Público
Público

La industria armamentística española vendió más de 2.800 millones a los países involucrados en la guerra de Yemen

La coalición liderada por Arabia Saudí llevó a cabo más de 700 ataques aéreos en febrero. Las principales empresas españolas acaban de participar en una gran feria armamentística en Riad, donde contaron con el apoyo de la Embajada. 

Bombardeo en Sanaa
Varios hombres observan los restos de un edificio bombardeado en la ciudad yemení de Sanaa el pasado 14 de febrero. Khaled Abdullah / REUTERS

Los misiles siguen cayendo sobre Yemen. A las puertas de cumplir siete años en guerra, este país de Oriente Próximo es hoy testigo del incremento de los ataques lanzados desde el aire por la coalición militar que lidera Arabia Saudí. Según datos de la ONG Yemen Data Project, actualmente se registran los bombardeos más intensos desde 2018.

"Yemen sufre el periodo más largo de bombardeos intensos en cuatro años. Los ataques aéreos continúan a un alto ritmo con víctimas civiles casi tres veces por encima de la media de 2020/2021", señala el último reporte de esta organización  civil, en el que indica que solo en el mes de febrero "la coalición saudí llevó a cabo al menos 200 incursiones aéreas y hasta 716 ataques aéreos individuales".

Los ataques dejaron un saldo de 15 víctimas civiles, lo que supone una cifra "casi tres veces superior a la media mensual observada en los 12 meses anteriores a la disolución de la supervisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a finales de octubre del año pasado". Yemen Data Project se refiere al Grupo de Eminentes Expertos (GEE) que hacía un seguimiento de la situación de este conflicto.

Yemen Data Project ha registrado al menos 200 ataques aéreos cada mes

"Desde el final del mandato de las investigaciones de crímenes de guerra del GEE de la ONU, Yemen Data Project ha registrado al menos 200 ataques aéreos cada mes, incluyendo el máximo de 401 en enero. Los últimos cuatro meses han sido el período más sostenido de bombardeos intensos (al menos 200 incursiones aéreas por mes) desde el tercer trimestre de 2018", apunta el informe, al tiempo que advierte sobre "una nueva tendencia" de incursiones aéreas llevadas a cabo por la coalición saudí.

Por su parte, el informe anual de la organización yemení independiente Mwatana for Human Rights sobre la situación de los derechos humanos en Yemen en 2021 señala que se produjeron 839 incidentes de daños a civiles y objetos de carácter civil en los que murieron y resultaron heridos más de 782 civiles entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021.

Mercado de armamento

En la ciudad donde preparan esos ataques acaba de celebrarse una inmensa feria armamentística. Riad ha acogido esta semana la World Defense Show, un megamercado de armamento en el que los grandes lobbies del sector militar han enseñado a sus clientes saudíes todo tipo de herramientas para usar en tiempos de guerra. 

El evento contó con la participación de 11 empresas españolas, entre las que se encontraban las principales compañías del sector de Defensa en este país. El Ministerio de Industria y Comercio otorgó subvenciones para apoyar la participación de las empresas armamentísticas en la feria, mientras que el embajador de España en Arabia Saudí, Jorge Hevia, mostró su apoyo a los expositores.  

No en vano, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos están entre los clientes más golosos de la industria armamentística española. Desde 2015 –año en el que empezó la guerra de Yemen–, la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso (JIMMDU) permitió ventas de armamento a ambos países por un importe superior a los 2.400 millones de euros –1.858,5 millones al régimen saudí y 603 millones a Emiratos–, mientras que las exportaciones ya concretadas a ambas monarquías absolutistas superan los 1.600 millones de euros.

Asimismo, las empresas españolas alcanzaron distintos negocios con otros países árabes que se sumaron a esta guerra –Egipto, Kuwait, Bahrein y Jordania–, por lo que la cifra global de exportaciones autorizadas al conjunto de la coalición militar supera los 2.800 millones de euros. En cuanto al importe de las ventas ya materializadas a ese conjunto de países, el total es de 2.026 millones de euros. 

Secretismo

La Secretaría de Estado de Comercio, que ocupa una de las sillas de la JIMMDU, ha negado en reiteradas ocasiones que las operaciones con Arabia Saudí impliquen cualquier tipo de vulneración al Tratado de Comercio de Armas suscrito por España y que impide vender armamento a países en guerra.

Sin embargo, las actas en las que aparecen datos concretos sobre dichas autorizaciones de venta de armamento tienen carácter secreto, lo que impide conocer los argumentos exactos que maneja el Gobierno –tanto el actual como sus antecesores– a la hora de permitir o rechazar las solicitudes de exportación.  

"Datos que matan"

Alberto Estévez, portavoz de Amnistía Internacional (AI) sobre comercio de armas sostiene que las cifras de Yemen Data Project sobre ataques aéreos en Yemen en febrero "son datos que matan".

"Estas informaciones confirman la intensificación del conflicto de Yemen, especialmente en enero de este año, un mes sangriento en que AI renovó su llamamiento a todas las partes para que se abstengan de llevar a cabo ataques indiscriminados y se aseguren de que no haya víctimas civiles y se eviten los daños a las viviendas, las instalaciones y las infraestructuras civiles", apuntó. 

En tal sentido, Estévez remarcó que "los ataques deliberados contra civiles y la destrucción injustificada de bienes son crímenes de guerra".​

Más noticias