistido.

Montero ha explicado que la primera medida "con carácter urgente" será la protección de las personas que sufren explotación sexual, "además de profundizar en el conocimiento de esta realidad que nos proporcione los datos más precisos posibles para hacer buenas políticas públicas que de verdad consigan abolir la explotación sexual y plantarle cara a todos los criminales que la sustentan".

La titular de Igualdad ha advertido del peligro del "discurso involucionista en materia de derechos sociales" que se ha instaurado en la sociedad, sobre todo después del ascenso de la ultraderecha en las instituciones. "Constatamos la existencia de un retroceso discursivo y práctico en derechos humanos que afecta sobre todo a las mujeres. Le plantaremos cara con firmeza", ha avanzado.

"Este es un ministerio que toma partido en favor de la democracia y de los derechos humanos. Este ministerio y este Gobierno son feministas", ha insistido. Momentos antes de su comparecencia, a la entrada de la Comisión de Igualdad, Montero ha confirmado que el 3 de marzo llevará la ley de libertad sexual al Consejo de Gobierno, para su posterior debate y admisión en la Cámara Alta.

Tras la exposición de la ministra, la primera en intervenir por parte de los grupos parlamentarios ha sido la portavoz de la CUP. Mireia Vehí ha compartido con Montero la necesidad de "no ahondar en la brecha" con la cuestión de la prostitución, pero ha advertido a la titular de Igualdad para que tenga "cuidado": "Cuando las demandas del movimiento se convierten en políticas públicas, las consecuencias que no hemos previsto van en contra de las personas a las que queríamos proteger".

Vox trata de dinamitar la comparecencia

Por esto, ha instado a Montero a que "nunca más se lleven a cabo políticas públicas sin las trabajadoras sexuales". "Hay que trabajar con ellas, huir de debates teóricos y hacer que se hable de derechos y de su día a día", ha asegurado Vehí. La Comisión de Igualdad ha vivido varios momentos tensos y broncos, durante la intervención de la portavoz de Vox en el órgano, Lourdes Méndez, a la que la presidenta de la comisión, Pilar Cancela, ha llamado al orden en una ocasión.

La diputada de Vox ha avanzado que su formación no va a participar en ninguno de los consensos que se aborden en la Comisión de Igualdad y ha cargado contra la ministra de Igualdad, acusándola de cuestiones como dar datos falsos o "meterse en la intimidad de los lechos".

La portavoz de la formación de ultraderecha ha puesto en duda las políticas de supervivencia de las mujeres víctimas de crímenes machistas: "¿Qué significa lo de la supervivencia de las mujeres, que están todas al borde de la muerte cuando están al lado de un hombre? ¿De qué desigualdad habla? Existe una desigualdad legal e injusta, una asimetría penal con los hombres. Ustedes utilizan los dramas y asesinatos para mantener su ideología para avanzar en la lucha de clases, para victimizar y colectivizar a todas las mujeres. Se han equivocado de época", ha asegurado.

La diputada de Vox ha continuado con su intervención asegurando que "las multinacionales están detrás del feminismo" y, casi al final de su discurso, le ha espetado a la ministra de Igualdad: "Mi razón no está corrupta como la suya. Su razón está ofuscada". Estas declaraciones han provocado la intervención de la presidenta de la comisión, que ha instado a la diputada a "mantener el decoro de la Cámara" y le ha advertido de que "no puede faltar el respeto a los comparecientes".

"Ustedes son los que se meten en la intimidad de los lechos cuando les dicen a las chicas que solo se pueden acostar con chicos y a los chicos que solo se pueden acostar con chicas. Conmigo como ministra van a saber que hay muchas formas de amar y que este país las respeta y las acoge todas", ha respondido Montero.

"Yo no sé si me he equivocado de época, pero en esta época y en la anterior ustedes han estado del lado de quien perseguía a bolleras, divorciadas, homosexuales y a todas aquellas personas que no pensaban como ustedes", ha zanjado la ministra de Igualdad.

Más noticias de Política y Sociedad