Público
Público

Marlaska evita definir un protocolo para las devoluciones en caliente tras la sentencia de Estrasburgo 

El ministro del Interior recuerda en el Congreso que su intención es la de elevar la altura de las vallas de Ceuta y Melilla en un 30% y quitar las concertinas, y asegura que una de las prioridades del Gobierno es la supresión de la Ley Mordaza.

Fernando Grande-Marlaska Congreso
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este lunes en el Congreso / EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha evitado especificar este lunes si su Ministerio dará instrucciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en materia de las denominadas devoluciones en caliente, tras avalar el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) esta práctica.

El ministro ha comparecido en el Congreso a petición propia en la Comisión de Interior para explicar los ejes de trabajo de la legislatura de su ministerio. Las políticas migratorias y fronterizas han copado buena parte de la comparecencia, y la mayoría de los portavoces de los distintos grupos le han preguntado a Grande-Marlaska sobre los pasos a seguir después del cambio de criterio de Estrasburgo sobre las devoluciones en caliente.

El diputado de Bildu Jon Iñarritu le ha preguntado expresamente "cómo va a actuar Interior tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos respecto a las devoluciones en caliente". "¿Las van a multiplicar?" "¿Las van a censar?" "¿Va a pasar las instrucciones por escrito a los agentes sobre cómo actuar?", ha cuestionado el parlamentario.

Otros grupos le han preguntado sobre la valoración que realiza de la sentencia. Sin embargo, Marlaska ha evitado contestar expresamente sobre las actuaciones y directrices que seguirá su Ministerio a raíz de la sentencia de la Justicia europea. El titular de Interior ha destacado que la sentencia "manifiesta que la violencia es un límite al ejercicio de los derechos fundamentales y la importancia de tener mecanismos en frontera y en el ámbito consulados y embajadas para que pueda haber solicitudes efectivas en términos de protección internacional".

"Esas son las pautas que establece la sentencia, el no ejercicio de la violencia, y que España cuenta con mecanismos suficientes para asistencia en frontera de las personas solicitantes de protección internacional", ha proseguido. El ministro ha asegurado que las políticas migratorias le ha llevado el "70% de los esfuerzos y del tiempo" de su equipo ministerial y que en la actualidad se encuentran trabajando en un sistema de asilo común para toda Europa.

"Les garantizo que hay un respeto absoluto en materia migratoria y en todo el ciclo migratorio a los derechos humanos sin ningún tipo de vulneración. Este es un país de asilo y refugio. Se han multiplicado por cinco en los últimos años las peticiones de protección internacional. En 2019 recibimos 118.000 peticiones de protección internacional y ya hemos resuelto casi 60.000 expedientes, aunque tenemos muchos pendientes", ha explicado.

8.000 chalecos para Guardia Civil y 5.000 para Policía Nacional

El ministro del Interior ha recordado, como ya hiciera hace un año, que la intención del Ejecutivo es la de "garantizar la seguridad de las fronteras" desde el respeto a los derechos humanos. Por eso, ha insistido en que se retirarán las concertinas y cuchillas de las vallas de Ceuta y Melilla, y se subirá en un 30% su altura.

Esta reforma formará parte de un proceso integral de reformas en los puestos fronterizos que incluirá, entre otras cuestiones, nuevos sistemas de circuito cerrado de televisión, herramientas de reconocimiento facial y otros soportes y ayudas  de carácter tecnológico para los agentes.

Marlaska también ha hablado sobre otras cuestiones relativas a sus ministerios, como la equiparación salarial entre cuerpos policiales o la reforma de la ley de seguridad ciudadana. El ministro ha calificado la denominada ley mordaza como una norma "fallida" y ha asegurado que una de las prioridades del Ejecutivo es su derogación.

"Hay que sustituirla por una nueva ley moderna que ofrezca un marco de actuación para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, generándoles certidumbre", ha explicado. También ha desvelado algún dato de Interior, como la adquisición de 8.000 chalecos para la Guardia Civil y de 5.000 para la Policía Nacional